El desembolso de los fondos europeos acumula retraso: el Estado solo ha repartido 18.000 millones de los 24.000 millones presupuestados para este año

El comisario europeo de Economía Paolo Gentiloni charla con la vicepresidenta económica española Nadia Calviño durante una reunión del Eurogrupo.
El comisario europeo de Economía Paolo Gentiloni charla con la vicepresidenta económica española Nadia Calviño durante una reunión del Eurogrupo.

Reuters

  • El Estado desembolsó hasta mayo 18.000 millones de euros en ayudas europeas del total de 24.000 millones presupuestados para 2021, aunque parte de los recursos no se repartirán hasta febrero de 2022.
  • El Banco de España y Funcas estiman que el gasto en ayudas europeas no alcanzará la mitad de lo previsto por el Gobierno, desplazando parte del estímulo a 2022 y retrasando sus efectos en la economía.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Pese a que los proyectos de inversiones y reformas que incluye el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de España ya han recibido el visto bueno de las autoridades europeas y de que el Gobierno ha adelantado los fondos para que el reparto de ayudas comunitarias se produzca cuanto antes, el desembolso de los fondos europeos que España tiene previsto recibir este año acumula retrasos que podrían reducir su impacto a corto plazo.

Así, el Gobierno había incluido en los Presupuestos Generales del Estado para 2021 la previsión de recibir 27.000 millones de euros del fondo Next Generation EU, que el Estado ha anticipado a través de emisiones de deuda, aunque finalmente esa cantidad se redujo a 24.000 millones ante los retrasos en la presentación de los planes nacionales de recuperación y las reticencias de Hungría, Polonia y los países bálticos a la aprobación de este fondo.

De esos 24.000 millones presupuestados, el Estado ha repartido hasta mayo unos 18.000 millones de euros, según cifras de ejecución presupuestaria del mecanismo de recuperación y resiliencia recogidas por El País, que destaca que parte de esas ayudas no se desembolsarán hasta febrero de 2022, lo que considera que puede limitar el estímulo a corto plazo a la recuperación económica que se pretende conseguir con estos fondos europeos.

En las convocatorias realizadas hasta el momento, el Estado ha repartido 7.000 millones de euros a las autonomías a través del decreto de ayudas directas a empresas, pymes y autónomos, 300 millones para actuaciones en Adif, 110 millones en proyectos de I+D, 90 millones para formación digital y turismo o 50 millones para inteligencia artificial, según el diario del Grupo Prisa, que precisa que varias de estas partidas aún deben aprobarse por el Consejo de Ministros o las comunidades.

Dentro de esas partidas que aún tardarán en traducirse en ayudas contantes y sonantes está el primer Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica (PERTE) aprobado por el Consejo de Ministros, con el que busca la reconversión del sector del automóvil para impulsar la fabricación del vehículo eléctrico y conectado a través de una inversión total de unos 24.000 millones de euros en el periodo 2021-2023.

El Gobierno centralizará la concesión de ayudas europeas en comités de expertos y en una plataforma de contratación abierta al público para garantizar la transparencia del reparto

Este retraso en el desembolso de los fondos no implica que se pierdan esas ayudas, dado que las ayudas europeas se reparten de forma plurianual, pero sí podría demorar el impacto que esos estímulos en la recuperación del tejido productivo, según El País, que añade que el Banco de España estima que el Estado repartirá este año menos de la mitad de los fondos previstos por el Gobierno, mientras que Funcas estima que se desembolsarán apenas 10.000 millones de euros.

Sin embargo, el director de Coyuntura de Funcas, Raymond Torres, ha asegurado al periódico que el retraso no es preocupante si se debe a una correcta selección de los proyectos que recibirán ayudas europeas, mientras que el socio de EY Insights Juan Pablo Riesgo ha augurado que tras el verano se acelerará la publicación de convocatorias de ayudas y licitaciones de contratos financiados con fondos europeos, aunque destacando que sus efectos se concretarán mayoritariamente en 2022 y 2023.

Otros artículos interesantes:

La Comisión Europea aprobará este miércoles los planes de recuperación de España y Portugal antes de que los jefes de Estado de la UE los ratifiquen en julio

El Gobierno anticipa el reparto de ayudas europeas a las autonomías a una semana de aprobar el plan de recuperación que enviará a Bruselas

Bruselas asegura que Hungría y Polonia no podrán bloquear la distribución de ayudas europeas para la recuperación de la crisis del coronavirus

Te recomendamos

Y además