El "fracaso" de TikTok para frenar la desinformación en las elecciones de Kenia, según un estudio, presagio de lo que puede estar por venir

TikTok no consigue frenar la desinformación electoral en los prolegómenos de las elecciones generales en Kenia.
TikTok no consigue frenar la desinformación electoral en los prolegómenos de las elecciones generales en Kenia.
Rafael Henrique/SOPA Images/LightRocket vía Getty Images.

A medida que se acercan las elecciones generales en Kenia, TikTok se está convirtiendo en una fuente de información sobre política. Pero una nueva investigación muestra que la falta de una moderación eficaz de los contenidos por parte de la plataforma está permitiendo que millones de usuarios de la región consuman vídeos que son intencionadamente engañosos y algunos que incluso incitan a la violencia.

La popular aplicación de redes sociales ha estado desarrollando su audiencia en África desde al menos 2020, con un enfoque particular en Nigeria, Sudáfrica y Kenia, según un artículo de Quartz. 

Ahora, Odanga Madung, becario de la organización sin ánimo de lucro Mozilla, ha llevado a cabo una nueva investigación sobre la desinformación política en Kenia en TikTok, descubriendo que actúa como "un foro de desinformación política rápida y de gran alcance". Según el informe, TikTok es ahora la aplicación más descargada en el país.

"Está claro que TikTok es la nueva fuente de información y los kenianos la utilizan mucho para conectar con los políticos y consumir contenido político", explica Madung a Business Insider. La creciente popularidad de la aplicación en el país está "cambiando fundamentalmente el panorama de los medios de comunicación", añade.

La historia política reciente de Kenia es tensa y Madung señala que los políticos de ese país son conocidos por "utilizar una retórica imprudente e incendiaria en medio de la escalada de tensiones tribales entre los ciudadanos kenianos".

Después de las elecciones presidenciales de 2017, Human Rights Watch denunció que se produjeron "graves violaciones de los derechos humanos", ya que la policía golpeó e incluso mató a ciudadanos que protestaban por la reelección de Uhuru Kenyatta, actual presidente del país. 

La reacción a las elecciones de 2007 en Kenia fue aún más violenta, con el resultado de más de 1.300 personas muertas, la mayoría a manos de la policía. En respuesta, se puso en marcha una forma de gobierno revisada. 

El actual ciclo electoral de Kenia se ha bautizado como "los buscavidas contra la dinastía" y las tensiones se agolpan a medida que las cuestiones de clase y etnia se convierten en el centro de algunas campañas y propuestas legislativas.

Utilizando una muestra de 130 vídeos de TikTok de 33 cuentas de desinformación política sobre las próximas elecciones, incluidos contenidos manipulados, discursos de odio y llamamientos a la violencia, Madung ha descubierto que esos vídeos habían sido vistos 4 millones de veces. 

Esto es algo que califica como "la punta del iceberg de lo que hay en la plataforma".

TikTok está siendo un pozo de desinformación sobre la guerra entre Rusia y Ucrania, según varios investigadores

"Se está llevando a cabo una campaña de desinformación muy sofisticada en la plataforma, que incluye contenidos de vídeo hábilmente producidos y anuncios de ataque que vomitan afirmaciones falsas sobre los candidatos, al tiempo que amenazan a diversas comunidades étnicas", cuenta Madung. "Muchos de los vídeos están obteniendo una audiencia superior a la de sus seguidores". 

Según los investigadores, esto sugiere que el contenido puede estar ganando la amplificación del algoritmo en la página "Para ti" de TikTok.

Aunque todos los vídeos y las cuentas que utilizado Madung permanecían en la plataforma cuando completó su investigación, un portavoz de TikTok ha asegurado a Business Insider que todos han sido eliminados desde entonces.

"Estamos comprometidos a proteger la integridad de nuestra plataforma y tenemos un equipo dedicado a trabajar para salvaguardar TikTok durante las elecciones de Kenia", ha remarcado el portavoz. 

TikTok también está trabajando con la agencia France-Presse en Kenia y tiene la intención de desplegar nuevas características allí, como una guía electoral y etiquetas de contenido, para que los usuarios se conecten con "información autorizada".

Sin embargo, para Madung, la prolongada existencia y la aparente popularidad del tipo de contenido político que ha encontrado en TikTok, junto con el "escaso compromiso público" de la empresa, muestra que "este asunto claramente no se está tomando en serio". 

La investigación de Madung ha revelado que muchos de los vídeos contenían "amenazas explícitas de violencia" contra algunas comunidades étnicas asentadas en la región del Valle del Rift, foco de violencia tras las elecciones de 2007. Antiguamente, era una gran provincia, pero fue dividida en condados separados en 2013. 

Un vídeo en el que se ve a William Ruto, candidato a la presidencia y actual vicepresidente de Kenia, con un pie de foto en el que dice que "odia" a los kikuyu asentados allí y "quiere vengarse", tiene casi 500.000 likes. 

Otro vídeo de un anuncio de detergente fue alterado para que el narrador describiera negativamente y hablara de la "eliminación" de tribus como los kikuyus, los luhyas, los luos y los kambas. Y se publican imágenes "gráficas" de anteriores actos de violencia electoral para avivar las tensiones políticas.

En cuanto a los contenidos "sintéticos" o manipulados, la investigación de Madung ha destapado vídeos cortados con fragmentos de noticias incendiarias y narraciones falsas. 

También ha encontrado boletines de noticias falsos y encuestas diseñadas para que parecieran proceder de la Red de Televisión de Kenia, un tuit falso de Joe Biden y numerosas portadas de periódicos falsas, cada una de las cuales acumulaba decenas de miles de visitas en TikTok.    

Aunque los anuncios políticos están prohibidos en TikTok, los vídeos políticos se publican con hashtags como #siasa y #siasazakenya. Los vídeos con esos dos hashtags, "saisa" que significa "política", tienen más de 20 millones de visualizaciones, y siguen sumando, según Madung.

"En cambio, el mismo hashtag en Instagram tiene menos de 100 publicaciones y los vídeos más populares fueron vistos solo cientos de veces", alerta Madung.

TikTok está en el precipicio de un escándalo de desinformación que no se está controlando

Parte de la razón por la que se permite que el contenido prolifere en TikTok, según Madung, es una débil práctica de moderación de contenidos centrada en Kenia o en África en su conjunto.

Una antigua moderadora de contenidos de TikTok, Gadear Ayed, compartía con Madung que a menudo se asignaba a los moderadores trabajo en idiomas y países que no entendían, junto con exigencias de rapidez debido al gran volumen de contenidos que había que revisar, a menudo al menos 1.000 vídeos al día. 

De hecho, en una ocasión se le encargó la moderación de entradas en hebreo, a pesar de no conocer el idioma. Ver los vídeos a 3x de velocidad era una práctica normal para los moderadores.

"No teníamos ninguna forma de identificar si un vídeo era real o falso", apuntó Ayed en el informe. "El proceso de moderación es muy rápido y TikTok no quería que pasáramos mucho tiempo comprobando si el contenido es real o no".

Aunque plataformas como Facebook y Twitter también han sido utilizadas para avivar las tensiones políticas en Kenia, ambas plataformas han trabajado para mejorar su moderación de contenidos. Según Madung, TikTok está optando por ignorar el trabajo que han hecho otras plataformas.

"TikTok está fallando en su primera prueba real en África", dice. "En lugar de aprender de los errores de plataformas más consolidadas como Facebook y Twitter, TikTok está siguiendo sus pasos, contribuyendo a la contaminación de un entorno informativo antes de unas delicadas elecciones africanas". Las elecciones en Kenia están previstas para el próximo mes de agosto.

Otros artículos interesantes:

La guerra del copia y pega entre las redes sociales se recrudece: TikTok lanza la suscripción en directo, una función idéntica a la que tiene Twitch

La guerra en Ucrania desata una oleada de desinformación en redes sociales, con cientos de vídeos y sonidos de supuestas zonas de guerra publicados sin filtro

Spotify usará alertas en podcasts que traten el coronavirus para tratar de combatir la desinformación tras su polémica con Joe Rogan y Neil Young

Te recomendamos