Me acaban de despedir de Meta: sabíamos que habría más recortes antes incluso de que Zuckerberg lo dijera, pero la gestión de los despidos ha sido muy fría

Sarah Jackson
| Traducido por: 
Mary Prescott asegura que ella y sus compañeros de equipo se despidieron unos de otros anticipándose a los últimos despidos de Meta.
Mary Prescott asegura que ella y sus compañeros de equipo se despidieron unos de otros anticipándose a los últimos despidos de Meta.

Mary Prescott

  • Mary Prescott acaba de ser despedida de Meta después de que la empresa anunciara que iba a recortar 10.000 puestos de trabajo más.
  • "En cierto modo, es un alivio saber por fin cuál es nuestro destino", asegura. "Pero al mismo tiempo, es realmente triste". 

Este artículo está basado en una conversación con Mary Prescott, reclutadora de Meta, afectada por los últimos despidos de la empresa. El texto ha sido editado por motivos de extensión y claridad.

Tras la primera oleada de despidos de Meta en noviembre, estaba muy nerviosa. Fue chocante ver la cantidad de compañeros a los que habían echado. 

Supuse que me despedirían a mí porque tan solo llevaba en Meta desde el verano. Pero me libré de formar parte de la primera tanda de recortes de personal. Sin embargo, como reclutadora de talento profesional y al estar en una congelación de la contratación, no podía hacer muchas de las cosas para las que me cogieron. 

Así que estando en una situación en la que tenía muy poco trabajo, me sentía muy mal de que hubiesen despedido a mis otros compañeros que llevaban mucho tiempo trabajando en Meta. Empecé a preguntarme constantemente por qué seguía ahí, por qué no me habían echado a mí. 

Los despidos masivos de Meta no son culpa de la inestabilidad económica o de la inflación, sino de los errores cometidos por Mark Zuckerberg

Pero teniendo en cuenta que sabíamos que habría más despidos, tanto yo como mi equipo sabíamos que seríamos los siguientes. Fue como estar en el limbo durante meses, esperando a ver qué pasaba.

Durante todo este tiempo la moral ha estado por los suelos, se había vuelto complicado dedicarse a los proyectos a largo plazo y mantener una actitud proactiva, sabiendo que nos quedaba poco para perder nuestros trabajos.

A principios de año, cuando Mark Zuckerberg anunció que este sería el "año de la eficiencia", sabíamos que era otra forma de decir que habría más despidos, así que cuando me echaron no fue un shock total, pero la forma en que se hizo nos pareció muy fría y mirando solo por la empresa. 

Cuando se confirmaron más despidos la semana pasada, habíamos leído noticias en diferentes medios donde se había filtrado que la nueva ola de recortes de personal se avecinaban, pero internamente, las preguntas de los empleados al respecto no fueron contestadas hasta el anuncio de Zuckerberg. 

Me sentí bastante decepcionada y frustrada por el tiempo que tardó la dirección en responder cuando la decisión ya estaba tomada.

Siendo un equipo de contratación sin apenas trabajo, mis compañeros y yo sabíamos que íbamos a ser los siguientes, pero no sabíamos exactamente quién se vería afectado y cuándo, así que nos reunimos antes de que todo sucediese para despedirnos por si acaso.

El martes por la noche escribí a muchos de mis compañeros y empezamos a hablar sobre los despidos que se avecinaban. No podía dormir porque sabía que empezaríamos a oír hablar de ellos por la mañana temprano, así que me levanté a las 4 de la mañana para hablar con la gente y tratar de saber qué pasaba.

A la mañana siguiente recibí un correo electrónico confirmando mi despido.

La indemnización ha sido bastante buena y en el correo había mucha información útil, pero aun así me pareció un acto muy impersonal y automatizado, lo que me hacía sentir que no era más que un número para ellos.

Entiendo que es difícil hacerlo personal en una empresa tan grande y con tantos trabajadores afectados, pero habría agradecido un correo electrónico de mi propio jefe si hubiera tenido esa información. Desgraciadamente, a él tampoco le dieron ninguna aviso sobre estos despidos, y de hecho, a él también le han despedido.

Ahora me preocupa muchísimo la búsqueda de trabajo y realmente no sé cómo me irá. Hay mucha competencia de toda la gente que se ha quedado sin trabajo y porque la contratación sigue congelada. Por ahora, intento actuar con inteligencia, ahorrar dinero, ser frugal y solicitar el paro mientras tanto, por si acaso.

El nuevo recorte de plantilla de Mark Zuckerberg podría minar por completo la poca moral que les queda a los trabajadores de Meta

Ya he estado echando mi currículum en varios sitios, pero en la mayoría de los casos, incluso en los anuncios de puestos de trabajo que se han publicado tan solo hace un día, ya había más de 100 solicitudes, lo cual no es lo típico.

El problema de Meta es que contrató a demasiados empleados en los últimos 2 años porque la tecnología estaba en auge, y probablemente, se cogieron demasiados reclutadores como resultado de ello. Pero también creo que también hay factores macroeconómicos más importantes que escapan a nuestro control y que están afectando a todo tipo de empresas.

Y, por supuesto, no es ningún secreto que Zuckerberg y la dirección están obsesionados con el metaverso, invirtiendo millones de dólares a algo que en realidad no les genera muchos ingresos. Es una apuesta del CEO, pero el resto de áreas de la compañía se están viendo afectadas por ella.

En cierto modo, es un alivio saber por fin cuál es nuestro destino, porque hemos estado en el limbo, sabiendo que esto se avecinaba desde hace tiempo, pero al mismo tiempo, el despido definitivo nos ha dejado realmente tristes y decepcionados.

Mis colegas de Meta son algunos de los pensadores más brillantes y creativos con los que he trabajado. Trabajar aquí ha sido una buena experiencia, pero estoy muy decepcionada por cómo ha terminado y por la forma en que la dirección nos ha comunicado los despidos.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.