El despido de un directivo de Credit Suisse por comunicarse con sus clientes mediante WhatsApp desata una gran conmoción en Wall Street: los banqueros temen perder sus empleos

WhatsApp; Getty Images; Samantha Lee/Business Insider
WhatsApp; Getty Images; Samantha Lee/Business Insider

La salida de un conocido banquero de inversión de Credit Suisse por el uso de una aplicación de mensajería no autorizada para comunicarse con los clientes, según un informe, está sacudiendo a algunos de sus compañeros en Wall Street. 

El martes, el Financial Times informó de que Anthony Kontoleon, antiguo jefe global de mercados de capitales de renta variable del banco en la oficina de Nueva York, dejó su puesto en abril, después de casi 3 décadas allí.  

Credit Suisse había decidido apartarlo de su cargo "después de que una auditoría de varias docenas de sus banqueros descubriera que había utilizado aplicaciones de mensajería personal para comunicarse con clientes", ha informado el FT, citando a personas con conocimiento del asunto. La auditoría del banco no encontró que Kontoleon hubiera compartido "información inapropiada", según el informe.  

David Hermer, director global de mercados de capital de renta variable y deuda de Credit Suisse, dijo al personal en un memorando en abril que Kontoleon le había comunicado que se marcharía "para buscar otras oportunidades", según el informe del FT.

Un representante de Credit Suisse ha declinado hacer comentarios a Business Insider para este artículo o responder a preguntas sobre la naturaleza de la salida de Kontoleon. No está claro qué aplicación de mensajería no autorizada utilizó Kontoleon. 

Kontoleon no ha respondido tampoco a una solicitud de comentarios de Business Insider.  

Los banqueros que han hablado bajo condición de anonimato en entrevistas con Business Insider han asegurado que la salida de Kontoleon les hace temer por sus propios puestos de trabajo. 

Dicen que utilizan WhatsApp con frecuencia, como muchos de sus colegas, para facilitar y mantener conversaciones casuales con clientes y colegas fuera de los ojos de sus departamentos de cumplimiento encargados de examinar cada mensaje enviado. 

Sin embargo, dudan de si pueden dejar de utilizarlos. 

Wall Street se encamina hacia un verano infernal, y los grandes inversores afirman que va a suponer un ajuste de cuentas casi bíblico para el mercado

Un banquero comenta a Business Insider que "AK", como le conocen sus colegas, era "uno de los banqueros de mercados de capital más respetados" de Wall Street. Este banquero añade que la salida de Kontoleon le "ha sorprendido".

Sin embargo, el hecho de que Kontoleon se haya ido por el asunto de cómo Wall Street interactúa con sus socios comerciales fuera de las plataformas internas de las empresas le pareció a este banquero una especie de nueva normalidad. 

El banquero escribió en un mensaje de WhatsApp: "Es la nueva realidad para la gente".

Sus reacciones a la salida de Kontoleon, que van desde la sorpresa y la preocupación hasta la confusión sobre cómo pueden utilizar estas aplicaciones, subrayan la complicada relación del sector financiero con WhatsApp —y con aplicaciones similares como Signal y WeChat— que ahora están en el punto de mira de los reguladores estadounidenses.

"Estoy pensando en borrar todas las conversaciones en todos los medios"

Wall Street lleva tiempo lidiando con banqueros y otros empleados que utilizan apps de mensajería no autorizadas para hablar con clientes y colegas. Pero la noticia de la marcha de Kontoleon llega en un momento en el que las comunicaciones de los profesionales de cara al cliente están bajo la lupa de los reguladores. 

El mes pasado, Bloomberg News informó de que la Comisión del Mercado de Valores de EEUU, SEC por sus siglas en inglés, había pedido a los bancos que revisaran los teléfonos personales de más de 100 negociadores y operadores. 

El informe siguió a una noticia de Reuters de octubre en el que se decía que la SEC había abierto una amplia investigación sobre las formas en que los bancos están supervisando las comunicaciones digitales de sus empleados para garantizar que los bancos están preservando los mensajes relacionados con el negocio. 

Los empleados de los bancos no son los únicos que utilizan estas aplicaciones para comunicarse. Los clientes también pueden preferirlas para conversaciones informales, y si las medidas de la SEC se intensifican, es posible que los empleados tengan que empezar a cambiar sus costumbres. 

"Estoy pensando en borrar todas las conversaciones en todos los medios", confiesa un banquero a Business Insider por WhatsApp. "Porque, literalmente, que yo hable contigo es un motivo de despido". 

 

El tema de la vigilancia de los empleados forma parte de una verdad universal del trabajo en Wall Street. La gente debe cumplir con estrictas regulaciones o enfrentarse a multas y otras medidas disciplinarias. Las empresas están obligadas a supervisar a sus empleados y a revisar sus comunicaciones comerciales para asegurarse, por ejemplo, de que no se informa injustamente a nadie de las operaciones que se producen en el mercado

La SEC, para ser claros, no se ocupa de las comunicaciones no relacionadas con el negocio, con colegas, clientes o incluso periodistas. 

Aun así, las líneas pueden ser fácilmente borrosas y los empleados que incluso involuntariamente manejan negocios en WhatsApp han creado efectivamente registros y libros no autorizados y no supervisados, afirma David Porteous, un socio de litigios de negocios en la firma de abogados Faegre Drinker en Chicago. 

"En la medida en que esas comunicaciones sean benignas, sigue siendo un problema de libros y registros y de sistemas de supervisión para la empresa", añade.

La ubicuidad de las aplicaciones de mensajería como WhatsApp no pasa desapercibida para los bancos. Son las plataformas a las que acuden "cantidades masivas de negocios entre instituciones financieras", comparte Oliver Blower, un exoperador de renta fija que ahora es director ejecutivo de VoxSmart, una empresa de vigilancia de las comunicaciones móviles.

"Para eso están las herramientas de vigilancia", dice Blower a Business Insider. "Para proteger a la gente buena de caer en el incumplimiento". 

"Lo hemos hecho siempre"

La confusión de algunos empleados proviene de lo que está permitido en aplicaciones de mensajería no autorizadas como WhatsApp. 

Un banquero asegura que hay "líneas borrosas" con lo que los bancos consideran actividad comercial, o si pueden seguir adelante y programar una reunión de almuerzo a través de WhatsApp con un cliente. 

Los banqueros pueden utilizar WhatsApp para coordinar la logística, como la organización de reuniones, pero no se supone que "lleven a cabo ningún negocio", señala esta persona a Business Insider. Un portavoz de Credit Suisse no ha querido aclarar la política de la empresa.

Un abogado laboral del sector de la bolsa que ha hablado con Business Insider  asegura que puede parecer una tontería considerar que actividades como concertar citas para comer son consecuentes. 

"Por otro lado, si hubiera una investigación interna, podría ser relevante si tal almuerzo tuvo lugar en tal día", remarcaba el abogado. 

Otro banquero que trabaja frecuentemente con clientes con sede fuera de EEUU estaba molesto por el informe del FT, en un mensaje a Business Insider por WhatsApp, señaló: "Esto apesta". 

Por qué las mentes más brillantes de Wall Street se van a Silicon Valley

"A mis clientes les encanta WhatsApp, así que es una molestia tener que ser más cuidadosos con el uso que le damos", añadió.

"Lo hemos hecho siempre, pero esta es la nueva norma, y si están tomando medidas enérgicas, prefiero mantener mi trabajo", decía este banquero, en referencia a las medidas enérgicas de los reguladores. Le preocupa que haya otras salidas en camino, confiesa.

El abogado laboral señala que las comunicaciones de los empleados también se han vuelto generalmente más difíciles de seguir debido a que hay más personas que trabajan a distancia.  

"Vivimos en un mundo cada vez más complicado y cada vez más estricto en cuanto a lo que se puede y no se puede hacer en este sector", concluye el abogado.

Otros artículos interesantes:

El pequeño y sucio secreto de Wall Street: los banqueros apuestan por Elon Musk, no por Twitter

Inversores de élite de Wall Street especulan sobre un posible cataclismo en la bolsa al que muchos no sobrevivirán

Wall Street se encamina hacia un verano infernal, y los grandes inversores afirman que va a suponer un ajuste de cuentas casi bíblico para el mercado

Te recomendamos