Expertos analizan las semejanzas y diferencias del fiasco cripto de FTX con el mayor colapso financiero del mundo, la caída de Lehman Brothers en 2008

Empleado de Lehman Brothers
Empleado de Lehman Brothers
E.O
  • Varios expertos dibujan comparaciones entre el colapso de la plataforma de cambio cripto FTX y el hundimiento de Lehman Brothers en 2008.
  • FTX anunció este viernes que iniciaba los trámites para declararse en bancarrota tras no lograr ser rescatada.
  • Estas son las dos similitudes entre los dos eventos y lo que la caída de FTX podría suponer para todo el sistema financiero.

FTX anunció este viernes que iniciaba los trámites para declararse en bancarrota, tras no lograr el rescate por parte de ninguno de sus rivales y con el miedo desatado en el mercado ante la posibilidad de que este desplome sea análogo a la caída del Lehman Brothers, pero para el mundo cripto.

En los años previos a la gran crisis de 2008, Lehman cargó en sus cuentas una enorme cantidad de deudas hipotecarias de alto riesgo. El valor de esos activos se desplomó con el colapso del mercado inmobiliario, provocando un efecto dominó que afectó a la economía de todo el mundo y generó la peor crisis económica conocida desde la Gran Depresión.

¿Puede la situación de FTX ser igual de mala? Probablemente no. Pero sí que genera muchos problemas.

Cuando el mercado inmobiliario estadounidense colapsó y algunas de las mayores instituciones financieras del mundo comenzaron a tambalearse, la Reserva Federal preparó un rescate para Bear Stearns, pero dejó que Lehman se hundiera. En el momento de su colapso, en septiembre de 2008, el banco era el cuarto más grande de EEUU y tenía 650.000 millones de dólares en activos.

De la quiebra de una firma tan grande como Lehman Brothers, con una amplia exposición a un mercado que se hundía y enormes riesgos por sus productos derivados y sus permutas de incumplimientos crediticios, se esperaban catastróficas consecuencias. Y así fue.

La crisis de 2008 provocó una destrucción generalizada de la riqueza, y desencadenó una profunda recesión que volatilizó billones de dólares.

El momento cripto Lehman Brothers

Ahora pensemos en FTX, que el pasado viernes presentó su solicitud para acogerse a la ley concursal estadounidense —conocida allí como capítulo 11—. En su declaración de bancarrota la plataforma lista activos que van desde los 10.000 hasta los 50.000 milllones de dólares, y reconoce más de 100.000 acreedores.

Aunque es infinitamente más pequeña que Lehman Brothers, la plataforma de Sam Bankman-Fried afronta problemas similares. En el ámbito contable, FTX estaba lastrada por un activo muy volátil, su token nativo, el FTT. Desde que un artículo de Coindesk reveló que las cuentas de Alameda Research, también de Bankman-Fried, tenían miles de millones de sus activos en FTT, las dudas sobre la solvencia de ambas firmas se desataron, provocando una salida masiva.

"Ha acabado siendo muy similar a Lehman por lo muy sobreapalancada que estaba", explica Brent Xu, fundador de la firma de blockchain Umee.

Es más, FTX puso los fondos de sus clientes como garantía de su propio negocio tanto para mitigar pérdidas como para atraer nuevos inversores. Cuando empezaron a llegar las solicitudes para salir de la plataforma, FTX no tenía los fondos necesarios para atender todas.

La noticia provocó que el Bitcoin se desplomara a los 16.000 dólares, su precio más bajo en 2 años. Otros tokens como Solana o Ether también cayeron, y la stablecoin Tether perdió su paridad con el dólar.

1.000 millones de dólares de clientes se volatilizan tras el desplome de la plataforma cripto FTX

El CEO de FTX, Sam Bankman-Fried.

"El ecosistema cripto se ha construido frágil por sus dependencias e interconexiones, igual que lo era el sistema financiero tradicional en 2008", indica Hillary Allen, experta en regulación financiera y profesora de Derecho en la American University.

Todo esto es malo, y hay grandes riesgos para aquellos que tenían el dinero en cuentas con FTX o invertía con Alameda. Pero comparado con lo que sucedió hace 14 años, parece improbable que el hundimiento de FTX provoque una crisis financiera global.

La economía todavía depende más de las finanzas tradicionales que de las criptomonedas tanto para las provisiones de crédito como para el procesado de pagos, por lo que cualquier batacazo se producirá únicamente en el sector, enfatiza Allen.

"El principal uso de las criptomonedas es la especulación, así que su fracaso no parece que pueda tener repercusiones más allá de su ecosistema, ya que el sistema financiero tradicional no se expone demasiado al mismo".

Aunque los eventos de la semana pasada afecten al mundo cripto, no está claro si tendrá repercusiones sistémicas: la caída de los precios puede ser una reacción del mercado temporal e instintiva.

"Este es un shock para el sistema, pero aun está por ver si el contagio impactará en lo cripto de la misma manera que la caída de Lehman lo hizo al mundo en 2008", destaca David Siemer, CEO de wave Financial, a Business Insider. "Está muy claro que empresas y plataformas ya no pueden salirse con la suya ocultando sus balances no solo a inversores, sino también a consumidores".

Qué es lo que pasará ahora en el ecosistema cripto

Es posible que la debacle de FTX marque solo el inicio de un ajuste más profundo en el mundo cripto,  en tanto que todavía pueden seguir cayendo otras fichas del dominó.

"Parece que estamos ante una nueva caída de márgenes, retiradas y fracasos de compañías y plataformas cripto", escribía un analista de JPMorgan el pasado miércoles.

La gran diferencia entre 2008 y esta semana puede acabar siendo quién acude al rescate: el ecosistema cripto no está conectado a la economía 'real' de la manera en la que las hipotecas lo estaban en 2008, lo que implica que estos hundimientos no son una preocupación real para gobiernos y reguladores. Pero también implica que uno de los actores más importantes, alguna vez visto como potencial respaldo de todo el mercado cripto, está ya fuera de juego.

"Lo que hace problemática a esta nueva fase de las retiradas cripto por el aparente colapso de Alameda Research y FTX es que se está reduciendo en el ecosistema el número de entidades con cuentas sólidas capaces de rescatar aquellas firmas con poco capital y un gran número de salidas", incidía JPMorgan.

Pensando en el mañana, las compañías pueden verse obligadas a cambiar su comportamiento, o los reguladores podrán hacerlo apretándoles las tuercas. 2008 marcó el inicio de una extensa revisión de toda la regulación financiera, con la aparición de nuevas agencias destinadas para vigilar los peores excesos que causaron el crac.

Bill Gates explica por qué no tiene ninguna criptomoneda

El cofundador de Microsoft, Bill Gates.

"Lo que sí vemos que es similar al caso Lehman es una aceleración regulacionista para proteger a los participantes de estos mercados, concretamente a los inversores minoristas, que pueden ser los más perjudicados", apunta Siemer, que predice que firmas más reguladas y atentas a la legislación emergerán como las grandes de la industria.

La confianza en el mercado seguirá siendo endeble por un tiempo, en tanto que los efectos del desplome de FTX se siguen haciendo notar. Un ejemplo de ello es el prestamista cripto BlockFi, que hace unos días anunció que paralizaba las peticiones de retirada de sus clientes y limitaría la actividad en la plataforma como resultado de todo el caos generado.

"Dada la falta de claridad sobre el estado de FTX.com, FTX US y Alameda, no tenemos la posibilidad de gestionar el negocio como normalidad", explicó BlockFi, asegurando que su máxima prioridad era proteger a sus usuarios y sus intereses.

"La industria debe madurar antes de que se recupere de lo sucedido, ya sea a través de nuevas regulaciones del gobierno sobre cómo interactuar con los criptoactivos, o mediante gestores de activos más sofisticados que permitan manejar el movimiento de grandes sumas", zanja Siemer.

Otros artículos interesantes:

1.000 millones de dólares de clientes se volatilizan tras el desplome de la plataforma cripto FTX

El fundador de Cardano y cofundador de Ethereum avisa: las grandes criptomonedas deben pasar por varios colapsos

Pesimismo en JP Morgan y Coinbase: la caída de las criptomonedas será duradera y se intensificará

Te recomendamos