Descubren uno de los mayores engaños en la historia de Wikipedia: cientos de artículos falsos inventados durante 10 años

hacker chino

Getty Images

No todo lo que aparece en internet es verdad. Así se acaba de demostrar, después de que se haya desvelado que cientos de artículos publicados en la Wikipedia china eran falsos.

Detrás de ellos se encuentra una misteriosa persona que responde al nombre de Zhemao, quien ha pasado la última década inventando sucesos históricos con todo lujo de detalles, mezclando realidad con ficción, hasta que ha sido destapado el que podría ser el mayor engaño en la historia de Wikipedia, informa la publicación china Sixth Tone.

Zhemao aceptó la llamada de colaboración que hace Wikipedia en busca de contribuyentes que escriban nuevos artículos o editen y mejoren los ya existentes ("si ya tienes experiencia en el resto de tareas, conoces los criterios de relevancia y dispones de fuentes fiables", matiza), pero lo hizo a su manera. 

De su cabeza salió la inexistente mina de plata de Kashin, a la que atribuyó todo un recorrido por los siglos que incluía su crecimiento como industria en la que trabajaban miles de esclavos, su impresionante riqueza disfrutada por los príncipes de Tver y los duques de Moscú, guerras en su nombre y un cierre en el s. XVIII "por estar agotada".

Es solo un ejemplo de la inventada historia rusa que plasmó a lo largo de 10 años, millones de palabras, 206 artículos creados y cientos más a los que contribuyó, así como varias cuentas falsas que difundieron los bulos y aportaron 'credibilidad' a lo que no había sucedido nunca.

Quien se dio cuenta del engaño no fue Wikipedia ni un historiador, sino Yifan, un escritor de novelas de fantasía que buscaba inspiración. En el proceso, empezó a ser consciente de que ni siquiera las entradas equivalentes en ruso eran tan completas (o no existían) como las chinas, y acabó descubriendo que la mítica mina de plata de Kashin no era real.

"Las entradas de la Wikipedia china, más detalladas que las de la Wikipedia inglesa e incluso la rusa, están por todas partes. Personajes que no existen en la Wiki ruso-inglesa aparecen en la Wiki china, y estos personajes se mezclan con figuras históricas reales, de manera que no se distingue lo real de lo falso", explica Yifan en Zhihu, plataforma de preguntas y respuestas.

Finalmente, una investigación de Wikipedia ha destapado y eliminado las cuentas y noticias falsas, aunque admite que "todavía puede haber entradas afectadas, y la información falsa relacionada puede haberse extendido a otras plataformas", recoge Sixth Tone.

Lo que aún no se conoce es quién es realmente la persona que está detrás: Zhemao —al que algunos internautas denominan 'el Borges de China'—, es uno de sus alias. Su perfil borrado señalaba que es hija de un diplomático destinado en Rusia, con una licenciatura en historia rusa, pero posteriormente ha dicho ser una ama de casa con el título de secundaria.

Todo partió, según cuenta la autora en una disculpa publicada en la Wikipedia inglesa, de la intención de llenar los huecos informativos que quedaban en las primeras entradas que editó: "Como dice el refrán, para contar una mentira, hay que contar más mentiras. Me resistí a borrar los cientos de miles de palabras que escribí, pero, como resultado, acabé perdiendo millones de palabras, y un círculo de amigos académicos se derrumbó".

"Los problemas que he causado son difíciles de compensar, así que quizá la única opción sea una prohibición permanente. Mis conocimientos actuales no son suficientes para ganarme la vida, así que en el futuro aprenderé un oficio, trabajaré honestamente y no volveré a hacer cosas nebulosas como esta", asegura.

Otros artículos interesantes:

Rusia exige a Wikipedia que retire información sobre la guerra de Ucrania que considera "inexacta", y amenaza con una multa de 43.000 euros

La Wikipedia como filón para potenciar el turismo: un estudio sobre 135 ciudades españolas concluye que la mejora de una página en la plataforma puede suponer 160.000 euros de ingresos extra al año

Un ejecutivo de Facebook culpa a los "seres humanos" de la difusión de la desinformación, argumentando que cada uno elige qué creer y qué compartir

Te recomendamos