Pasar al contenido principal

Destino Moncloa: las ocho estaciones de Pedro Sánchez

Pedro Sánchez Congreso
Getty Images

La llegada del líder socialista a La Moncloa no ha sido un camino de rosas. Pedro Sánchez se ha enfrentado a numerosos obstáculos hasta convertirse en presidente del Gobierno.

A finales de 2016, Sánchez era un cadáver político. Anunció que abandonaba el acta de diputado del PSOE, tras renunciar a la secretaría general del PSOE, defenestrado por su propio partido. Poco podían imaginarse Pedro Sánchez y su entorno que, menos de dos años después, sería el nuevo inquilino de La Moncloa.

Estas son las paradas que ha realizado el primer presidente que alcanza el poder sin ser diputado.

Elaboración propia/Editor: genial.ly

1ª estación: Del Club de Baloncesto Estudiantes al PSOE

Sánchez nació el 29 de febrero de 1972 en el madrileño barrio de Tetuán. Estudió en el Ramiro de Maeztu y jugó al baloncesto en el Estudiantes hasta los 21 años.

Tras la victoria de Felipe González en 1993, Sánchez decidió afiliarse al Partido Socialista y comenzó su carrera política.

2ª estación: Inicios políticos

Se licenció en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad Complutense de Madrid y se doctoró en Economía por la Universidad Camilo José Cela.

En el año 2000 fue uno de los delegados en el 35º Congreso Federal del PSOE, en el que salió elegido José Luis Rodríguez Zapatero como secretario general.

Su primer cargo público fue el de concejal del Ayuntamiento de Madrid, al que accedió en 2004 a pesar de no lograr el acta en las elecciones, tras la renuncia de Elena Arnedo.

3ª estación: Diputado de rebote

Fruto de la buena fortuna fue también su entrada en el Congreso. En las elecciones de 2008, ocupó el puesto 21 en las listas socialistas, pero se quedó a las puertas hasta la renuncia de Pedro Solbes en 2009.

En las elecciones de 2011, volvió a quedarse fuera del Congreso, pero regresó al hemiciclo gracias a la renuncia de Cristina Narbona, que se marchó al Consejo de Seguridad Nuclear.

4ª parada: Secretario general del establishment

Aterrizó en la primera línea de la política nacional siendo el hombre de confianza de Alfredo Pérez Rubalcaba.

Pedro Sánchez Bcn
Flickr / PSC Barcelona

En 2014 anunció su candidatura a la secretaría general del Partido, aupado por Susana Díaz, que consideraba que aún no era el momento de presentarse. Ganó por el 48,6% de los votos a Eduardo Madina y José Antonio Pérez Tapias y meses después oficializó su candidatura a la presidencia del Gobierno.

5ª parada: Las elecciones 2015, su primera gran oportunidad

Los comicios de diciembre de 2015 dejaron un escenario fragmentado en el que solo Sánchez se atrevió a intentar la investidura tras alcanzar un pacto con Ciudadanos y con Podemos en contra.

En aquella ocasión, la formación morada negó el apoyo que ahora sí le ha brindado a Sánchez, acusándole de querer formar una “gran coalición” con los populares.

6ª parada: La amenaza del sorpasso y la dimisión

Después de una ardua campaña electoral en la que Podemos se acercaba cada vez más a el PSOE, el partido socialista resistió en el segundo puesto, aunque seguido muy de cerca por la formación morada. Obtuvo, eso sí, los peores resultados de su historia, algo que Rajoy le afearía en varias ocasiones a Sánchez durante la moción de censura.

Tras la repetición de elecciones, Rajoy volvió a ser nombrado presidente del Gobierno con el apoyo de Albert Rivera.

7ª parada: El resurgimiento de un líder

Un traumático comité federal en octubre de 2016 abocó a Sánchez a dimitir como secretario general tras la renuncia de 17 miembros de la Ejecutiva.

Pedro Sanchez Getty
Getty Images

Ante la consigna del partido socialista de abstenerse en la investidura de Rajoy, Sánchez abandonó su escaño de diputado para no desobedecer a la comisión gestora ni traicionar su ‘no es no’.

Hace apenas un año, Sánchez se enfrentó a Susana Díaz y Patxi López para liderar el PSOE. Aunque la presidenta andaluza partía como gran favorita, las bases, volcadas con Sánchez, le auparon de nuevo al frente del partido socialista.

8ª parada: Gürtel, la oportunidad de una moción de censura

La demoledora sentencia de Gürtel propició una moción de censura socialista que ha prosperado con el apoyo de los partidos nacionalistas, a pesar de que los barones socialistas habían reclamado no traspasar esa línea.

Tras ser investido presidente, tendrá por delante una gestión difícil si gobierna, como pretende, con 85 diputados (84 del PSOE y uno de Nueva Canarias). La Mesa del Congreso, con mayoría del PP y Cs, y la mayoría absoluta de los populares en el Senado podrían torpedear los avances legislativos.

 Este artículo ha sido publicado originalmente por upday España
 Upday es la mayor app de noticias de Europa, exclusiva para smartphones de Samsung, con la que podrás seguir toda la actualidad y los mejores contenidos de los medios más relevantes en cualquier lugar.

Te puede interesar