La recaudación récord gracias a la inflación no logra amortiguar la enorme deuda española, que en julio alcanzó un nuevo máximo histórico

Fachada del Banco de España
Fachada del Banco de España

La deuda española continúa aumentando, y amenaza con poner en riesgo las finanzas públicas, tal y como advierten continuamente organismos como el Banco de España, el FMI o la Airef.

En julio, la deuda de las administraciones alcanzó los 1,48 billones de euros, un 0,8% más que el mes anterior, según los datos publicados hoy por el Banco de España.

Se trata de un nuevo máximo histórico, que se explica por el desembolso de gasto público realizado por el Gobierno. Primero, para amortiguar los efectos de la crisis del COVID-19 y, ahora, para limitar el impacto de una inflación galopante en la economía de los hogares.

Ni siquiera la recaudación récord de la Agencia Tributaria, fruto del incremento de la inflación, ha logrado mitigar la sangría de gasto. 

En el último año, la deuda pública ha crecido un 5%, con 70.805 millones de euros más, como consecuencia de los menores ingresos y los mayores gastos derivados de la crisis de la pandemia y más recientemente por la guerra en Ucrania.

El aumento de la deuda en julio se debe principalmente al crecimiento del endeudamiento del Estado, que ha tenido que asumir un esfuerzo extra de gasto debido al impacto de la crisis, así como el de las corporaciones locales.

Por el contrario, las comunidades autónomas y las Administraciones de la Seguridad Social vieron reducir ligeramente su endeudamiento durante el mes de julio.

En concreto, la deuda del Estado se situó en julio en 1,3 billones de euros, 12.929 millones más que en junio, un 6,8% más que hace un año. Los ayuntamientos incrementaron su deuda en 23.100 millones (un 2,8% más), mientras que las comunidades la aumentaron en un 1% (314.321 millones).

Por último, la deuda de las administraciones de la Seguridad Social se disparó un 8%, alcanzando los 99.184 millones de euros, debido a los préstamos concedidos por el Estado para financiar su déficit presupuestario.

Otros artículos interesantes:

Un otoño en llamas ante el riesgo de recesión o la amenaza energética rusa: 6 desafíos económicos por resolver en los próximos meses

Qué va a pasar con la economía en el segundo semestre: las ganas de vivir un verano histórico impulsan el crecimiento, pero se avecina un invierno complicado

¿Hay riesgo de una italianización de la deuda española? Cómo afecta la subida de tipos y la prima de riesgo a la economía

Te recomendamos