La deuda española alcanzará niveles monstruosos a mitad de siglo: el 190% del PIB por el gasto en pensiones

Una persona saca los brazos del mar mientras bucea
Getty

La deuda española ya alcanza niveles monstruosos. En septiembre tocó un máximo histórico con 1,43 billones de euros, llegando al 122% del PIB. Pero podría ser peor. Si no se toman medidas, la Airef alerta de que la deuda pública podría llegar al 190% del PIB para 2050, por el aumento del gasto estructural y en pensiones.

Ni las actuales condiciones favorables de financiación, con la artillería monetaria lanzada por el Banco Central Europeo en sus programas de compra masiva de deuda, ni un entorno de tipos de interés por los suelos lograrán amortiguar la losa de la deuda, explica la Airef.

La clave está en el gasto público. En parte, por el colchón fiscal lanzado por el Gobierno para amortiguar el batacazo sufrido por la crisis del COVID-19. Este es un problema que tendrán que afrontar todos los gobiernos del mundo tras lanzar un desembolso multimillonario de ayudas a empresas y trabajadores afectadas, y que de hecho ya ha llevado la deuda global a los 233 billones de euros en 2020, el 355% del PIB mundial.

En segundo lugar, está el gasto en pensiones. En los próximos años, el Gobierno tendrá que hacer un esfuerzo fiscal colosal para cubrir las necesidades de una población cada vez más envejecida. La próxima jubilación de la generación del baby boom disparará el gasto en pensiones, y también aumentará en Sanidad y dependencia por el envejecimiento demográfico. 

"La trayectoria ascendente de la deuda aumenta notablemente al sumar el gasto estructural relativo al envejecimiento poblacional, proyectando una ratio de deuda del 190% del PIB a mediados de siglo", avisa la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef), en su último Observatorio de Deuda

Sólo en septiembre, el gasto en pensiones contributivas ya supuso 10.233,8 millones de euros, el 12% del PIB, según datos del Ministerio de la Seguridad Social. A esta cifra habrá que sumar en los próximos meses el gasto de la Seguridad Social en 5.900 millones, por las medidas adoptadas por el Gobierno de indexar las pensiones a la subida del IPC y la revalorización prevista para el año que viene. 

Con la oleada prevista de jubilaciones de la generación de la explosión de natalidad se espera que este gasto en pensiones se dispare, mientras que cada vez habrá menos trabajadores para sostener el sistema de pensiones. 

De hecho, según las estimaciones del Banco de España, en 2050 España se habrá convertido en el país con la mayor tasa de dependencia de Europa. Esto quiere decir que el número de personas en edad de trabajar sosteniendo a cada pensionista casi se duplicará, pasando de tres trabajadores por cada pensionista, a tres trabajadores por cada dos pensionistas.

"La presión del envejecimiento demográfico sobre el gasto social debería abrir paso a la elaboración de un programa de consolidación fiscal a medio plazo en el que se combine una reforma fiscal con capacidad para aumentar los ingresos y una evaluación de los programas de gasto que permita ir reduciendo el déficit estructural", recomienda por su parte Funcas en su último número de Cuadernos de Información Económica.

A esto se le suma el problema de que el peso de la deuda sobre el PIB, ya en niveles históricamente altos, podría seguir aumentando. Mientras la deuda crece, el PIB aumenta con menor fuerza de la esperada, debido a una recuperación económica frenada por la crisis de suministros y la inflación. Esto, según Funcas, pone en duda los objetivos de deuda del Gobierno para finales de año, y que el Ministerio de Economía sitúa en el 119,5% del PIB, frente al 122,1% actual.

Según Funcas, mientras que en la eurozona el PIB del tercer trimestre estuvo sólo un 0,5 % por debajo del niveles prepandemia (2019), en España era aún un 6,6% inferior. "Todo apunta a que la recuperación está siendo más débil de lo esperado, y muy inferior al resto de países de la eurozona", añade Funcas, que también alerta del elevado déficit estructural, estimado en el 4,5% del PIB, entre los más elevados de la Unión Europea. 

Sin una "ambiciosa" reducción del déficit, la sostenibilidad de las finanzas públicas está en riesgo, avisa Funcas.

Otros artículos interesantes:

El planeta se ahoga bajo el peso de una monstruosa deuda de 220 billones de euros, que equivale a un 320% del PIB mundial

La deuda pública y privada española se ha disparado casi un 50% durante la pandemia: solo Grecia se ha endeudado más que España desde finales de 2019

La deuda pública supera los 1,41 billones de euros y su peso por habitante equivale a la renta media anual de los hogares durante 2020

Te recomendamos

Y además