Pasar al contenido principal

Las acciones de Deutsche Bank y Commerzbank suben un 4,14% y un 6,8% tras conocerse sus planes de fusión

Christian Sewing, CEO de Deutsche Bank.
Christian Sewing, CEO de Deutsche Bank. Reuters
  • Las acciones de Deutsche Bank y Commerzbank registran subidas en la apertura de la sesión tras conocerse sus planes para una posible fusión. 
  • En el caso de Deutsche Bank, las acciones han cerrado con un repunte del 4,15% mientras que las de Commerbank han acabado la sesión con una subida del 6,8%. 
  • Deutsche Bank confirmaba este domingo que la entidad ha iniciado negociaciones para fusionarse con Commerzbank. 

Un nuevo gigante bancario estaría en ciernes de nacer. Deutsche Bank y Commerzbank confirmaban este domingo que están en negociaciones para una posible fusión. Las acciones han terminado la sesión con subidas del 4,15%, mientras que las de Commerbank han acabado la sesión con una subida del 6,8%. 

De llegar a buen puerto la operación, el resultado sería un gigante bancario fruto de la unión de los dos mayores bancos de Alemania. Al mercado parece que le gusta la posibilidad de fusión entre ambos bancos, algo que venía tiempo rumoreándose, y las acciones de las dos entidades han comenzado la sesión con importantes repuntes.

La creación de un nuevo gigante bancario, de esos que en la crisis se han venido a denominar too big to fail —demasiado grande para caer— ha llevado a que las acciones de Deutsche Bank, el mayor banco de Alemania que lleva un tiempo arrastrando problemas, repunten en el comienzo de la sesión un 3,8%. Mientras que las acciones de Commmerzbank subían un 6,2% al comienzo de la jornada. 

En unos breves comunicados, las dos entidades confirmaban el domingo sus conversaciones formales que pueden acabar en una fusión. Deutsche Bank señalaba que están "revisando sus opciones estratégicas" de consolidación en el sector bancario alemán y europeo, para lo cual se centrarán en mejorar el "perfil de crecimiento" y en la "rentabilidad".

Leer más: Los bancos españoles han prescindido de 85.000 empleados en la última década y la tendencia no parece que vaya a cambiar ante la inminente revolución de los robots

Sin embargo, en el mismo comunicado la entidad lanzaba un mensaje de cautela porque apunta que solo se han iniciado las conversaciones y que no hay "la certeza" de que vaya a ocurrir la transacción. 

No obstante, Deutsche Bank alertó de que solo ha iniciado las negociaciones por el momento, por lo que "no existe la certeza de que vaya a ocurrir alguna transacción".

"Tenemos que valorar las oportunidades a medida que emergen", indicó el consejero delegado de Deutsche Bank, Christian Sewing, a los empleados del banco. "La consolidación en el sector bancario alemán y europeo es importante para nosotros, por lo que tenemos que valorar cómo queremos tomar parte en darle forma", añadió.

Una fusión que lleva tiempo rondando

Los comunicados pronunciados por ambas entidades eran la confirmación de unos rumores que la prensa germana llevaba tiempo publicando. Aunque hasta la fecha ambas entidades habían negado cualquier tipo de negociación y publicación. 

Se da la circunstancia de que el gigante Deutsche Bank atraviesa uno de los momentos más complicado desde que naciera en 1870 en Berlín. Aunque la entidad consiguió cerrar con beneficios los últimos resultados, tras varios ejercicios en números rojos el banco tiene todavía ajustes pendientes.

Deutsche Bank registró unos beneficios de 341 millones de euros en 2018, sus primeras cuentas en positivo desde 2014.  "Nuestro regreso a la rentabilidad muestra que Deutsche Bank está en el camino correcto", sacó pecho el consejero delegado Christian Sewing, que lleva en el cargo desde abril y ha puesto en marcha un plan para recortar más de 7.000 puestos de trabajo. 

Sin embargo, las cuentas anuales no son el único problema de la entidad alemana que se ha visto afectada por otras crisis reputacionales como el escándalo por la manipulación del Euríbor o las dudas sobre su solvencia.  

Los sindicatos advierten de las posibles pérdidas de empleo

La potencial fusión entre Deutsche Bank y Commerzbank amenaza con destruir hasta 30.000 puestos de trabajo, lo que supondría despedir a prácticamente 1 de cada 5 trabajadores de los 140.700 empleados que ambas entidades sumaban al cierre de 2018, según las estimaciones iniciales del sindicato Ver.di y organizaciones como el Centro Financiero de Baviera.

"Desgraciadamente tendríamos que asumir que en tal escenario habría un amenaza inmediata para 10.000 empleos y en el largo plazo hasta 30.000, especialmente en Alemania", indicó el responsable del área de banca del sindicato germano Ver.di, Jan Duscheck, en declaraciones a la cadena alemana 'n-tv', recogidas por Europa Press.

Te puede interesar