Pasar al contenido principal

Deutsche Bank perdió 12 veces más de lo que creía posible en un día de operaciones en Bolsa

Logo de Deutsche Bank [RE]
REUTERS/Toru Hanai
  • Deutsche Bank perdió 12 veces más dinero de lo que el modelo de riesgo predijo que podría perder en el peor de los casos en un solo día a principios de este año.
  • Las pérdidas, que han sido descritas como "muy inusuales" siguen sin tener explicación ninguna.
  • La noticia arroja dudas sobre las previsiones de riesgo y los controles internos dentro de Deutsche Bank, que ha tenido un año complicado.

Los operadores de la división del Deutsche Bank en Estados Unidos sufrieron pérdidas 12 veces más grandes de lo que sus proyecciones de riesgo calculaban que era posible perder  en un solo día.

La información que hacía referencia a esa sesión, que tuvo lugar a principios de año, fue incluida en una presentación realizada por el propio Deustche Bank, según informa Bloomberg.

"Hay dudas sobre que pasó ese día... Pero todo lo que sabemos es que las pérdidas de esta sesión fueron más de dos, tres, cuatro veces más grandes que nada que hayamos visto antes" dijo a Bloomberg TV el reportero Sonali Basak, añadiendo que fue algo "muy poco común".

Un portavoz del banco aseguró que "las pérdidas a las que la presentación se refiere están relacionadas con la volatilidad de los índices de renta variable que se gestionan globalmente".

"Esto ocurrió durante un período a principios de febrero, cuando se observaron movimientos significativos en la volatilidad de los índices bursátiles. El valor en riesgo en el día en cuestión era de menos de un tercio del valor en riesgo reglamentario que se cita en la presentación, que es un valor en riesgo de diez días. La relación entre beneficios y pérdidas fue positiva en el día y en el periodo de cinco días", afirma el banco.

El 19 de junio, el día previo a que salieran a la luz las noticias sobre las pérdidas en las inversiones, Deutsche Bank despidió a cinco de sus gestores de mercados emergentes.

El banco de origen germánico ha tenido un año lleno de desafíos, con la Fed catalogando a su filial estadounidense como una entidad "con problemas" en mayo. Deutsche Bank ha reducido partes de su negocio y despedido a cientos de empleados, con algunos de sus gestores estrella dimitiendo.

Te puede interesar