Pasar al contenido principal

Deutsche Bank se prepara para el Brexit: traslada parte de su negocio de Londres a Fráncfort

Bad news for the City of London?
Malas noticias para la City de Londres. Russell Boyce/Reuters
  • Deutsche Bank está trasladando alrdedor de la mitad de sus actividades de compensación de euros de Londres a Frankfurt, según ha adelantado el diario financiero Financial Times.
  • Es un duro golpe para la City de Londres, que corre el riesgo de entrar en decadencia como centro financiero global tras el Brexit.
  • El voto de Gran Bretaña a favor de la salida de la Unión Europea ha reavivado y reforzado estos argumentos.

Deutsche Bank ha iniciado sus planes para trasladar alrededor de la mitad de sus actividades de compensación del euro fuera del Reino Unido en un movimiento que es preocupante para aquellos que buscan defender el lugar de la City de Londres en el corazón de las finanzas europeas post Brexit.

De acuerdo con esta medida, anunciada en primicia por el Financial Times a última hora del domingo, Deutsche Bank repatriará las operaciones de compensación de euros a Fráncfort, donde tiene su sede central. Deutsche Bank, el mayor banco de Alemania, es uno de los cinco principales liquidadores de derivados de tipos de interés.

Las cámaras de compensación gestionan el riesgo de crédito, actuando como intermediarios en las operaciones de swaps (permutas financieras) y derivados para garantizar que se cumpla el contrato en caso de quiebra de una de las partes implicadas en la operación. La apertura de la legislación inglesa y el uso generalizado de la lengua inglesa han hecho de Londres un centro mundial de cámaras de compensación. En esta plaza se gestiona más del 70% del negocio diario de compensación de euros, equivalente a unos 930.000 millones de euros de operaciones al día, según un informe de la Cámara de los Lores.

Leer más: El sector bancario apuesta por que Londres perderá su liderazgo financiero en cinco años

Deutsche Bank ha trasladado sus volúmenes de compensación en euros de London Stock Exchange Group —con sede en la capital británica y propiedad de la Bolsa de Londres— a Eurex, filial de Deutsche Börse.

La entidad alemana confirmó la información del Financial Times el lunes por la mañana, con un portavoz que informó a Reuters que el banco ha trasladado una "gran parte" de sus actividades de compensación de euros fuera de Londres. Deutsche Bank se negó a hacer declaraciones cuando fue contactado por Business Insider Reino Unido. 

El banco hizo hincapié en que no se han trasladado los puestos de trabajo fuera de la ciudad. Stefan Hoops, coresponsable global de la cobertura institucional y de tesorería del banco, ha asegurado al Financial Times que "es la misma persona con sede en Londres la que se encarga de autorizar una transacción. Sólo estamos usando una cámara de compensación diferente".

Los peces gordos del sector financiero de la zona del Euro han insistido sistemáticamente que las actividades de compensación del euro debería tener lugar dentro de la región. Reino Unido ha tenido que defender repetidamente su derecho a liquidar estas operaciones, dado que el euro no es la moneda nacional. En 2015, Reino Unido ganó una batalla judicial histórica para continuar con las liquidaciones desde Londres.

El voto de Gran Bretaña a favor de la salida de la UE reavivó los llamamientos a favor de que el euro se retirara de Londres, pero hasta ahora eran pocos los síntomas reales de que los prestamistas y las cámaras de compensación estuvieran retirando sus operaciones de Reino Unido.

Leer más: Bruselas advierte seriamente sobre las consecuencias de un Brexit sin acuerdo

El traslado de las actividades de compensación de Deutsche Bank se produce en medio de una incertidumbre continuada y sin acuerdo sobre el futuro de la City de Londres tras el Brexit. A principios de julio, la UE supuestamente rechazó los últimos intentos del gobierno británico por aclarar la futura relación de la ciudad con la UE, alegando una amenaza sobre la "autonomía de toma de decisiones" del bloque.

Bajo la nueva relación propuesta por el gobierno, Gran Bretaña firmaría un sistema de la llamada "equiparación". El gobierno aseguró que tratará de mejorar los requisitos existentes para que las normas entre la UE y los países exteriores sean equitativas.

Te puede interesar