La DGT estrena la tasa 0,0 de alcohol: estos son los conductores que no podrán beber ni una gota

Un conductor da positivo en un test de alcohol
Getty

Beber antes de conducir es uno de los mayores peligros a los que te expones en carretera. No sólo sufres tú el riesgo, sino que aumentas las opciones de que otros usuarios se vean envueltos en un accidente.

La DGT controla de forma exhaustiva que los conductores cumplen con la tasa de alcohol máxima permitida, imponiendo controles de tráfico en los que hace pruebas de alcoholemia y drogas.

En uno de estos test no puedes superar los 0,5 gramos por litro en sangre. En el caso de conductores que llevan menos de 2 años con el carnet, el máximo es de 0,3 g/L de alcohol en sangre.

La justicia absuelve a un conductor que se negó a realizar un test de alcoholemia: la sentencia afirma que se vulneró su derecho a la presunción de inocencia

La sanción si la guardia civil de tráfico te pilla en dicho estado oscila entre los 500 y los 1.000 euros, dependiendo de la cantidad de alcohol ingerida y de la gravedad de la infracción.

Además, puedes llegar a perder hasta 6 puntos en el carnet de conducir si la infracción se considera muy grave.

Y esta no es la normativa más dura de la DGT en lo que se refiere al consumo de alcohol al volante: hay algunos conductores que no pueden beber ni una sola gota, pues la tasa límite para ellos es de 0,0.

Estos conductores no pueden beber nada de alcohol

A partir del 21 de marzo, día en el que entra en vigor la nueva ley de tráfico, algunos conductores tendrán que adaptarse a la tasa 0,0 de alcohol.

En concreto, son los menores de edad aquellos que no van a poder beber ni un sorbo de alcohol antes de conducir, tal y como ha recordado la DGT en sus redes sociales.

Hay que recordar que los menores de 18 años pueden conducir ciclomotores, bicicletas o patinetes eléctricos.

Es decir, cualquier persona que no haya llegado a la mayoría de edad y que vaya a montar en un patinete eléctrico o cualquier otro vehículo de movilidad personal (VMP) tendrá que hacerlo totalmente sobrio.

Los agentes de tráfico pueden pararte si conduces un patinete eléctrico, y tienen también la potestad de hacerte un test de alcohol y drogas si lo consideran oportuno.

Las multas económicas si das positivo van a ser las mismas que se imponen ahora al resto de conductores: entre 500 y 1.000 euros.

Eso sí, los conductores de patinetes no tienen permiso de conducción, así que en estos casos no se puede aplicar la pérdida de puntos. 

Como los infractores son menores de edad, serán sus padres o tutores legales los que tendrán que hacerse cargo del abono de la sanción. 

Otros artículos interesantes:

La multa de 200 euros que te pueden poner las cámaras de la DGT sin que te des cuenta

La DGT explica qué es el 'efecto pasillo' y cómo puede ayudarte a salvar vidas en carretera

La DGT aclara cómo debes sentarte en el coche para cansarte menos y que la conducción sea más segura

Te recomendamos