Pasar al contenido principal

Así es un día en la vida de una asistente personal para millonarios: desde programar y gestionar un viaje de lujo hasta elegir el Cartier perfecto

Jennifer wakes up at 7 a.m. and is out the front door by 8 a.m.
Jennifer King/Insignia

  • Jennifer King trabaja como asistente personal en Insignia, una empresa que ofrece un servicio de gestión de estilo de vida de lujo para millonarios (o incluso multimillonaria).
  • Insignia se fundó en Europa en 1996 y expandió su actividad a Estados Unidos el año pasado. Jennifer es una de las empleadas de la oficina de Nueva York.
  • Como asistente personal a cargo de varios clientes, dedica su día a día a atender las solicitudes que le plantean.
  • Esto incluye hacer cosas como recoger un reloj especial de la sala VIP de Cartier u organizar personalmente una reserva en algún restaurante de lujo, asegurándose de que su cliente obtenga tanto su mesa como su botella de champán favoritas.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Primero en Upday Cintillo

Cuando eres tremendamente rico, puedes permitirte el lujo de no preocuparte por cosas como tu aniversario de boda. Al menos, si eres miembro de Insignia.

Insignia es un servicio de conserjería personal para personas adineradas que se fundó en Europa en 1996. La compañía ha empezado a operar en Estados Unidos, abriendo una oficina en Nueva York en 2019 para atender mejor a la clientela que reside en el país.

El presidente de Insignia en Estados Unidos, Richard Lewis, contó a Business Insider, que  los clientes utilizan su servicio principalmente para reservar viajes. No obstante, sus asistentes personales pueden atender "todas y cada una de las solicitudes" que un miembro pueda pedir.

Leer más: 11 grandes multimillonarios que no van a dejar su fortuna a sus hijos

Así es un día normal en la vida de Jennifer, una de las asistentes personales de la oficina de Nueva York.

Jennifer se levanta a las 7 de la mañana y sale de su casa a las 8.

Jennifer wakes up at 7 a.m. and is out the front door by 8 a.m.
Jennifer King/Insignia

Si desayuna antes de salir, es siempre algo ligero.

"Para el desayuno, siempre tomo un yogur griego de vainilla o un plátano si he salido a comprar, cosa que no es habitual", explica Jennifer a Business Insider.

El trayecto desde la zona baja de Manhattan (donde vive) hasta la oficina supone entre 25 y 30 minutos en metro, algunos días más dependiendo de los retrasos.

Aunque técnicamente su horario no empieza hasta las 9 de la mañana, Jennifer procura llegar antes de las 8.30, aprovechando esa primera media hora para ponerse al día con los correos electrónicos y tomarse un café.

Though work doesn't technically start until 9 a.m., Jennifer aims to be in by 8:30 every morning and starts her day using that first half-hour to catch up on emails and get herself coffee.
Jennifer King/Insignia

"Otros empleados de Insignia llegan entre las 8.30 y las 8.59 de la mañana, pero si entras a las 9.01, llegas tarde, porque la reunión de por la mañana empieza exactamente a las 9 cada día", detalla a Business Insider.

Esta reunión diaria es para todos los empleados, incluida la alta dirección.

En este momento, Insignia (que empezó a operar en Estados Unidos a principios de este año) tiene unos 10 empleados en su oficina de Nueva York. Los expertos de la compañía en compras, viajes y restaurantes son los que se encargan del "trabajo de campo", atendiendo las solicitudes de los clientes en persona, mientras que los asistentes personales como Jennifer coordinan.

Para su primera solicitud, a Jennifer le toca dirigirse a Cartier para recoger personalmente un regalo.

For her first client request of the day, Jennifer has to head over to Cartier to personally pick up a gift.
Jennifer King/Insignia

La recogida es en la sala VIP de Cartier, un área privada para clientes que prefieren un poco de privacidad cuando compran joyas.

El regalo, un "reloj muy especial", es para celebrar el 15 aniversario de un cliente con su mujer.

The "very special watch" is a client's 15th-anniversary gift for his wife.
Jennifer King/Insignia

 

Después de Cartier, Jennifer se dirige al Polo Bar para confirmar una reserva para esa misma noche.

Jennifer then heads over to the Polo Bar to confirm a reservation for later that night.
Jennifer King/Insignia

El Polo Bar, el primer restaurante del diseñador Ralph Lauren en Nueva York, está considerado uno de los restaurantes más populares (y exclusivos) de la ciudad. El elegante establecimiento del centro de la ciudad, situado en East 55th Street, está especializado en cocina típica estadounidense y abrió sus puertas en enero de 2015.

Sierra Tishgart, de Grub Street, informó sobre la política de admisión del local, una de las más estrictas e irritantes de toda la ciudad según ella.

"A menos que seas un VIP conocido, es casi imposible conseguir una mesa, o incluso un asiento en la barra. Para simplemente pisar el interior del Polo Bar, se requiere una reserva y, si llamas para reservar una mesa, hay al menos un mes de espera", escribió Tishgart

En la agenda de Jennifer para el día pone: confirmar que la mesa es la favorita de su cliente en el Polo Bar. "Una mesa circular, situada al fondo, lejos del ajetreo" porque al cliente y su mujer "no les gusta estar cerca de la cocina o de las puertas", explica. Por suerte, está disponible. También se asegura de reservar una botella de Dom Perignon, el champán favorito de la esposa.

Después de la parada en el Polo Bar, regresa a la oficina.

After the Polo Bar stop, it's back downtown to the office.
Jennifer King/Insignia

Jennifer para en Starbucks de camino a la sede de Insignia. Comenta a Business Insider que la parada de la tarde es "imprescindible". ¿Su pedido habitual? Un café caliente tamaño grande con leche extra de almendras.

Después , Jennifer está lista para atender su tercera petición del día desde la comodidad de la oficina de Insignia.

Jennifer is able to handle her third client project of the day from the comfort of Insignia's office.
Jennifer King/Insignia

Su siguiente tarea es la de buscar las mejores estaciones de esquí en Japón para el próximo viaje de otro miembro de Insignia.

Japón se ha convertido en una alternativa popular a los Alpes en los últimos años tal como informó Business Insider ya en 2017. El centro turístico más grande del país es Niseko, un área en Hokkaido (la isla más septentrional y segunda más grande de Japón) reconocida por la consistencia y calidad de su nieve.

A continuación, Jennifer se dirige a Bergdorf's para recoger una chaqueta.

Next up, Jennifer heads over to Bergdorf's to pick up a jacket.
Jennifer King/Insignia

La opción que elige para el "viaje de esquí sorpresa a Japón" del cliente es un abrigo forrado de piel. El precio del artículo es de unos 3.500 euros.

Con los regalos de aniversario de Cartier y Bergdorf en la mano, Jennifer se dirige a uno de los helipuertos de Blade en Manhattan para entregarlos al cliente.

With the anniversary gifts from Cartier and Bergdorf's in hand, Jennifer heads off to one of Blade's Manhattan heliports to hand off the gifts to the member.
Jennifer King/Insignia

Blade es una aplicación que permite a los usuarios contratar vuelos privados o compartidos en helicóptero de corta distancia a aeropuertos y otros destinos cercanos. Es la opción de transporte favorita entre la clientela millonaria de Insignia.

Para entonces, se ha hecho tarde y Jennifer regresa a la oficina de Insignia.

By then, it's the late afternoon and Jennifer heads back to the Insignia office.
Jennifer King/Insignia

Tiene una reunión con otros asistentes personales y miembros del equipo para buscar la manera de sorprender en las próximas "solicitudes especiales". El equipo de asistentes personales de Insignia se reúne a menudo y realiza una lluvia de ideas colectiva para innovar, a pesar de que cada miembro de Insignia está asignado a un único asistente.

Después de la reunión, Jennifer se cambia de ropa y se viste más formal para dirigirse al Hotel Plaza para un evento privado.

After the meeting, Jennifer changes into more formal attire and heads off to the Plaza Hotel for a private member event.
Jennifer King/Insignia

El evento, que tiene lugar desde las 7.30 de la tarde hasta las 9.30, tiene lugar en el Rose Bar del Plaza, un lugar muy popular, según la propia Jennifer. Su función es garantizar que el evento del cliente se desarrolle sin problemas.

Además de ayudar a los clientes con sus celebraciones, Insignia también organiza sus propios encuentros para agasajar a sus miembros.

In addition to assisting with client-led events, Insignia also regularly gives back to its members by hosting seasonal member-appreciation events.
Jennifer King/Insignia

"Estos ocurren una vez por temporada. Nuestros clientes viajan mucho, por lo que se organizan cuando la mayoría están en Nueva York", indica Jennifer a Business Insider. "La ubicación del evento cambia cada vez. Insignia tiene una lista bastante pequeña en este momento (debido a la incorporación y exclusividad), por lo que hay alrededor de 12 a 15 miembros en total, además de sus cónyuges e invitados, junto con la mayoría de los empleados", añade.

Durante el evento, Jennifer tiene que salir para responder una solicitud urgente.

During the event, Jennifer has to step out to field an urgent client request.
Jennifer King/Insignia

No es raro que surjan emergencias de última hora y los asistentes personales deben estar listos para atenderlas en cualquier lugar, en cualquier momento. En este caso, se trataba de un vuelo perdido, un problema bastante común.

"La mayoría de las veces, cuando se trata de una emergencia, tiene que ver con la aviación, ya sea un avión privado o un vuelo comercial", explica Jennifer a Business Insider. "A partir de ahí, se trata solo de buscar una alternativa para llevarlos a su destino", agrega.

Al final, este problema se resolvió rápidamente: "Conseguimos un helicóptero que le llevó a un aeropuerto diferente para coger otro vuelo".

¡Y esto ha sido todo! Tras el final del encuentro, es hora de que Jennifer se vaya a casa.

And that's a wrap! After the event concludes, it's time for Jennifer to head home for the night.
Jennifer King/Insignia

Sale alrededor de las 10.30 de la noche.

Debido a lo tarde que es, opta por coger un Uber.

No todos los días son tan largos, este en particular lo fue por esta celebración nocturna. No obstante, el número de solicitudes (generalmente 3 o 4 importantes al día) es relativamente normal.

"Los asistentes personales generalmente intentan salir a las 6.30 de la tarde, pero si un cliente está de viaje o necesita arreglar algún asunto, se hacen las 7.30 u 8 de la tarde", cuenta Jennifer. Por supuesto, con los miembros de Insignia de EEUU (la mayoría de los cuales viajan mucho a Europa por negocios o placer), no es extraño recibir llamadas de emergencia a media noche.

"Recibo llamadas a las 3 de la mañana 3 o 4 veces a la semana. Básicamente estás de guardia a todas horas, con tu móvil en la mesita de noche en voz alta", admite.

"Aunque hay un departamento de control en Europa que está pendiente de las solicitudes de viaje durante la duración del trayecto de un cliente para darles alertas y coordinar movimientos, los asistentes personales intentan siempre tener un plan B para aquellos que son más propensos a los cambios de viaje de última hora", concluye.

Y además