Pasar al contenido principal

El día que Franco cambió la hora en España (y nuestro horario se desfasó para siempre)

Reloj
Nuestros horarios van mal Wil Stewart / Unplash

Este viernes el presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, confirmó que se propondrá oficialmente la eliminación del cambio de hora a la vista de los resultados de una encuesta a nivel comunitario en la que participaron 5 millones de ciudadanos con más de un 80% a favor de la supresión. El cambio de hora, pese a sus detractores, se hace en medio mundo desde 1942 para ahorrar energía.

En España el debate es diferente ya que la cuestión se centra en el huso horario: son muchos los que piden sincronizar la hora con Reino Unido y Portugal, es decir, retrasar una hora los relojes. Por la situación geográfica de nuestro país, ése es el horario que nos corresponde.

Meridiano
La península ibérica está, geográficamente, en el mismo huso que Portugal o Reino Unido Wikipedia Commons

Pero, ¿por qué vamos una hora por delante? ¿Por qué nuestro huso horario es el de Francia o Alemania si geográficamente nos corresponde otro? ¿Tiene esto algo que ver con nuestras costumbres y con que comamos tan tarde? La respuesta es sí: el horario español lleva desfasado desde tiempos de Franco. Concretamente, desde el 17 de marzo de 1940.

Lee más: Los riesgos mortales del cambio de hora por el horario de verano

El Boletín Oficial del Estado del 8 de marzo de aquel año publicó una orden que sigue vigente 78 años después: adaptó el horario de España al de Alemania.

Desde entonces, los relojes españoles, a excepción de las Islas Canarias, van una hora por delante de lo que les corresponde: de ahí nuestros famosas costumbres tardías, desde la hora del almuerzo al del prime time televisivo, que tanto sorprenden a quienes nos visitan. 

Si comemos a las dos es porque, de no haber hecho este cambio, aquí sería la una (la hora a la que almuerzan ingleses y portugueses, compañeros de huso horario geográfico).

La orden del BOE de 1940 que lo cambió todo decía: "Considerando la conveniencia de que el horario nacional marche de acuerdo con los de otros países europeos, y las ventajas de diversos órdenes que el adelanto temporal de la hora trae consigo, dispongo: el sábado 16 de marzo, a las 23 horas, será adelantada la hora legal en sesenta minutos".

Cambio de hora en España en 1940
Cambio de hora en España en 1940 publicado en el Boletín Oficial del Estado BOE

Como explicó el blog Simbenia en "El horario contra natura español" [el texto está disponible en este enlace], "a esa manipulación política del estándar horario hay que añadirle la decisión de suspender los cambios de hora propios del verano y del invierno, que no se retomaría hasta el cambio de hora de primavera del año 1942. De ese modo, los ciudadanos del Estado Español vieron cómo su horario se llegaba a retrasar de 2 a 3 horas respecto a lo que venían estando acostumbrados".

"Esta alteración horaria contra natura tuvo un impacto social tremendo y paulatino: la gente conservó sus horarios biológicos en su día a día, pero los relojes han venido marcando una hora que no les correspondía", continúa. "Y, a mayor distancia del Meridiano de Greenwich, mayor impacto del desajuste temporal. En cierto modo, la prueba palpable de la sinrazón de este desarreglo la encontramos en Portugal, estado que ha permanecido siempre en su huso natural (GMT/UMT) y en el que no se han producido los cambios socioculturales relacionados con el horario".

¿Necesita España unos horarios más "racionales"?

En 2016, el Partido Popular presentó, con el apoyo de PSOE y Ciudadanos, un paquete de medidas que incluía "la recuperación del huso horario GMT", el correspondiente al meridiano de Greenwich (que pasa por Zaragoza).

De esta forma, los horarios españoles pasarían a ser más "racionales" y a parecerse a los europeos, con las jornadas laborales finalizando a las 18.00 horas y el prime time televisivo siendo a las 21.00 en lugar de a las 22.00. La imposición en los relojes tendría que ir acompañada de un cambio de costumbres social — algo que, obviamente, llevaría más tiempo.

La reivindicación por la "racionalización" de nuestros tocados horarios viene de lejos. En 2003 se celebró el primer acto de la Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios Españoles y su Normalización con los de los demás países de la Unión Europea.

Esta asociación se opone al cambio de hora de este fin de semana y clama porque España cambie de "estilo de vida" para que el tiempo "no siga esclavizándonos", algo que también pasa por volver a nuestro huso natural, el GMT.

Entre las ventajas, recogen entre otras que "el sol saldría una hora antes favoreciendo un despertar natural", "adelantaríamos los horarios de comida y cena a la una y a las ocho de la tarde", "se fomentaría la jornada de nueve a seis" y "al comer más temprano, no sería necesaria la parada para desayunar a media mañana".

Te puede interesar