El dueño de Dia quiere refinanciar parte de su deuda y realizará una ampliación de capital de 200 millones

El presidente de Letterone, Mikhail Fridman
El presidente de Letterone, Mikhail Fridman
Reuters
  • Mikhail Fridman, el empresario ruso dueño de la cadena de supermercados Dia, pretende capitalizar 200 millones de la deuda que inyectó en junio de 2019 en la compañía, por la que cobra un 7% al año.
  • El magnate quiere  solicitar a las entidades bancarias que amplíen el vencimiento del crédito para proveedores por 71 millones de euros.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Mikhail Fridman, el empresario ruso dueño de la cadena de supermercados Dia, pretende capitalizar 200 millones de la deuda que inyectó en junio de 2019 en la compañía, por la que cobra un 7% al año. Como parte de este plan, el magnate quiere solicitar a las entidades bancarias que amplíen el vencimiento del crédito para proveedores por 71 millones de euros, tal y como firmó ese mes de junio de 2019.

El magnate ruso pretende darle un nuevo enfoque financiero al grupo un año y medio después de hacerse con su control, según ha publicado Cinco Días. En esta negociación no se contemplan los 900 millones de euros del crédito sindicado que vence en marzo de 2023.

En una reunión organizada la pasada semana, el empresario ruso y los bancos establecieron la intención de reforzar los fondos propios de Dia y que las entidades financieras le den un voto de confianza, ampliando el vencimiento del crédito de 71 millones de euros que expira en junio de 2021. Tal proceso requeriría de una ampliación de capital y, de hecho, en la última junta la compañía aprobó que se pudiera poner en marcha una operación de este tipo por el 20% sin derecho de suscripción preferente. 

Dia repartirá un bonus entre su cúpula directiva de 60 millones de euros de cumplirse los objetivos de su plan hasta 2022

En 2018, Dia, bajo la batuta de Antonio Coto y, posteriormente, de Borja de la Cierva, negoció con los bancos acreedores de la cadena de supermercados una solución para la compañía en el momento más delicado para las cuentas de la compañía a punto de quebrar. Una tesitura que salvó la Opa de Letterone, vehículo inversor de Fridman, en mayo pero que abrió la sospecha de una falsedad contable que se llevó al juzgado. En este momento, Dia estuvo a punto de entrar en concurso de acreedores. 

La compañía se encuentra inmersa en un plan de reestructuración que contempla la capitalización de una parte de la deuda que el grupo le debe al vehículo inversor de Fridman. A cierre del junio la deuda neta de Dia superaba los 1.250 millones de euros. 

Dia aumenta sus ventas un 2,5% en el tercer trimestre pese al cierre de tiendas

En este marco, los bonos son un elemento clave, según explica Cinco Días. Dado que los bancos fueron reticentes a dar un mejor tratamiento a los bonistas, los vencimientos del proceso de financiación se concretaron en marzo de 2023, cuando caducaban los bonos. Fridman pretende hacer valer los números de Dia y lograr mejores condiciones después de los bancos pidieran a la compañía una mejor solución para su deuda. 

LEER TAMBIÉN: Inditex, segunda en el mundo por cuota de mercado con un 2,5%: H&M le pisa los talones

LEER TAMBIÉN: La segunda vida de Dia en tiempos del coronavirus: su amplia red de tiendas se convierte en la gran baza para ganar cuota de mercado

LEER TAMBIÉN: La cara y la cruz de la distribución en España: Mercadona y Lidl refuerzan su cuota de mercado y Día pierde peso

VER AHORA: Los 10 vídeos más vistos en Youtube en España este año 2020