Pasar al contenido principal

Un día en la vida de un millonario hecho a sí mismo que se ha jubilado a los 33 años

Justin McCurry, junto a su mujer [RE]
Courtesy of Justin McCurry
  • El millonario Justin McCurry se jubiló a la temprana edad de 33 años.
  • En cualquier caso, tuvo algún problema por retirarse tan pronto: no se dio cuenta de que tardaría meses para estar a gusto "no haciendo nada".
  • McCurry se dio cuenta de que necesitaba vivir con un calendario cuando se retiró, así que sacó tiempo para todo, desde planear sus vacaciones y surfear, hasta jugar a videojuegos y socializar.

Si tus sueños sobre retirarte joven incluyen días en la playa, ponerte al día con los libros pendientes o disfrutar de esa afición que siempre has deseado desarrollar, debes saber que es más fácil decirlo que hacerlo, al menos al principio.

Justin McCurry se retiró hace cinco años siendo millonario a los 33 años. Su mujer y él habían pasado 10 años aumentando su cartera de inversiones hasta los 1,3 millones de dólares, aunque ella continuó trabajando y no se retiró completamente hasta 2016. McCurry comenta que estaban en situación de ahorrar porque ambos tenían buenos trabajos con muchos beneficios como asesores fiscales, y que juntaron sus cuentas de ahorro, invirtieron y se compraron una casa asequible durante el proceso. Desde entonces, su cartera ha aumentado hasta los 1,7 millones de dólares.

Pero la vida que llegó con ese retiro temprano también le trajo algún problema a McCurry, creador del blog Root of Good, el cual sirve para ganar algo extra cada mes. Previamente, había comentado a Business Insider USA que sabía que le llevaría unos seis meses relajarse y bajar el ritmo tras retirarse.

Leer más: Cómo ganar dinero cuando baja una acción o un índice bursátil

"Me llevó al menos ese tiempo sentirme a gusto no haciendo nada", comentaba McCurry, quien más recientemente hay trabajado como ingeniero jefe, ganando en torno a 69.000 dólares antes de retirarse.

"Sentía que tenía que ser productivo al menos una parte del día", explicaba. "Finalmente, me di cuenta de que así viviré el resto de mi vida: ¡es hora de disfrutarlo! He aprovechado el tiempo en mi hamaca, viendo las series de Netflix que tenía pendientes y leyendo un montón de libros".

Sus días son una mezcla de diversión, viajes y "una pequeña dosis de trabajo"

Para lograr rellenar todo ese tiempo libre (y ayudar a otros a hacer lo mismo, ha creado un calendario semanal para su retirada temprana Es evidente que retirarse joven puede tan variado, si no más, como la típica semana de trabajo: no hay dos días iguales para McCurry y ha encontrado tiempo para hacer las cosas que le hacen feliz.

"Afortunadamente, vivimos en el siglo XXI, un tiempo glorioso con múltiples opciones de entretenimiento, conexiones digitales instantáneas e ilimitadas formas de pasar el tiempo (en casa o fuera)", escribe en su blog. "Cada día tiene una mezcla de diversión, una dosis moderada de actividad física y una pequeña dosis de trabajo".

Leer más: 6 consejos que te cambiarán la vida en sólo 6 meses

McCurry divide sus días en cinco categorías: trabajo, comidas, actividad física, diversión y reuniones sociales. En una semana, pasa una media de 7,5 horas con la familia o los amigos; 13 horas trabajando, ya sea arreglando el jardín o gestionando sus finanzas; 18 horas haciendo varios tipos de ejercicio físico; y 35,5 horas divirtiéndose, lo que incluye planear vacaciones, leer o bloguear.

"Un retiro temprano es como un trabajo a tiempo completo en el que las tareas consisten sólo en divertirse y socializar", escribe. "Todo el mundo tiene su propia definición de diversión y su nivel ideal de vida social cada semana. Me encantan las actividades solitarias, pero también disfruto con la compañía de otras personas".

Este es un ejemplo de un viernes en el que McCurry pudo incluir las cinco categorías en su calendario:

7:30 a.m.: Trabajo - Despertarse y prepararse

8 a.m.: Físico - Caminar hasta el colegio y dejar a los niños

8:30 a.m.: Físico - Pasear por el parque

9 a.m.: Trabajar - Enseñar el alfabeto a su bebé

9:30 a.m.: Social - Jugar con su bebé

12 p.m.: Comidas - Almuerzo

1 p.m.: Trabajar - Ir a la frutería

2 p.m.: Trabajar - Comprar en internet

3 p.m.: Físico - Caminar al colegio para recoger a los niños

3:30 p.m.: Físico - Tiempo de aventura, que puede ser desde ir al parque a explorar una reserva natural

6:30 p.m.: Comidas - Cena

7:30 p.m.: Diversión - Videojuegos y Netflix

"Me di cuenta de que me sentía feliz y completo cuando tenía muchas actividades y una pequeña cantidad de trabajo y estimulación intelectual durante la semana", explica a Business Insider USA.

McCurry asegura que intenta hacer una rutina de ejercicio físico, no más de una hora o dos al día. Añade que, a veces, se apasiona con una idea, pasando varios días absorbido por un nuevo proyecto, como aprender Photoshop o lenguas extranjeras.

"Hasta ahora, no he experimentado ningún aburrimiento desde que me retiré", escribe en su blog. "Pero, si lo hago, mi primera medida será buscar nuevas actividades que hacer"

Te puede interesar