Pasar al contenido principal

Una simple frase del primer anuncio de trabajo de Jeff Bezos para Amazon, publicado hace 25 años, lo dice todo sobre su obsesión por la velocidad

El CEO de Amazon, Jeff Bezos, siempre ha estado obsesionado con la velocidad.
El CEO de Amazon, Jeff Bezos, siempre ha estado obsesionado con la velocidad. REUTERS/Katherine Taylor
Análisis Faldón
  • Hace 25 años Jeff Bezos publicó el primer anuncio de trabajo de Amazon, que deja claro todo lo que necesitas saber de su obsesión por la velocidad.
  • Especificó que buscaba a alguien que pudiera realizar tareas "en aproximadamente un tercio del tiempo que la gente más competente piensa que es posible".
  • La necesidad de velocidad que tiene Amazon se manifiesta en todo, desde su ambición de lanzar entregas rápidas con drones, hasta el establecimiento de duros objetivos de productividad para los trabajadores de los almacenes.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El lema de Amazon puede que sea "obsesión por el cliente", pero tiene otro flechazo: la velocidad.

La identidad de marca de Amazon se ha basado durante mucho tiempo en la promesa de entregar los paquetes a los clientes lo antes posible. En junio, la compañía anunció que su servicio Prime ofrecía envíos de un día en más de 10 millones de productos.

De cara al futuro, Amazon está empezando a alardear con que la entrega de sus paquetes será todavía más rápida utilizando drones. El programa de drones de Amazon Air todavía no se ha puesto en marcha, pero el CEO global de la división de consumo de Amazon, Jeff Wilke, dijo en junio que los drones van a empezar a hacer entregas en los próximos meses, y al parecer, podrán hacerlo en los 30 minutos siguientes a la compra de un pedido.

Amazon quiere que las entregas con drones sean una realidad en tan sólo unos meses.
Amazon quiere que las entregas con drones sean una realidad en tan sólo unos meses. Amazon

Ese afán por ser todavía más rápidos es una progresión lógica para una compañía cuya luz guía siempre ha sido la velocidad en aras de la comodidad del cliente. De hecho, esta filosofía quedó patente en una de las primeras piezas de comunicación pública de Jeff Bezos tras la creación de Amazon hace 25 años.

Leer más: Amazon Pantry, el supermercado de Amazon, es su as bajo la manga para competir contra Mercadona y Carrefour

El pasado viernes, en Instagram, Bezos reflexionó sobre el primer anuncio de trabajo que publicó para la empresa, el 23 de agosto de 1994.

El anuncio estaba enfocado a encontrar un programador informático que, según Bezos, debía ser capaz de construir y mantener sistemas complejos "en aproximadamente un tercio del tiempo que la gente más competente cree que es posible".

Hacer las cosas más rápido y mejor que otras compañías ha convertido a Amazon en una de las empresas más poderosas del mundo y ha convertido a Bezos en el hombre más rico del planeta. Es el espíritu que mueve a la compañía, porque la alternativa es la muerte, como ha dejado claro el CEO en numerosas ocasiones.

Pero hay un elemento humano en esta historia, que da al comentario de Bezos en ese primer trabajo un brillo más oscuro. Numerosos reportajes sobre las condiciones de trabajo de Amazon han descrito la intensa presión a la que se enfrentan los empleados para mantenerse en la tasa, el término de la compañía para el número de artículos que se espera que procesen por hora.

Leer más: Google, Amazon, Facebook y otras tecnológicas llevan años escuchando y grabando tus conversaciones: estos son todos los escándalos destapados en los últimos meses

Esto ha quedado de manifiesto en reportajes sobre trabajadores de almacenes y repartidores que se saltan las comidas y los descansos para ir al baño sólo para mantenerse dentro de su objetivo. Un conductor dijo haber encontrado botellas de orina dentro de camionetas de reparto, haciéndose eco de un reportaje de un almacén en el Reino Unido donde un periodista infiltrado también encontró una botella de orina.

La velocidad es primordial en los almacenes de Amazon.
La velocidad es primordial en los almacenes de Amazon. Getty/JOHANNES EISELE

Amazon ha dicho que se enorgullece de sus "excelentes condiciones de trabajo, salarios y prestaciones, y oportunidades profesionales", e incluso de entrar en batalla con el presentador John Oliver, conductor del programa Last Week Tonight. Oliver dijo en su programa de HBO que Amazon "aprieta a la gente más baja de la pirámide". El vicepresidente de operaciones de Amazon, Dave Clark, tuiteó que el humorista británico estaba equivocado.

Independientemente de cuál sea tu punto de vista sobre el impacto humano de la necesidad de velocidad de Amazon, su implacable cultura está establecida desde lo más alto, y fue inequívoca desde los inicios de la compañía hace un cuarto de siglo.

Y además