Diet breaks: el sencillo plan de alimentación que evita que te estanques en la pérdida de peso y que además hace tu dieta más llevadera

mujer comiendo sano, ensaladas, dieta
Jesson Mata/Unsplush
  • Cuando llevas cierto tiempo a dieta es normal percibir que cada vez cuesta más adelgazar. Esto se debe a que tu cuerpo "responde" con cambios metabólicos que eviten la pérdida de grasa.
  • Los diet breaks son periodos de 1 o 2 semanas en los que se pausa la dieta y se sigue una ingesta calórica de mantenimiento para después volver a comer menos. Con ello se busca evitar los cambios en tu cuerpo que impiden que pierdas peso.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La mayoría de las dietas no funcionan por mucho tiempo. Los calambres en el estómago te atormentan, estás harto de comer come un pajarito y además vas viendo como el rendimiento disminuye y cada vez te cuesta más adelgazar.

No es de extrañar que la mayoría de personas abandonen su dieta a las pocas semanas. Nada más empezar la buena voluntad se suma a los efectos rápidos que la mayoría de estos planes de alimentación tienen en el cuerpo (sobre todo cuánto más radical sea), pero después suele pasar que se estancan y la báscula no baja como esperabas. Llega la frustración, el hartazgo y un día te ves dándote un atracón y mandándolo todo a la porra.

Esto se debe a que ante la restricción calórica que conlleva toda dieta tu cuerpo responde "defendiéndose" a través de una serie de cambios compensatorios a nivel metabólico destinados a impedir esa pérdida de peso. 

Aquí es dónde cobra sentido el concepto de diet breaks, que no es otra cosa que pausas o descansos de tu dieta encaminados a impedir esas alteraciones que dificultan que adelgaces.

Restricción calórica intermitente una solución para que tu pérdida de peso no se estanque

Cuando se está a dieta durante mucho tiempo el organismo termina adaptándose a esos cambios. 

Tal y como explica desde su web la dietista y coach nutricional Cristina García, lo que sucede es que el metabolismo en reposo disminuye, también lo hacen las hormonas vinculadas al apetito y la saciedad, como la leptina. Cuando tu cuerpo recibe poca energía," gasta poco y de manera más eficiente".

 ¿Qué significa esto para tu propósito de perder kilos? Pues que adelgazar se vuelve mucho más difícil.

Con este escenario en mente, lo que persigue el concepto de diet breaks es establecer un periodo de suspensión parcial de la dieta, en la que se aumenten las calorías consumidas y de esta forma combatir esos efectos que dificultan la pérdida de peso.

Algo que la ciencia avala. En 2017, el estudio MATADOR (Minimizing Adaptive Thermogenesis And Deactivating Obesity Rebound) encontró que una restricción intermitente de energía (es decir de calorías) conducía a una mayor pérdida de grasa a largo plazo que con un déficit calórico constante.

En la investigación las personas que hicieron dieta intermitente establecieron períodos de dos semanas de déficit calórico del 30 al 35%, seguidos de períodos de ingesta calórica de mantenimiento. Este plan además evitó la disminución de las hormonas que controlan el hambre y la saciedad.

Cómo funcionan los diet breaks

De manera similar a lo evidenciado por el estudio, los diet breaks establecen periodos de 1 o 2 semanas en el que se aumenta la ingesta calórica a un modo de mantenimiento. Pasado este tiempo se reanudará la dieta. Este ciclo se mantendrá hasta lograr el objetivo deseado.

Más allá de evitar la ralentización del metabolismo, otro punto a favor de estos breaks es que pueden hacer tu dieta más llevadera, al permitir cada cierto tiempo suavizar las desagradables restricciones de calorías. Lo que te ayude de una vez a lograr que tu voluntad dure lo suficiente para no abandonar tu dieta a los dos días.

No todo es positivo. 

Para empezar entre los inconvenientes de los diet breaks está identificar correctamente cuál es la cantidad de calorías de mantenimiento que debes establecer en las pausas. Hacerlo mal podría llevarte a comer más de lo debido y hacer saltar por los aires el peso perdido durante el tiempo a dieta.

Por ello, lo recomendable es contar con el seguimiento de un profesional de la alimentación que pueda establecer correctamente todo los parámetros que entran en juego.

También está el riesgo de no querer volver a tu dieta una vez que pruebas lo bien que se está comiendo un poco más. Y hacer que tu breaks se convierta en algo indefinido.

Otros artículos interesantes:

Cómo abandonar la dieta cetogénica de forma segura y sin recuperar el peso

Todo lo que debes saber sobre la dieta Sirtfood, el plan de alimentación seguido por Adele para adelgazar

10 razones por las que no estás perdiendo peso aunque hagas dieta

Te recomendamos

Y además