La dieta mediterránea es mejor que una dieta baja en grasas para prevenir ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares, según un estudio de investigadores españoles

La evidencia científica sugiere que la dieta mediterránea tiene una gran capacidad para reducir el riesgo de enfermedades del corazón.
La evidencia científica sugiere que la dieta mediterránea tiene una gran capacidad para reducir el riesgo de enfermedades del corazón.

Getty

Encuentran nuevas evidencias de que la dieta mediterránea es la mejor para mantener a salvo tu corazón. 

Según una nueva investigación, seguir la dieta mediterránea confirmó ser útil para las personas con problemas preexistentes y enfermedades del corazón: es más efectiva para prevenir ataques cardíacos o derrames cerebrales que una dieta baja en grasas. El estudio fue publicado el 4 de mayo en la revista The Lancet.

El misterio de las zonas azules: qué tienen en común 5 lugares del mundo para que sus habitantes vivan más de 100 años

En el informe, investigadores de la Universidad de Córdoba y del Hospital Universitario Reina Sofía de España observaron a 1.002 pacientes españoles con enfermedad arterial coronaria durante 7 años de seguimiento. 

A la mitad de los participantes se les asignó aleatoriamente una dieta baja en grasas y a la otra mitad se les asignó una dieta mediterránea rica en verduras, aceite de oliva, cereales integrales, frutos secos, pescado e incluso algo de vino.

Descubrieron que las personas que se alimentaron con la dieta mediterránea tenían un 26% menos de probabilidades de experimentar un problema cardiovascular importante, como un ataque cardíaco o un derrame cerebral, que las personas que hacían dieta baja en grasas durante el transcurso del estudio. 

Además, la dieta mediterránea fue especialmente efectiva para los hombres, que tenían un 33% menos de riesgo, según los datos.

No obstante, la dieta baja en grasas también es rica en beneficios, ya que en general hubo significativamente menos muertes y eventos adversos de lo que esperaban los investigadores. 

Otros estudios de corte similar que involucraron una dieta de estilo occidental informaron más del doble de muertes que el estudio más reciente, lo que sugiere que una dieta baja en grasas puede ser a su vez mejor que otras.

Los beneficios de la dieta mediterránea están relacionados con las grasas saludables y la facilidad de seguimiento a lo largo del tiempo

Ambos grupos en el estudio reciente comieron más fibra y menos alimentos procesados

que antes de comenzar el estudio, según los datos, lo que puede ayudar a explicar las tasas más bajas de muerte.

Obtener suficiente fibra en tu dieta está relacionado con beneficios como una mejor salud digestiva y un menor riesgo de enfermedades crónicas, mientras que los alimentos procesados están asociados con peores resultados para la salud, incluyendo un mayor riesgo de cáncer y enfermedades cardíacas.

Destaca que la dieta mediterránea es excepcionalmente rica en un tipo de grasa saludable llamada grasa no saturada. Los participantes en la dieta consumían significativamente más grasas no saturadas que al comienzo del estudio, obtenida de fuentes como el aceite de oliva, los frutos secos y los pescados grasos.

Por el contrario, el grupo de la dieta baja en grasas comía más carbohidratos, lo que representaba alrededor del 45% de sus calorías diarias y alrededor del 12% menos de grasa en general, incluidas las grasas no saturadas.

La evidencia sugiere que la grasa no saturada puede ayudar a elevar los niveles de colesterol bueno y proteger contra ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares, según la Clínica Mayo

Investigaciones anteriores también encontraron que las dietas que aumentan las grasas no saturadas, como la dieta mediterránea, están relacionadas con mejores resultados para la salud del corazón.

La dieta mediterránea también incluye pequeñas cantidades de vino (hasta una copa al día para las mujeres y dos para los hombres), lo que no estaba permitido en la dieta baja en grasas. Algunos estudios proponen que beber vino con moderación puede tener beneficios para la salud, como mejores niveles de colesterol bueno.

Los participantes también tenían menos probabilidades de abandonar la dieta mediterránea antes del final del estudio. Solo 46 participantes abandonaron la dieta, en comparación con casi el doble de personas que abandonaron la dieta baja en grasas antes de terminar el estudio. 

Las personas que hacen dieta mediterránea también pudieron seguir las recomendaciones de la dieta más de cerca que el grupo bajo en grasas, anotaron los investigadores, y cuanto mejor siguieron la dieta, mayores fueron los beneficios para reducir los riesgos de enfermedad cardíaca.

Los hallazgos están respaldados por evidencias previas y el respaldo de los expertos, asegurando que la dieta mediterránea es una de las formas más sostenibles y saludables de comer a largo plazo.

Para finalizar, la investigación sugiere que los beneficios adicionales de la dieta mediterránea pueden incluir un menor riesgo de diabetes, menos inflamación y una mejor salud cognitiva.

Otros artículos interesantes:

Un estudio revela los 3 nutrientes clave para restaurar la flexibilidad de las arterias y proteger a tu corazón de los infartos

Los ultraprocesados no solo acaban con tu salud, sino con la del planeta: reducen la biodiversidad, favorecen la deforestación y empobrecen la variedad de cultivos

Comerte un perrito caliente acorta tu vida en 36 minutos y un plato de lentejas la prolonga 26, según una nueva investigación

Te recomendamos