Pasar al contenido principal

Hay una gran diferencia entre las personas que se mudan al extranjero y las que no lo hacen, según un reciente estudio

Melia Nueva York
Getty Images
  • Un estudio afirma que las personas que han vivido en el extranjero tienen un "concepto más claro de sí mismos" que aquellos que no lo han hecho.
  • La investigación afirma que vivir en otro país hace que las personas tengan una creencia sobre sí mismas más clara, fiable y estable a lo largo del tiempo.
  • Otros beneficios ligados a vivir en el extranjero incluyen mejor satisfacción con la vida, menor estrés y mejor desempeño laboral entre otras ventajas.

Normalmente mudarse al extranjero conlleva buscar nuevos retos profesionales, mejorar un idioma o poder cambiar de aires y conocer en profundidad otra región o cultura. Todo ello implica afrontar ciertos retos. Y quizá por esto en muchas ocasiones las personas que hemos vivido en el extranjero nos hemos sentido por momentos orgullosas de nosotras mismas. Afrontar una entrevista de trabajo en otro idioma, conseguir los papeles necesarios para adquirir un lugar donde vivir o sencillamente conocer gente en un país totalmente diferente pude hacer que uno mismo se vea más capaz de lo que se pensaba a priori.

Ahora un estudio reciente corrobora esta idea, afirmando que las personas que han vivido en el extranjero tienen un "concepto más claro de sí mismas" que aquellas que no lo han hecho. La investigación llevada a cabo por la Rice University en colaboración con la Universidad de Columbia University y la Universidad de Carolina del Norte, afirma que vivir en otro país contribuye a hacer que las personas tengan una creencia sobre sí mismas más clara, fiable y estable a lo largo de la vida.

Para ello, la investigación se ha centrado en seis estudios realizados sobre 1.874 participantes provenientes de los Estados Unidos y programas internacionales de MBA, incluyendo tanto personas que habían vivido en el extranjero como aquellas que no lo habían hecho.

Leer más: 11 frases que debes saber de cualquier idioma para sobrevivir en el extranjero

Los resultados han sido publicados en la revista Organizational Behavior and Human Decision Processes, y en ellos se muestra que vivir en el extranjero lleva a las personas a reflexionar sobre uno mismo y a "lidiar con los diferentes valores y normas culturales de su hogar y de las culturas anfitrionas". Esta reflexión les permite determinar con el tiempo  qué valores y normas definen a las personas, lo que contribuye a esa mayor claridad sobre sí mismos.

El estudio también ha encontrado que esta mejor percepción del sentido del yo se ve favorecida por el tiempo que se vive en el extranjero y no por el número de países extranjeros en los que se ha vivido. Según los autores, a medida que alguien se establece por más tiempo en el extranjero, el número de estas reflexiones sobre sí mismo se ve incrementado y como resultado la probabilidad de desarrollar una mejor comprensión de sí mismo se ve favorecida.

Además esta mejor concepción del yo impone una serie de beneficios asociados. Así las personas que han vivido en el extranjero suelen tener una mayor satisfacción con la vida, menor estrés, mejor desempeño en el trabajo e incluso una mayor claridad sobre los tipos de roles profesionales que "mejor se adaptan a las fortalezas y valores" de esa persona, según los resultados encontrados.

Te puede interesar