Las diferencias entre bacterias y virus: cuál es más peligroso y cómo prevenir la infección de ambos

Las bacterias y los virus son las causas más comunes de enfermedad.
Las bacterias y los virus son las causas más comunes de enfermedad.
ozgurdonmaz

Getty Images

  • La mayoría de las bacterias no son dañinas para los humanos, pero la mayoría de los virus sí son potencialmente peligrosos, ya que son parásitos que necesitan un huésped vivo para reproducirse.
  • No obstante, la propagación puede prevenirse con una higiene de manos adecuada, lavándolas con agua y jabón y desinfectando superficies con lejía que podrían estar contaminadas.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Las bacterias y los virus son las causas más comunes de enfermedad en los seres humanos.

Cuando tocas una superficie, das la mano o te expones al estornudo de alguien, entras en contacto con nuevas bacterias, y potencialmente nuevos virus que pueden ingresar en tu cuerpo al tocarte la boca, la nariz o los ojos.

La diferencia biológica entre bacterias y virus

Las bacterias son organismos unicelulares que viven en todas partes, incluso dentro del intestino. La mayoría no son dañinas y algunas incluso protegen, pero un pequeño porcentaje podría ser malo para la salud y causar enfermedades.

Los virus son parásitos, lo que significa que necesitan un huésped vivo para sobrevivir. Infectan las células de los seres vivos, incluidos los humanos, y pueden causar enfermedades como el resfriado común, aunque algunos pueden llegar a ser beneficiosos.

Las bacterias no suelen ser dañinas, pero los virus sí

Las bacterias son organismos vivos que se reproducen al dividirse por la mitad. Algunos pueden duplicar su número cada 20 minutos. Por eso, aunque son pequeñas pueden tener un gran impacto en la salud.

Los seres humanos tienen miles de millones de bacterias dentro y fuera del cuerpo, y la mayoría de ellas lo mantienen saludable al apoyar funciones corporales como la digestión.

Sin embargo, aproximadamente el 1% de las bacterias pueden generar enfermedades como por ejemplo:

Por otro lado, una vez que has entrado en contacto con un virus, este ataca las células sanas de tu cuerpo, llevándolas a reproducirse y diseminarse por todo el organismo, pero tu sistema inmunológico te protege atacándolos antes de que puedan tener un impacto perjudicial.

Mientras que las infecciones bacterianas generalmente se limitan a un área del cuerpo, como una infección de oído o una faringitis estreptocócica, las infecciones virales tienden a propagarse más fácilmente y afectar a todo el cuerpo, como por ejemplo:

  • El resfriado común causado por rinovirus. Los síntomas se centran alrededor de la cabeza y el pecho e incluyen dolor de garganta, estornudos y tos.
  • La gripe es consecuencia del virus de la influenza. Los síntomas incluyen fiebre, tos y dolores.
  • Coronavirus, o COVID-19, provocado por el virus SARS-CoV-2. Los síntomas incluyen fiebre, tos y dificultad para respirar.

Cómo prevenir la propagación de bacterias y virus

A pesar de sus diferencias, las bacterias y los virus son susceptibles al jabón y al desinfectante de manos.

El agua y el jabón son la defensa más efectiva, aunque también puedes usar un desinfectante de manos que tenga al menos un 60% de alcohol.

Las investigaciones han descubierto que lavarse las manos correctamente reduce la cantidad de bacterias y virus al matarlos y eliminarlos de la piel.

"Lo más importante es tener una buena higiene de lavado de manos: lavar con agua y jabón durante unos 20 segundos y secar", explica Nance. "Lávate las manos con frecuencia después de tocar superficies comunes como teclados de computadora, pasamanos, botones de ascensor y cajeros automáticos".

De hecho, un estudio de 2018 publicado en la revista Pediatrics reveló que siguiendo estas prácticas de lavado de manos en lugares como guarderías llevaron a menos días de baja por enfermedad, menos infecciones y menos prescripciones de antibióticos.

Así se propagan los virus y de esta forma puedes protegerte de la infección.

Además, trata de evitar tocarte la cara, ya que los microorganismos entran en el cuerpo a través de las membranas mucosas de la cara.

También es importante cubrirse al toser y estornudar, ya que las gotitas de líquido que salen del cuerpo pueden contener virus o bacterias.

En cuanto a la desinfección de superficies, la lejía es una opción eficaz, ya que mata bacterias y virus. Las toallitas desinfectantes también pueden ser efectivas, según varias investigaciones.

Se recetan antibióticos para infecciones bacterianas, pero no para infecciones virales

Los antibióticos son medicamentos que detienen o retrasan la propagación de bacterias, así como infecciones bacterianas.

La amoxicilina, la bacitracina y la penicilina son los comunes y se usan para tratar infecciones de oído, cortes e infecciones respiratorias.

Aunque los antibióticos son efectivos, es importante usarlos de manera selectiva, ya que las bacterias pueden volverse resistentes a ellos.

8 efectos secundarios que pueden provocar las vacunas contra COVID-19.

"Los antibióticos son específicos para cada bacteria y funcionan para interferir con una de las funciones vitales de la célula de esa bacteria", comenta Nance.

Por otro lado, aunque los virus no se pueden tratar con antibióticos, algunas enfermedades virales sí que se pueden tratar con medicamentos antivirales.

Estos medicamentos están diseñados para combatir un virus específico al interrumpir su capacidad para regenerar o invadir células sanas. Tamiflu es un claro ejemplo de medicamento antiviral que se usa para tratar la influenza.

Una revisión de varios estudios subraya la importancia del aislamiento temprano para prevenir los contagios del coronavirus.

Asimismo, las vacunas también pueden ser útiles tanto para infecciones bacterianas como virales, ya que funcionan introduciendo en el cuerpo el agente infeccioso para que este pueda desarrollar una respuesta inmunitaria.

Muchas infecciones como el resfriado común y el coronavirus aún no tienen una vacuna, lo cual supone un problema de salud para las personas con problemas de salud subyacentes, pues tienen un mayor riesgo de desarrollar complicaciones.

Otros artículos interesantes:

8 efectos secundarios que pueden provocar las vacunas contra el COVID-19

Una revisión de varios estudios subraya la importancia del aislamiento temprano para prevenir los contagios del coronavirus

Así se propagan los virus y de esta forma puedes protegerte de la infección