¿Qué diferencias hay entre una bomba nuclear y una bomba atómica, y cuál es más letal?

Explosión nuclear

Getty Images

El domingo 27, Vladímir Putin envío la orden de poner a las fuerzas de disuasión nuclear de Rusia en alerta máxima, lo que dio lugar a respuestas de reprobación por parte de Occidente y una pregunta: ¿sería capaz realmente el presidente ruso de apretar el botón nuclear?

El movimiento no parece probable, aunque algunos expertos tampoco lo consideran del todo inverosímil, y lo que resulta claro es que una guerra nuclear tendría consecuencias devastadoras: podría provocar la muerte de millones de personas en solo unas horas, según un estudio.

"Putin podría hacer lo impensable": el antiguo jefe de Inteligencia de EEUU alerta de que el conflicto en Ucrania ha aumentado el riesgo de guerra nuclear

A raíz de esta situación y de la aparición de términos que raramente se utilizaban en el día a día hasta la invasión de Rusia en Ucrania, pueden surgir dudas como si una bomba nuclear es lo mismo que una bomba atómica, qué es cada una y cuál puede provocar un mayor impacto.

VIDEO

Todas las explosiones de bombas nucleares de la historia

Diferencias entre la bomba nuclear y la bomba atómica

Una bomba nuclear y una bomba atómica se diferencian entre sí por el proceso de creación, la cantidad de energía tanto requerida como liberada y las consecuencias que pueden provocar. En pocas y simples palabras, una bomba de hidrógeno o nuclear es una versión más avanzada de la atómica, explican expertos a Time.

Por un lado, la bomba nuclear nace de un proceso de fusión, consistente en la unión de átomos pequeños para dar lugar a otros más grandes. Para crearla se necesita uranio o plutonio, así como deuterio y tritio, que son otros 2 isótopos del hidrógeno. De ahí que se denomine bomba térmica de fusión, bomba de hidrógeno (o bomba H) o bomba termonuclear.

Estos son los países con más armas nucleares del mundo en 2022

Por otro, la bomba atómica se basa en el proceso opuesto, la fisión: reacción nuclear en la que un núcleo o un átomo se rompe en 2 partes. 

En ambos procesos se requiere energía y se libera una gran cantidad de esta, que impulsa la explosión, pero también aquí hay diferencias entre la bomba de hidrógeno y la atómica. 

Se libera más energía (y se provoca una mayor explosión) en el primer caso, ya que en realidad supone una combinación de fusión y fisión: para detonar una bomba nuclear de fusión, o de hidrógeno, se utiliza una bomba de fisión o atómica.

Esto es lo que pasaría si detonasen la bomba nuclear más poderosa que existe en el espacio

Otra característica diferenciadora entre ambas es que las de hidrógeno son más difíciles de producir, pero también más ligeras, por lo que podrían viajar más lejos en la parte superior de un misil, según los expertos.

¿Es más poderosa una bomba atómica o una bomba nuclear de hidrógeno?

Una de las semejanzas entre una bomba atómica y una bomba nuclear o de hidrógeno está en su letalidad: ambas son extremadamente letales y tienen el poder de matar gente en cuestión de segundos, así como horas después por la radiación. Sus explosiones también quemarían en el instante las estructuras de madera hasta el suelo, derribarían grandes edificios y dejarían las carreteras inutilizables.

Sin embargo, también en su letalidad hay distintos grados. Estados Unidos, a partir de una prueba con una bomba de hidrógeno en 1954, descubrió que esta tiene el potencial de ser 1.000 veces más potente que la bomba atómica lanzada sobre Hiroshima (Japón) en 1945.

El ataque de Rusia a Ucrania plantea una pregunta angustiosa: ¿Qué alcance tendría una bomba nuclear?

Las bombas de hidrógeno provocan una explosión mayor, lo que significa que las ondas de choque, la explosión, el calor y la radiación tienen mayor alcance que una bomba atómica: "se mata a más gente", explica a Time Edward Morse, profesor de ingeniería nuclear de la Universidad de California en Berkeley (EEUU).

"Básicamente arrasará cualquiera de las ciudades modernas. Una bomba atómica normal seguiría siendo devastadora, pero no haría ni de lejos tanto daño como una bomba H", complementa Howard Hall, director del Instituto de Seguridad Nuclear de la Universidad de Tennessee (EEUU), al mismo medio.

Una sola arma nuclear puede arrasar fácilmente una ciudad entera, explica a Business Insider Kathryn Higley, profesora de ciencias nucleares de la Universidad Estatal de Oregón (EEUU).

Pero "es muy difícil decir: 'Bueno, esta ciudad sobrevivirá y aquella no'. Depende mucho, mucho, del tamaño del arma, de cómo sea la topografía, de dónde la detonen, de quién esté a favor del viento, etc", finaliza.

Fuentes: Time, The New York Times, OndaCero

Te recomendamos