Diferencias entre un roboadvisor y un fondo de inversión

Diferencias entre un Roboadvisor y un fondo de inversión
Gettyimages
  • Los roboadvisors se han convertido en una de las alternativas a los fondos de inversión más interesantes y con más gancho de los últimos años.
  • Su facilidad de uso, el hecho de que sean totalmente digitales y sus bajos costes han llamado la atención de los inversores, especialmente de aquellos novatos y con poca experiencia.
  • Pero, ¿qué les diferencia de los fondos de inversión? Te lo contamos.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Los roboadvisors se han convertido en uno de los principales instrumentos de inversión para los pequeños inversores. Su facilidad de uso, sus competitivos costes y su experiencia 100% digital han captado la atención de muchas personas, incluso de aquellas que nunca se habían interesado por la inversión.

En cierto modo, los roboadvisors han desplazado a los fondos de inversión como uno de los instrumentos de inversión que más ha crecido en los últimos años. Pero, ¿sabes cuáles son las diferencias entre uno y otro? Te las explicamos.

¿Qué es un ‘roboadvisor’?

El término roboadvisor proviene de utilizar las palabras inglesas robo (robot) y advisor (asesor). Es decir, es un asesor automatizado, aunque en España se le conoce más como gestor automatizado de inversiones, ya que, más que asesorar, en realidad gestionan el capital por ti.

Los roboadvisors componen carteras de inversión ajustadas al perfil de riesgo de cada inversor. La creación y la gestión de estas carteras se realiza de forma totalmente automatizada, sin casi intervención humana, lo que permite ofrecer unas tarifas mucho más competitivas que en el caso de otros productos similares.

Para componer la cartera, los roboadvisors invierten en diferentes productos con diferentes perfiles de riesgo y horizontes temporales. Generalmente, se componen a través de fondos indexados, y realizan el mantenimiento de la cartera con operaciones como la asignación de activos o su correcto rebalanceo.

Leer Más: Cuestión de costes: comparativa carteras indexadas y roboadvisors

Las principales diferencias entre un roboadvisor y un fondo de inversión

Un roboadvisor y un fondo de inversión, aunque comparten características comunes, en realidad son instrumentos de ahorro e inversión diferentes. Estas son sus principales diferencias.

La forma de gestionar la cartera

Tanto en el caso de los fondos de inversión como en el de los roboadvisors, existe un equipo gestor que se encarga de administrar la cartera y realizar todas las operaciones. Sin embargo, la diferencia es quién representa la figura de ese gestor.

Así, en el caso de un fondo de inversión, existe una o varias personas que se dedican a gestionar el patrimonio del fondo, comprando y vendiendo aquellos activos que mejor se ajusten a la política de inversión del fondo. Generalmente, lo hacen de forma activa, salvo en el caso de los fondos indexados, donde el equipo gestor se limita a comprar y vender los valores del fondo en función de la evolución del índice.

En el caso de los roboadvisors, no existe tal equipo gestor. La cartera se gestiona de forma automatizada, y realiza todas las operaciones sin intervención humana. Todas las operaciones se llevan a cabo en el momento óptimo para el inversor en función de una serie de algoritmos.

Leer Más: Cada cuánto deberías revisar tu cartera de fondos de inversión

Las comisiones

Otra de las diferencias entre un fondo de inversión y un roboadvisor son las comisiones. En general, debido a la intervención del equipo humano, las comisiones de gestión de los fondos de inversión son más elevadas, especialmente en aquellos fondos que están gestionados de forma activa.

En el caso de los roboadvisors, al tener una gestión automatizada, las comisiones suelen ser más reducidas que las que aplican los fondos de inversión, lo que afecta a su rentabilidad a largo plazo. La única excepción son los fondos indexados, cuya gestión se limita a replicar al índice y, por tanto, sus costes son más bajos por esta razón.

Acceso a diferentes instrumentos y clases

Algunos roboadvisors permiten acceder a algunos fondos de inversión e instrumentos financieros que no están disponibles para el público general, o al menos no en las mismas condiciones.

Además, algunos roboadvisors españoles, como Indexa, han anunciado que sus clientes podrán acceder a otras clases de sus fondos, como aquellas reservadas a clientes institucionales, con lo que esto conlleva respecto a comisiones.  Una posibilidad que, en el caso de los fondos de inversión, es difícil de cumplir, ya que las comercializadoras tan solo permiten acceder a las clases retail o exigen unos mínimos bastantes elevados para sus otras clases.

En qué se parecen un roboadvisor y un fondo de inversión

A pesar de sus diferencias, los roboadvisors y los fondos de inversión también tienen semejanzas, que pasamos a resumir aquí:

  • La fiscalidad: los fondos de inversión y los roboadvisor comparten la misma fiscalidad. Hay que pagar la plusvalía correspondiente en los reembolsos, y los traspasos están exentos de fiscalidad en ambos casos.
  • Los activos en los que invierten: ambos instrumentos invierten en una serie de activos, que pueden ir desde acciones, ETF, fondos de inversión, etc. No hay diferencia en cuanto a esto.
  • Los trámites para la apertura de las cuentas: en ambos casos, se abre una cuenta en la entidad depositaria, y la entidad gestora se encarga de administrar el patrimonio. Los trámites son los mismos en ambos casos.
  • Su regulación: en ambos casos, están regulados por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Leer Más: Cuál es la diversificación perfecta que debe tener una cartera de inversión

¿Qué me conviene más como inversor?

Llegados a este punto, a muchos inversores se les puede plantear la misma pregunta: ¿qué es mejor para mí? ¿fondos de inversión o roboadvisors? En realidad, es como elegir entre papá y mamá, ya que todo depende de lo que te haga sentir más cómodo.

Si eres un inversor novato que se pierde en aspectos técnicos como asset allocation o el rebalanceo, lo mejor es que te decantes por los roboadvisors. Ellos realizan todo el trabajo por ti, y tan solo tienes que preocuparte por incrementar los fondos a través de aportaciones periódicas. Además, puedes acceder a algunos productos no disponibles para el público general. Eso sí, tiene el inconveniente de que, si eres un inversor con algo más de conocimiento, puede que la cartera no esté a tu gusto. Además, puede ser una opción más cara si apuestas por fondos indexados.

En el caso de los fondos de inversión, existe más flexibilidad. Tú eliges qué fondos formarán parte de tu cartera y en qué proporción. Además, si apuestas por fondos indexados, es una opción más barata que los roboadvisors. Sin embargo, tienes que tener algo de conocimiento sobre mercados financieros para poder hacer la cartera a tu gusto.

Otros artículos interesantes:

Cuánto dinero dejarás de ganar por los impuestos a largo plazo si no sabes con qué productos invertir

Estas son las claves y diferencias que tienes que saber antes de invertir en fondos indexado o un ETFs

Ventajas e inconvenientes de la gestión pasiva y la gestión activa para tu cartera de inversión

Te recomendamos

Y además