Diferencias entre las vacunas contra el coronavirus: Oxford-AstraZeneca, Pfizer-BioNTech y Moderna

Vacuna contra el COVID-19
Vacuna contra el COVID-19
Gettyimages
  • Oxford-AstraZeneca, Pfizer-BioNTech y Moderna ya han presentado los primeros resultados de eficacia de sus vacunas contra el nuevo coronavirus. 
  • Pero el ganador de la carrera para frenar la pandemia de COVID-19, no está claro. 
  • Estas son las diferencias que existen entre las candidatas a combatir la pandemia.
  • Descubre más historias en Business Insider España.
 

Los resultados de las vacunas de Pfizer y BioNTech, Oxford y AstraZeneca y Moderna todavía están rodeados de grandes incógnitas. 

Entre ellas, los datos relativos a la seguridad y la inmunidad que generan, que se obtendrán una vez superadas las fases avanzadas de los ensayos en curso. 

Pero ya se conoce que, con creces, todas han superado los porcentajes esperados de éxito frente a nuevos contagios

Aunque los procesos de conservación y traslado suponen un gran desafío para algunas de ellas. 

5 expertos en vacunas confiesan qué necesitarán saber antes de ponerse una vacuna contra el coronavirus

Hasta el momento, la Unión Europea ha cerrado acuerdos con AstraZeneca, BioNTech-Pfizer y Moderna por un total de 1.225 millones de dosis y 580 millones de reservas —a los que a España corresponden un 10%—.

Estas son las 7 principales diferencias que existen entre las vacunas que podrían ser aprobadas en la segunda mitad de diciembre: Moderna, Pfizer y BioNTech y Oxford y AstraZeneca

De qué están hechas las vacunas 

Científicos en un laboratorio.
Getty

Las primeras vacunas en ofrecer resultados contra el COVID-19 —las de Pfizer y BioNTech y Moderna— han apostado por la teconología del ARN mensajero

Tienen como objetivo introducir una variante del ARN en las células para que estas activen el sistema inmunológico y fabrique anticuerpos contra el SARS-CoV-2

El método de Moderna contra el coronavirus apuesta por transformar el cuerpo humano en una "fábrica de vacunas"

Por su parte, la vacuna de la Universidad de Oxford y AstraZeneca utiliza un adenovirus debilitado que provoca resfriados en chimpancés

Este tiene un rasgo del material genético del nuevo virus —la proteína espiga, con la que el virus se adhiere al receptor de la célula humana— y activa las defensas naturales del organismo. 

Es decir, ninguna de ellas previene la infección, sino que te prepara para responder rápido y eficaz contra el nuevo coronavirus

Eficacia contra la infección con el SARS-CoV-2

Científico trabajando en la vacuna

REUTERS/Matyas Borsos

La vacuna de Pfizer y BioNTech ha sido la primera candidata entre las presentes en anunciar su eficacia contra el nuevo coronavirus. 

La misma anunció el pasado 9 de noviembre que había alcanzado un 90% de éxito

Diez días después, tras la última fase de efectividad, el ensayo que cuenta con 43.000 voluntarios confirmaba que el porcentaje ascendía a 95%

Por su parte, Moderna asegura que su candidata frente al SARS-CoV-2 también supera las expectativas con un 94,5% de fiabilidad

Surgen dudas sobre los datos de la vacuna contra el coronavirus de Oxford y AstraZeneca

Mientras, la Universidad de Oxford y AstraZeneca adelantan que su vacuna tiene de media un 70% de éxito frente a nuevos contagios. 

Con las correctas dosis de la candidata, el porcentaje podría ascender al 90%

Sin embargo, los expertos consideran que este resultado podría ser fruto del azar al recoger sólo a personas de 55 años de edad o menos en la muestra. 

Es decir, no incluye a personas de riesgo de COVID-19 grave

Dosis de las candidatas contra el coronavirus

Preparando una vacuna.

Getty

Dos dosis con entre 3 y 4 semanas de diferencia es la norma general para las vacunas anunciadas.

Pero Oxford y AstraZeneca estudian si media dosis en la primera inyección y una dosis completa en la segunda, con un mes de diferencia, es más efectiva al imitar una infección natural.

Los expertos creen que la vacuna no inmunizará para siempre contra el coronavirus y advierten de que se necesitarán dosis de refuerzo

"Podría ser que al dar una pequeña cantidad de la vacuna para empezar y seguir con una gran cantidad, es una mejor manera de poner en marcha el sistema inmunológico y darnos la respuesta inmunológica más fuerte y eficaz", explica Sarah Gilbert, doctora que lidera la investigación.

No obstante, quedan resultados de otras candidatas prometedoras por conocerse. 

De hecho, de alcanzar Johnson & Johnson el éxito esperado, se tendría de estas, la primera vacuna monodosis contra COVID-19

Conservación y traslado de las vacunas

Vacuna de Sinovac.
Reuters

Uno de los puntos más competitivos entre las candidatas es el de traslado y la conservación. 

Mantenerlas a una temperatura estable durante todo el trayecto —desde el laboratorio hasta el destino— es todo un reto en algunos casos. 

La industria farmacéutica se enfrenta al reto de distribuir una vacuna para toda la población mientras lucha por mantener su actividad anterior a la pandemia

Para la vacuna de Oxford y AstraZeneca, el desafío es menor. 

Según ha detallado Joan Pons Laplana, enfermero y voluntario del estudio, a Business Insider España, esta se puede transportar en una nevera estándar. 

Pero la vacuna de Pfizer, por ejemplo, necesita conservarse a unos 70 grados Celsius bajo 0 y no aguanta más de 5 días en la nevera. 

Mientras, Moderna, podría resguardarla durante 6 meses a menos 20 grados y hasta 1 mes a menos 4 grados. 

Protección a las personas de riesgo

Hombre vacunándose, vacuna de la gripe

Reuters/ LISI NIESNER

Las 3 vacunas que han anunciado sus resultados, protegen a las personas que están en riesgo de COVID-19 grave

"Tenemos más del 94% de eficiencia, incluso en personas mayores de 65 años. Esto es, por supuesto, uno de los hallazgos más importantes porque esta población tiene un particular riesgo alto de COVID-19 severo", ha señalado Ugur Sahin, CEO de BioNTech. 

Factores de riesgo de COVID-19 si tienes cáncer: cómo afecta al tratamiento y a la evolución de la enfermedad

Asimismo, desde agosto, Moderna había anunciado que tenía resultados positivos en pacientes de avanzada edad —sin mostrar efectos secundarios graves—.

Mientras, Oxford y AstraZeneca sostienen que produce una sólida respuesta inmune en personas mayores —aunque el grupo del ensayo que tiene un éxito del 90% no incluía a sujetos de más de 55 años—. 

Efectos secundarios

Ensayo de una vacuna contra el COVID-19
Reuters

Las vacunas anunciadas hasta la fecha cumplen con los requisitos de seguridad. 

Hasta el momento, ninguna ha presenciado una hospitalización o efecto adverso grave por la inyección. 

Aunque los ensayos de Oxford y AstraZeneca se detuviesen por una enfermedad extraña no relacionada de 2 pacientes

Un enfermero español voluntario de la vacuna de Oxford y AstraZeneca cuenta su experiencia tras dar positivo en COVID-19

No obstante, no se han publicado los datos relativos a la seguridad de las mismas revisados por pares. 

Según algunos de los voluntarios, los efectos secundarios de Pfizer son dolor en el lugar de la inyección, fatiga y algo de fiebre

Mientras, los de Moderna presentan dolor en el pinchazo, malestar y dolor de cabeza

Qué precio tienen las vacunas

Una voluntaria recibe una vacuna
Reuters

Moderna ha establecido el precio de su candidata entre 21 y 31 euros, similar al de la vacuna de la gripe según el CEO de la farmacéutica, Stéphane Bancel.

Pfizer y BioNTech, en Europa, comercializarán su vacuna a 15,50 euros el vial. Es decir, al necesitarse 2 dosis de la misma, serán 31 euros por vacunado. 

España ya tiene el plan de vacunación contra el coronavirus: así se hará en otros países

Por su parte, Oxford y AstraZeneca, al menos hasta que pase el estado de pandemia, mantendrán el precio de coste de la vacuna. 

Esto implica que cada vial costará entre 2,50 euros y 4,20 euros. No obstante, para los países en vías de desarrollo, fijarán un precio no sujeto a cambios. 

Otros artículos interesantes:

El plan de vacunación contra el COVID-19 en España: cuando llegarán las vacunas y quienes serán los primeros en recibirla

La carrera por la vacuna del coronavirus está lejos de tener un ganador claro pese a los primeros resultados: estas son las opciones de AstraZeneca y Johnson & Johnson

La inmunidad al coronavirus dura hasta 8 meses después de la infección: las vacunas contra el COVID-19 podrían ofrecer protección a largo plazo