El verdadero reto de crear productos transparentes, según David Sanmartín, cofundador de Nothing

Nothing ear(1).
Nothing ear(1).
  • Los Nothing ear(1) tienen un diseño transparente que ha hecho que llamen la atención de toda la industria tecnológica.
  • Pero, ¿qué es lo más difícil de fabricar este tipo de productos? David Sanmartín, cofundador y responsable de Europa de la marca, desvela en una entrevista con Business Insider España por qué desarrollar gadgets transparentes es especialmente complicado.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Una de las claves por las que Nothing ha llamado la atención con su primer y único producto, los ear(1), es que son transparentes. Esta característica hace que sea fácil distinguirlos de sus competidores, pero es algo que no tiene un desarrollo fácil.

"Lo más difícil a la hora de crear los ear(1) es que, como son completamente transparentes, se tienen que ver bonitos por fuera y por dentro", explica David Sanmartin, cofundador y responsable de Europa de Nothing, durante una entrevista con Business Insider España.

El ejecutivo detalla que una cosa tan "aparentemente simple" como poner pegamento o un imán puede resultar un verdadero quebradero de cabeza para los ingenieros, ya que tienen que hacerlo de forma disimulada y que quede estéticamente atractivo, lo que puede llegar a encarecer su coste.

David Sanmartín, cofundador de Nothing: "Queremos que todos nuestros productos incorporen siempre algo transparente"

"En unos AirPods puedes poner el pegamento que quieras y hacer que el imán no esté pulido porque no va a pasar nada. Aquí se ve todo", comenta.

Sanmartín confirma que gran parte del proceso de creación lo dedicaron al apartado de diseño para que todo fuera agradable a la vista: "También tienes que tener en cuenta que deben ser materiales hipoalergénicos y más cosas".

David Sanmartín, cofundador y responsable de Europa de Nothing.
David Sanmartín, cofundador y responsable de Europa de Nothing.

BI España

Los Nothing ear(1) tienen, además de un diseño espectacular, una configuración técnica bastante potente para el precio que tienen (99 euros).  

Concretamente, se trata de unos auriculares inalámbricos (TWS) con un driver dinámico de 11,6 mm que ofrece un sonido muy limpio y claro. En la app desde la que se controla el dispositivo hay un ecualizador mediante el cual se puede alternar entre 3 modos de sonido: bass, treble y normal, lo que implica que es muy personalizable.

Estos TWS vienen con cancelación de ruido activa, así como un modo claridad, por el cual podrás seguir escuchando ligeramente los cascos que vienen de fuera para situaciones en las que así lo requieras (por ejemplo, mientras andas por la calle). Asimismo, su autonomía es de unas 5 horas, aproximadamente.

En otras palabras: una muy buena opción si estás buscando unos auriculares inalámbricos por menos de 100 euros.

Otros artículos interesantes:

Nothing ear (1), los auriculares transparentes dejan de ser un misterio para colocarse entre las mejores opciones del mercado

Los mejores auriculares que puedes comprar por menos de 100 euros

La vuelta a los auriculares con cable: la tendencia que se abre paso entre las 'celebrities' y que podría acabar con la era de los AirPods

Te recomendamos

Y además