Pasar al contenido principal

Los altos directivos tienen hasta 12 veces más posibilidades de ser víctimas de un ciberataque que cualquier otro trabajador

Experto en ciberseguridad
Getty Images
  • Las víctimas perfectas para los criminales cibernéticos no son otros que los altos directivos: personas que siempre andan escasas de tiempo... y de atención a los detalles que podrían alarmarles ante una campaña social, por ejemplo.
  • Los ejecutivos de nivel C han sido atacados 12 veces más en comparación con el año pasado. También tienen nueve veces más probabilidades de ser el blanco de las brechas sociales frente al curso anterior.
  • Según el mismo estudio, los ciberdelincuentes también están redirigiendo sus ataques a soluciones basadas en la nube, porque ahí es donde la mayoría de las organizaciones están migrando en la actualidad.

Cuando un ratero busca robarle la cartera a un viandante, suele fijarse en una serie de detalles: la facilidad con que puede extraer la billetera, si la persona está prestando atención o no a su entorno y cuál es la capacidad de que reaccione dado el momento. Cuando estos delincuentes encuentran a alguien con prisa y despistado, sus instintos criminales (si nos permiten la metáfora) se activan de forma dramática.

En el caso de la ciberdelincuencia sucede algo parecido. Y es que, como refleja un reciente estudio de Verizon, las víctimas perfectas para los criminales de unos y ceros no son otros que los altos directivos. Personas que siempre andan escasas de tiempo... y de atención a los detalles que podrían alarmarles ante una campaña social, por ejemplo.

Hablamos de ataques como phishing o similares, que se propagan rápidamente a través de correos electrónicos fraudulentos, y que se aprovechan de que estos ejecutivos de alta categoría (C'level, como se les suele denominar en el mundo anglosajón) no suelen prestar atención a lo que descargan o ejecutan en su día a día. A ello le unimos el factor de que son víctimas con alto poder adquisitivo y tenemos la combinación perfecta para el desastre.

Los datos así lo constatan: los ejecutivos de nivel C han sido atacados 12 veces más en comparación con el año pasado. También tienen nueve veces más probabilidades de ser el blanco de las brechas sociales frente al curso anterior. 

Leer más: Solo una de cada diez empresas invierte lo suficiente en ciberseguridad pese a que el 31% ni siquiera ha sido capaz de detectar un ciberataque

Además de los directivos, los ciberdelincuentes también están redirigiendo sus ataques a soluciones basadas en la nube, porque ahí es donde la mayoría de las organizaciones están migrando en la actualidad. En su mayoría, utilizan contraseñas robadas para acceder a la red y los servicios cloud de una compañía.

¿La nota positiva? El personal de recursos humanos puede tomarse un relativo respiro, ya que los ataques contra esta categoría profesional han disminuido seis veces en comparación con los experimentados el año pasado. 

Y además