"Estuvimos 4 años intentando negociar con ellos y no llegamos a nada": el director de RRHH de Ryanair carga contra los sindicatos USO y SITCPLA, convocantes de la huelga, que desmienten sus palabras

El director de RRHH de Ryanair, Darrell Hughes.
El director de RRHH de Ryanair, Darrell Hughes.

Ryanair

¿Quién sale perdiendo en la guerra entre Ryanair y los sindicatos que ha llevado a una huelga prolongada hasta enero?

Según explica Darrell Hughes, director de RRHH de Ryanair, en una entrevista con Business Insider España, los que seguro no saldrán perdiendo son los pasajeros.

Pese a que, en palabras de Hughes, está siendo un verano muy difícil y perturbador para toda la industria de la aviación, donde las cancelaciones y los retrasos han sido los grandes protagonistas de la temporada, los clientes de la low cost han podido seguir disfrutando de su "rendimiento de tiempo líder en la industria". 

"Creo que eso ha sido la clave de que hayamos invertido mucho en estar preparados desde el principio para la recuperación tras el COVID-19. Estábamos preparados antes que muchos de nuestros competidores en Europa. Y eso nos ha servido ahora, cuando el tráfico se ha recuperado a lo largo de este verano", añade.

Ryanair realizó el año pasado una contratación de personal anticipada para la temporada verano de 2022 y confirma haber recibido un número récord de solicitudes para puestos de tripulación de cabina en los países de la Unión Europea en los que opera.

El directivo asegura que la compañía está muy contenta con su propio rendimiento en términos de resistencia operativa, pero están "muy decepcionados" con el rendimiento del control del tráfico aéreo y algunas otras empresas de terceros en los aeropuertos de toda Europa. 

Los controladores aéreos, sin embargo, han salido en su defensa a través de redes sociales negando las culpabilidad de la que les responsabiliza la aerolínea.

Ryanair no consigue negociar en España

Los sindicatos USO y SITCPLA han convocado a lo largo del verano varias jornadas de huelga para los tripulantes de cabina. La última, que empezó el pasado 8 de agosto y se prolongará hasta el 7 de enero, se debe a la negativa de la aerolínea irlandesa de retomar las negociaciones del nuevo convenio colectivo, según dichos sindicatos.

"Hemos estado 4 años intentando negociar con los sindicatos USO y SITCPLA, incluso 8 meses con una mediación con los principales expertos en relaciones laborales de España. Se esforzaron mucho en intentar ayudarnos a llegar a un acuerdo y no fuimos capaces de conseguirlo", asegura Hughes. 

El director de RRHH afirma que fue en medio de esa mediación cuando USO anunció las huelgas para el verano. 

En conversaciones con Business Insider España, Manuel Lodeiro, vicepresidente de SITCPLA y delegado de Ryanair, niega que lleven 4 años negociando: "Les hemos tenido que forzar a que formaran la mesa de negociación a través de una conciliación que hemos llevado a cabo en la Audiencia Nacional. Desde que acceden a esa conciliación, mantuvimos reuniones infructuosas durante el pasado verano, por lo que solicitamos una mediación externa en la Fundación SIMA y entonces negociamos durante 8 meses".

Hughes asegura que alcanzaron un punto en el que se dieron cuenta de que iba a ser imposible llegar a un acuerdo con ellos y destaca que en cuestión de 6 semanas pudieron llegar a un acuerdo el pasado mayo con CCOO.

Tanto USO como SITCPLA indican que en 2019 se firmó un acuerdo ?al que ha tenido acceso este medio? en el que la irlandesa se comprometía a acatar la legislación española y aceptaba que USO y SITCPLA fueran los sindicatos representativos en Ryanair. 

"Esto no se ha cumplido. Si no se llega a acuerdo, no es solo culpa nuestra. Tampoco es nuestra culpa que no entiendan la legislación de nuestro país", añade Lidia Arasanz, secretaria general de USO-RYANAIR. "Todo lo que comporta el acuerdo con CCOO ya estaba en nuestra mesa negociadora".

Tras las huelgas de las aerolíneas hay un enfrentamiento entre sindicatos: se acusan de mentir y boicotearse

Hughes insiste en que habría que mirar el hecho de que han concluido también otros acuerdos con SEPLA (para los pilotos españoles) y con otros socios sindicales en toda Europa.

"Somos perfectamente capaces de alcanzar los compromisos que se requieren para negociar un acuerdo, pero hemos visto una mala fe constante en las negociaciones de USO y SITCPLA", apunta.

Discrepancias en las demandas de aumentos salariales y despidos durante la huelga

Una de las grandes disputas que enfrentan a la aerolínea que dirige Michael O'Leary y dichos sindicatos es la relacionada con las demandas de aumentos salariales

Mientras que Hughes defiende que los sindicatos pedían aumentos salariales del 167% para personas "que ya están muy bien pagadas en la economía española", los sindicatos aseguran que pedían actualizaciones salariales del 8%, una oferta que Ryanair insiste en que nunca se hizo.

Lodeiro, que lleva 14 años trabajando para la aerolínea, niega las cifras que anuncia la irlandesa: ?Es un número completamente aleatorio. Lo que estamos pidiendo son 2 pagas extras más al año, 2 días más de vacaciones y que se abonen las imaginarias en casa [guardias]. ¿Cómo puede suponer esto un 167% de subida salarial??.

?Nosotros tampoco lo entendemos. Hemos hecho públicas las tablas salariales que estábamos llevando y ahí se constata que es una mentira enorme", comenta Arazanz, sobrecargo en Ryanair, donde lleva 16 años trabajando.

Según explica Arasanz, Ryanair tiene como punto de partida los salarios reducidos por la modificación sustancial de condiciones de trabajo que se aplicó por la pandemia ?lo cual luego denunciaron ante la Audiencia Nacional y se les dio la razón?. 

"Suponemos que están partiendo de estas tablas, que no pueden aplicarse porque ya un juez les ha dicho que no pueden hacer esta rebaja salarial a los trabajadores", indica.

Los sindicatos también acusan a la aerolínea de despedir a varios empleados que habían ido a la huelga. 

Aunque la compañía admite que ha habido despidos ?a fecha de hoy no han podido confirmar la cifra, pero USO señala que han sido 22 y que hay más de 200 trabajadores bajo estudio disciplinario por el mismo motivo?, deniega categóricamente que esa fuese la razón.

"Ryanair respeta plenamente el derecho de toda nuestra gente a ir a la huelga. Nadie ha sido disciplinado o despedido por ello. Hemos tenido un número limitado de casos en los que los sindicatos animaron a la gente a intentar sabotear los servicios mínimos", explica. 

Según Hughes, ha habido casos en los que la gente ha incumplido la legislación española [que obliga a que haya unos servicios mínimos] y sus contratos de trabajo, lo cual se ha resuelto mediante un proceso disciplinario.

Lodeiro señala que la empresa abusa de su capacidad organizativa ?lo que confirmó Inspección de Trabajo en 2018? y envía cartas de servicios mínimos al 100% de la plantilla. 

"En el último momento se les ha cambiado ese servicio mínimo, vulnerando el derecho de decisión. La empresa tiene una obligación de organización previa de esta huelga para asegurar que se operan estos servicios mínimos. No puedes cambiar el modus operandi en momentos de huelga porque a ti te vaya bien", indica Arasanz.

Lodeiro añade que los despidos se deben a que la empresa está comunicando esos servicios mínimos en periodos de descanso, de vacaciones o de bajas, fuera de los periodos en los que están activos consultando todas las comunicaciones. "Tenemos derecho a la desconexión digital como cualquier otro trabajador", añade. 

Hughes también desmiente que la empresa enviase cartas "con amenazas de despido" a aquellos trabajadores que acumulase 4 bajas en un año, como denuncian los sindicatos.

USO y SITCPLA denuncian la vulneración de la libertad sindical

Hughes insiste en que la compañía tiene mucha experiencia en hacer estos acuerdos con sus socios sindicales en toda Europa. Para ello, indica, siempre tiene que haber un compromiso y una cesión por ambas partes.

"No estamos aquí para desacreditar a nadie. Lo más importante es que hemos sido capaces de concluir acuerdos con CCOO y SEPLA con mejores condiciones de trabajo tanto para nuestros pilotos como para nuestros tripulantes de cabina, porque estamos negociando de buena fe", añade.

Según Hughes, no se trata de un conflicto ni de una disputa, pero asegura estar notando que los sindicatos cada vez están "más desesperados"

"Están perdiendo miembros constantemente. Y cuanto más débiles son, más recurren a su vieja táctica de hacer afirmaciones falsas en los medios de comunicación. Mienten sobre las cancelaciones, sobre las condiciones de trabajo y sobre nuestro cumplimiento de la legislación española, lo cual es falso", indica.

USO y SITCPLA denuncia la vulneración del derecho de libertad sindical de los trabajadores. 

"Están poniendo toda la maquinaria propagandística de Ryanair a trabajar", exclama Lodeiro, que indica que tienen a los supervisores de base con papeles de afiliación a CCOO en las mesas ?Business Insider España ha podido ver imágenes de ello?.

Según Lodeiro, CCOO es un sindicato "amarillo", el sindicato de la empresa: "CCOO no tenía ninguna presencia en aire, lo que les frustraba. Podrían haber hecho algo en esta lucha que llevamos tantos años teniendo. Lo que no quería Ryanair es que esto se convirtiera en una victoria de SITCPLA y USO, cuando lo único que queremos es recuperar las condiciones que teníamos antes".

Arasanz, que deniega que hayan tenido bajas de miembros de USO, también menciona que los nuevos trabajadores están afiliándose a CCOO porque la empresa en el momento de hacerles firmar el contrato laboral les ofrece la afiliación a CCOO para que puedan acogerse a esas condiciones.

Qué esperan los protagonistas de los próximos meses

La irlandesa está cerca de tirar la toalla: "Lo hemos intentado todo sin éxito. Todos podemos esperar milagros, pero lo que toda nuestra experiencia nos ha enseñado es que no son buenos interlocutores para negociar ni han mostrado voluntad de hacerlo". 

¿Qué espera Hughes de estos meses? "Lo mismo que hemos vivido hasta ahora: nada. No se está apoyando a la tripulación y no se están produciendo retrasos ni cancelaciones. La operación continúa. Hay mucho ruido ahí fuera, pero muy poco ocurre realmente en el terreno. Y vamos a seguir negociando con CCOO como sindicato representativo de nuestros tripulantes de cabina", afirma.  

El directivo, que cree que la huelga no va a afectar a los clientes (pues aseguran tener menos cancelaciones que la competencia), insiste en que las condiciones de la plantilla de Ryanair les hace más atractivos como empleadores.

La low cost no espera que se produzcan interrupciones en sus 3.000 vuelos diarios en agosto o septiembre como consecuencia de las huelgas.

Desde SITCPLA esperan una readmisión inmediata de los despedidos y una paralización completa de los procedimientos disciplinarios que hay en curso por este motivo. 

"También esperamos que vuelvan a la mesa de negociación A nosotros se nos votó para dicha mesa, nadie votó a CCOO", sentencia Lodeiro.

En ese sentido, USO espera poder realizar elecciones sindicales, tener comités de empresa en todas o casi todas las bases de España, y que Ryanair ya no pueda decir más que no tienen representación en la empresa.

"No entendemos que el gobierno español, a pesar de todo esto, siga mirando para otro lado, mientras los trabajadores de Ryanair siguen anonadados, alucinando, y preguntándose qué más tiene que pasar para que nos ayude alguien", concluye.

Otros artículos interesantes:

20 años de Ryanair en España: así ha contribuido la aerolínea irlandesa de bajo coste a la economía de nuestro país

Las tarifas de 10 euros de Ryanair desaparecerán por el aumento del precio del combustible, según su CEO

Huelga en Ryanair: estos son tus derechos como pasajero si tu vuelo se cancela

Te recomendamos