El director de videojuegos de Amazon tiene objetivos absurdamente ambiciosos, como la creación de 2 o 3 juegos que "capten a millones de jugadores y se mantengan en el mercado más de 10 años"

Jeff Bezos, fundador de Amazon, en una fotografía de 1999.
Jeff Bezos, fundador de Amazon, en una fotografía de 1999.

Chris Carroll/Corbis/Getty Images

  • Amazon lleva años luchando por irrumpir en el lucrativo negocio de los videojuegos.
  • Esta lucha no impide que el vicepresidente de Amazon y líder de la división de videojuegos, Christoph Hartmann, elabore planes muy ambiciosos para el futuro.
  • Hartmann cree que Amazon va a ser capaz de producir múltiples franquicias de éxito en la próxima década.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

¿Sabías que Amazon, una de las empresas más grandes del mundo, lanzó y retiró rápidamente del mercado el año pasado un videojuego dotado de gran presupuesto?

El juego se llama Crucible, y todo aquel que sea la primera vez que oye su nombre, que sepa que está perdonado.

A pesar de que el juego se podía disfrutar gratis y estaba en la plataforma de gaming más grande del mundo, Steam, su paso por el top 100 de videojuegos en el mundo fue fugaz.

Por esa razón, Amazon se cargó el proyecto Crucible que había pasado años desarrollando y en el que había invertido millones de euros, tan solo 5 meses después de su lanzamiento.

La historia de Crucible se ha convertido en un emblema de las dificultades de Amazon para irrumpir en el lucrativo mercado de los videojuegos, ya sea con el proyecto de un videojuego de referencia, o con su actual servicio de streaming, Amazon Luna, que pasa totalmente desapercibido para el gran público.

La lista de precedentes que puede alargarse hasta 2014, no obstante, no desalienta al vicepresidente de la división de videojuegos de Amazon, Christoph Hartmann.

"Mi meta personal es crear 2 o 3 videojuegos triple A, juegos con modalidad online que atraigan a millones de jugadores y se mantengan en el mercado más de 10 años", ha contado Hartmann a The Verge.

La meta es altamente ambiciosa, y tan solo unos pocos creadores de videojuegos han llegado a cumplirla. Al fin y al cabo, tan solo hay un puñado de juegos como el League of Legends o el Overwatch.

Pese al legado de su división, Hartmann tiene razones para ser optimista, el último juego de Amazon, New World, tuvo una acogida muy positiva de su versión beta.

Amazon, no obstante, sigue a años luz de desarrollar el tipo de videojuegos que Hartmann marca como objetivos —juegos como Destiny y Fortnite que no solo atraen a millones de usuarios, sino que se alojan en mundos de "servicio en directo" que proporcionan contenido continuamente—.

Ese tipo de videojuegos que capturan a las masas son una rareza en la industria del videojuego.

Amazon cancela el juego de 'El Señor de los Anillos' que anunció hace 2 años

Uno de los ejemplos más claros de estas rarezas es Grand Theft Auto V, que ha traspasado 3 generaciones de consolas distintas y continúa reuniendo a millones de jugadores, pese a que se lanzó al público en 2013.

Principalmente gracias a su modo de juego online, Grand Theft Auto Online, millones de jugadores siguen manteniéndose fieles al videojuego que ha cumplido ya 8 años de edad, una longevidad nada habitual dentro de la industria.

La empresa donde solía trabajar Hartmann, Take-Two Interactive, es la responsable de publicar tanto la franquicia Grand Theft Auto V como NBA 2K, dos juegos cuya modalidad online es un éxito.

Hartmann conoce de primera mano, por tanto, la dificultad de llevar a cabo esos juegos.

El objetivo se convierte en un punto de especial tensión en Amazon por dos motivos: el historial de la empresa en la industria, y el hecho de que Amazon no es, principalmente, una empresa de videojuegos.

Amazon es un gigante del comercio electrónico, del alojamiento de webs, de propiedad de supermercados en Estados Unidos con Whole Foods, e incluso de producción de películas para Hollywood para Prime Video.

En el mundo del videojuego, al margen de controlar el servicio de streaming Twitch, Amazon no tiene mucha relevancia. Tiene presencia, simplemente, porque Amazon tiene presencia en muchos ámbitos.

Hartmann, aun así, parece ser consciente del problema, pero se mantiene firme en sus ambiciones.

"Al principio trataron de replicar la fórmula que ha hecho que Amazon sea tan grande", cuenta. "Pero hacer videojuegos es mucho más difícil de lo que parece".

Otros artículos interesantes:

Cuánto ganan los trabajadores de Twitch en Estados Unidos: los sueldos de sus ingenieros de software, analistas de datos, jefes de producto y más

El plan de Amazon para conquistar el negocio de la moda: tiendas físicas con pantallas inteligentes en los probadores y una experiencia de compra poco tradicional

Te recomendamos

Y además