Pasar al contenido principal

Una discográfica va a publicar una recopilación de los famosos vinilos de oro de la NASA

Un técnico de la NASA prepara un vinilo de oro para instalarlo en la sonda Voyager 1.
Un técnico de la NASA prepara un vinilo de oro para instalarlo en la sonda Voyager 1. NASA/JPL-Caltech
  • En 1977 la NASA lanzó unos vinilos recubiertos de oro que contenían audios e imágenes de la Tierra al espacio exterior por medio de sus sondas Voyager 1 y Voyager 2.
  • La agencia espacial nunca hizo públicas las copias del vinilo. 
  • Cuarenta años más tarde, un sello discográfico ha encontrado la cinta maestra —y tras obtener los permisos de copyright— ha producido un conjunto de tres LPs a partir del audio original.
  • El recopilatorio estará disponible a mediados de febrero.

Tras años de trabajo, un grupo de músicos aficionados va a acercar los discos de oro de la famosa sonda Voyager de la NASA a los tocadiscos de todo el mundo. 

La NASA presentó sus discos de oro —una selección de mensajes, imágenes y audios pensados para dar a conocer la Tierra a un público alienígena— antes del lanzamiento al espacio de las sondas Voyager 1 y Voyager 2 en 1977

Estos discos de oro de las Voyager están considerados como las cápsulas del tiempo más ambiciosas de su época.

El Jet Propulsion Laboratory de la NASA señaló en su sitio web que "el contenido del registro fue seleccionado para la NASA por un comité presidido por Carl Sagan". "Sagan y sus asociados reunieron 115 imágenes y una variedad de sonidos naturales, como los producidos por el surf, el viento y los truenos, las aves, las ballenas y otros animales. A esto añadieron selecciones musicales de diferentes culturas y épocas, y saludos orales de los terrícolas en 55 idiomas, junto a mensajes impresos del Presidente Carter y de Waldheim, Secretario General de la ONU".

Pero durante más de 40 años, la NASA nunca ha publicado de forma íntegra el disco de oro de las Voyager. Esa hazaña ha sido lograda por el sello discográfico Ozma Records, gracias a un proyecto Kickstarter.

La compañía ha hecho llegar 10.000 copias anticipadas a los patrocinadores, y próximamente el resto del público podrá adquirir el pack de tres LPs valorado en 98 dólares (unos 79 euros). Según la página de Ozma Records, los discos remasterizados se expedirán a mediados de febrero.

Cómo copiar el disco de oro de la NASA

Portada de la recopilación "Voyage Golden Record 3xLP Box Set" producida por Ozma Records.
Portada de la recopilación "Voyage Golden Record 3xLP Box Set" producida por Ozma Records. Ozma Records

Las sondas Voyager fueron lanzadas para "recorrer" el sistema solar y volaron por JupiterSaturno y sus diferentes lunas. De momento siguen siendo los primeros y únicos robots que han hecho fotografías de Urano y Neptuno desde cerca, sus lunas y anillos y otros objetos del espacio exterior.

La NASA sabía que las sondas —que se movían a velocidades superiores a 56.327 kilómetros por hora— abandonarían el control del sistema solar y volarían entre las estrellas, condenadas a la deriva para siempre entre la galaxia de la Vía Láctea. Así que colocaron un disco de oro en cada una de ellas ante la posibilidad de que algún extraterrestre pudiera encontrar la sonda Voyager algún día.

En el envío adjuntaron unas instrucciones ilustradas (tal y como muestra la imagen anterior). Debido a su propósito, fueron más laxos de lo normal frente la protección del material por los derechos de autor.

Sin embargo, fue precisamente este hecho el que obstaculizó la reedición de los vinilos en la Tierra. En los últimos años, la NASA ha ido publicando en su web una selección de dichos audios exentos de derechos de autor; pero en el caso de los clips protegidos, se ha interesado únicamente por listar los nombres de estas piezas. De acuerdo con The Atlantic, la agencia espacial tampoco guardó las cintas originales, que entregó a CBS Records.

Leer más: Qué instrumento musical regalarle a tu hijo

El esfuerzo de Ozma Records por encontrar, copiar y publicar la mayor cantidad posible de la mezcla de audio original en vinilo comenzó en 2016. El periodista especializado en ciencia y tecnología, David Pescovitz, lanzó el proyecto junto con Timothy Daly, un veterano de la industria musical y cofundador de un nuevo sello discográfico llamado Ozma Records. El diseñador gráfico Lawrence Azerrad también le ayudó a dirigir la campaña.

El objetivo del proyecto llevado a cabo por el grupo Kickstarter era el de recaudar 200.000 dólares (alrededor de unos 160.540 euros), pero en última instancia, los patrocinadores aportaron 1,3 millones de dólares (un millón de euros).

Cada set contiene tres vinilos translúcidos de color dorado.
Cada set contiene tres vinilos translúcidos de color dorado. Ozma Records

Al grupo le costó más de un año localizar a los creadores del audio, obtener los derechos de autor, configurar cuentas de royalties para los titulares de los derechos que no lograron encontrar, desenterrar las cintas maestras y hacer una copia.

Timothy Ferris, uno de los miembros originales del equipo de los discos de oro de las Voyager de la NASA, hizo algunos apuntes sobre la versión remasterizada.

"Pescovitz y Daly se tomaron la molestia de contactar a los artistas que estaban representados en el disco y enviarles respectivo a los certificados de autenticidad, algo que nunca tuvimos tiempo de llevar a cabo con el proyecto original", escribió Ferris en ese texto, que fue reproducido en un ensayo para el The New Yorker.

En la descripción del producto del catálogo Light in the Attic, Ozma Records escribió:

"Como objeto de arte y diseño, representa reflexiones profundas acerca de la comunicación, el contexto y el poder de los medios de comunicación. En el ámbito de la ciencia, plantea preguntas fundamentales sobre quiénes somos y nuestro lugar en el universo. En la intersección de esas tres perspectivas, el registro Voyager es un testamento que subraya el potencial de la ciencia y el arte para prender la llama de la curiosidad y capacidad de asombro de la humanidad".

A continuación puede escuchar una muestra del disco de vinilo:

¿Dónde están las Voyager ahora?

La Voyager 1 se encuentra a unos 21.887 millones de kilómetros de la Tierra, mientras que la Voyager 2 —que avanza un poco más despacio— se encuentra a unos 17.557 millones de kilómetros de distancia.

Ilustración de una sonda Voyager abandonando el sistema solar.
Ilustración de una sonda Voyager abandonando el sistema solar. NASA/ESA/G. Bacon (STScI)

Sus discos de 30 centímetros no están hechos de oro sólido, sino de cobre, y cuentan con una generosa capa de oro que se encarga de prolongar su vida útil contra el incesante golpeteo de los rayos cósmicos.

Las estimaciones actuales sugieren que los registros se mantendrán intactos durante aproximadamente mil millones de años, mucho después de que la humanidad tenga que abandonar la Tierra o desaparezca por completo.

Te puede interesar