Logran diseñar un método para obtener metales preciosos a partir de residuos electrónicos:"El tesoro está en nuestros contenedores de basura"

desechos electrónicos, basura electrónica
Kim Kyung Hoon/Reuters
  • Una mejora en el método de calentamiento Flash Joule permite recuperar metales preciosos de los desechos electrónicos en solo segundos.
  • La técnica, diseñada el pasado año por la universidad de Rice (EEUU), usa hasta 500 veces menos energía que los métodos de laboratorio actuales y genera un subproducto suficientemente limpio para tierras agrícolas.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Investigadores de la Universidad de Rice (EEUU) han desarrollado un método para extraer metales valiosos de los desechos electrónicos en un segundo.

Se trata de un proceso sostenible y sin solventes mediante el método de calentamiento instantáneo Joule.

La técnica fue introducida el año pasado por dicho equipo para producir grafeno a partir de fuentes de carbono como residuos de alimentos y plástico. Ahora se ha adaptado para recuperar rodio, paladio, oro y plata para su reutilización.

El informe, publicado en Nature Communications también muestra que los metales pesados

altamente tóxicos, como cromo, arsénico, cadmio, mercurio y plomo, se eliminan de los materiales evaporados, dejando un subproducto con un contenido mínimo de metal.

Inicialmente la técnica usa un flash de electricidad para calentar el carbono y transformarlo en diversas fuentes. Esto implica calentarlo a una temperatura de 2.727 °C.

Ahora los investigadores han modificado el proceso para lograr generar otros materiales. Para ello los someten a mayor temperatura, cambiando la duración del flash. Desde los 10 milisegundos invertidos originariamente hasta los 500 milisegundos necesarios ahora.

"Calentar instantáneamente los desechos a 3.400 Kelvin (5.660 grados Fahrenheit) con una sacudida de electricidad vaporiza los metales preciosos y los gases se ventilan para su separación, almacenamiento o eliminación", subraya el estudio.

"La mayor fuente creciente de desechos se convierte en un tesoro"

En un mundo que se ahoga en basura, la recuperación de metales preciosos a partir de desechos electrónicos, denominada minería urbana, es una pieza importante para una economía circular.

De cara a 2030 se estima que el mundo generará en torno a 74 millones de toneladas de basura electrónica. Claramente existe un gran potencial para la minería urbana.

“Encontramos una manera de recuperar los metales preciosos y convertir los desechos electrónicos en un recurso sostenible. Aquí, la mayor fuente creciente de desechos se convierte en un tesoro”, explica en nota de prensa James M. Tour, investigador principal del estudio.

“Esto reducirá la necesidad de viajar por todo el mundo para extraer minerales de lugares remotos y peligrosos, despojar la superficie de la Tierra y utilizar gran cantidad de recursos hídricos. "El tesoro está en nuestros contenedores de basura", enfatiza.

No es la única forma en la que este método ayudará al planeta.  

El proceso consume alrededor de 939 kilovatios-hora por tonelada de material procesado, 80 veces menos energía que los hornos de fundición comerciales y 500 veces menos que los hornos de tubo de laboratorio, según los investigadores. 

Una vez "flasheado" el material, el proceso se basa en lo que se denomina "separación por evaporación" de los vapores metálicos. Dichos vapores se transportan desde la cámara de evaporación al vacío a otro recipiente, una trampa fría, donde se condensan en sus metales constituyentes. 

“Dado que cada destello toma menos de un segundo, esto es fácil de hacer”, asegura Tour.

El equipo además asegura que la reacción instantánea de Joule redujo la concentración de plomo en el carbón restante a menos de 0,05 partes por millón, el nivel considerado seguro para suelos agrícolas. Los niveles de arsénico, mercurio y cromo se redujeron aún más al aumentar el número de destellos.

Otros artículos interesantes:

La basura electrónica se dispara un 21% en los últimos 5 años y alcanza un nuevo récord mundial

Así se reciclan los dispositivos electrónicos y esto es lo que puedes hacer para ayudar al medio ambiente

Esta línea de joyería está fabricada con oro, plata y cobre extraídos de móviles desechados: comprar joyas y ser más ecológico pueden ir de la mano

Te recomendamos