Disney cambiará los términos de los contratos con el talento de sus películas con el objetivo de tener más libertad para estrenar como quieran

Scarlett Johansson en 'Viuda Negra'.
Scarlett Johansson en 'Viuda Negra'.

Disney

  • Al contrario de lo que muchos esperaban, Disney ha anunciado su intención de introducir cambios en los contratos que firmarán las estrellas de sus futuras películas.
  • Antes de la pandemia la recaudación de taquilla suponía una parte muy cuantiosa del salario para el talento. Pero Disney entiende que los tiempos han cambiado.
  • El gigante busca más libertad con la fórmula de estreno de cada producción para evitar atarse a los estrenos en las salas, un conflicto visible en plena pandemia por la demanda de Scarlett Johannson.
  • Comienza el día bien informado con la selección de noticias de Business Insider España: suscríbete gratis aquí.

Disney se dispone a reescribir los términos que regirán el Hollywood pospandemia. Y los primeros que van a sufrir los cambios van a ser los actores y actrices. Todos los ojos estaban puestos sobre Disney y las medidas que le forzaría a adoptar la demanda de Scarlett Johansson por el estreno simultáneo, en cines y Disney+, de Viuda Negra

Contrariamente a lo que muchos esperaban (que diese un paso atrás y volviese a hacer las cosas como siempre) Disney acaba de anunciar su intención de introducir cambios en los próximos contratos que firmen con el talento de sus películas. El objetivo último es conseguir más libertad en la elección de la fórmula de estreno en cada caso concreto.

Hace un año, por estas mismas fechas, Disney anunciaba un profundo cambio reorganizativo de su actividad, que pasaba por darle prioridad a la explotación digital de sus contenidos. Con este golpe de timón buscaban adaptarse al nuevo escenario que había instaurado la pandemia y acelerar la transición hacia los nuevos hábitos de consumo de un espectador que le había cogido gusto al sofá. 

La consecuencia de esa decisión fueron fórmulas de estreno que antes habrían resultado imposibles (en especial las que suponían estrenar en cine y en Disney+ el mismo día). El cabreo de las estrellas no tardó en llegar. 

Razones no les faltaban.

En el momento en que Disney decidió cargarse la exclusividad de los cines, el talento dijo adiós a una parte muy cuantiosa de su salario: la participación con un porcentaje en la recaudación de taquilla, una cláusula presente en la práctica totalidad de los contratos estándar que las majors firman con el equipo artístico de la película.

Los estrenos simultáneos en cines y plataformas no están exentos de consecuencias negativas: en los últimos meses se han hecho más evidentes que nunca

Pero si algo sobra en Hollywood son giros inesperados. El CEO de Disney, para sorpresa de un sector convencido de que recularían (¿quién en su sano juicio iba a comprometer el principal activo de sus estrenos?) ha anunciado que van a reescribir las reglas que deben regular la nueva realidad. Empezando por los contratos. 

El jaque de Disney

Disney quiso reorganizarse ante las especiales circunstancias que provocó la pandemia muy rápido. Tal vez demasiado rápido, sin haber tanteado al talento y sus niveles de comprensión ante medidas tan disruptivas.  

¿El resultado? Que los principales damnificados (actores y actrices) hiciesen valer las condiciones de los contratos que habían firmado en su momento. Ahí está el gran dilema que tendrá que resolver el tribunal de arbitraje que revisará la causa Johansson. Los contratos se habían firmado antes de la pandemia y proyectando un estreno en un mundo sin restricciones. 

¿Se puede en forzar a un estudio a cumplir las cláusulas del contrato cuando la situación de explotación comercial prevista en el mismo ha cambiado de manera sustancial? 

Scarlett Johansson, al menos, cree que sí. Los acusa de incumplimiento de contrato por no haber respetado el período de exclusividad en los cines. Una decisión que, según ella, le ha perjudicado económicamente. Sus abogados han hecho cálculos y estiman que Johansson podría haber "perdido" unos 50 millones de dólares con el estreno en Premier Access de Viuda Negra

La respuesta inmediata de Disney fue bastante áspera. Acusó de Johansson de ser poco considerada dadas las circunstancias, teniendo en cuenta que ya había cobrado 20 millones por adelantado. 

Disney, además, dijo que había cumplido su parte, proporcionando el estreno más adecuado dadas las circunstancias. Pero a nadie se le escapa que, probablemente, las ganancias en taquilla habrían sido mucho mayores con un estreno convencional sin pandemia. Y, vistos los resultados de Shang Chi, también con pandemia. 

En declaraciones realizadas durante su última llamada a inversores, Bob Chapek ha sido contundente. "Los estándares para los acuerdos con talento están siendo sometidos a  revisión y los acuerdos futuros necesitarán tener en cuenta los cambios en las ventanas de distribución acelerados durante la pandemia". Se desconocen las cláusulas que tendrán estos, pero lo que parece claro es que las estrellas que a futuro firmen con Disney no tendrán fundamento contractual para forzar un estreno clásico. 

Lo que necesitas saber para estar informado

Lo que necesitas saber para estar informado

¿Te gusta lo que lees?

Comienza tu día sabiendo qué piensan y qué les preocupa a los ejecutivos de las principales empresas del mundo con una selección de historias enviada por Business Insider España a primera hora cada mañana.

Recibe la newsletter

En muchos casos el talento va a tener que aceptar otras alternativas (estrenos simultáneos, ventanas de exclusividad reducidas etc), es decir, modelos menos lucrativos que le restan recorrido a la ventana más lucrativa para ellos (la recaudación en salas). En Disney saben que el éxito de sus proyectos está vinculado al de las estrellas que forman parte del cast. Es de esperar que los nuevos contratos fijen nuevos modelos de remuneración y compensación que no impliquen sacrificar lo que más quieren en estos momentos: decidir cómo se estrenan las películas sin encontrarse con un pleito sobre la mesa.

Disney ha dicho que quiere resolver el conflicto de manera amistosa. Pero Chapek tiene claro que hay algo que está por encima de los intereses de los actores. "Los nuevos acuerdos necesitan reflejar que el mundo está cambiando", ha defendido.

Necesitan que los contratos que se firmen a futuro van a les permitan tener más cintura a la hora de negociar sus estrenos. Y si una major cambia los términos de los acuerdos, es probable que lo único que les quede a las estrellas sea claudicar o negarse a trabajar con ellos. 

Otros artículos interesantes:

El estreno simultáneo de Wonder Woman 1984 en cines y HBOMax subraya la apuesta de las 'majors' de Hollywood por la explotación digital en tiempos de pandemia

Netflix cumple 5 años en España: así consiguió desterrar la cultura del 'todo gratis' y por qué el contenido local es la llave para fidelizar a la audiencia

¿Te desespera que tu plataforma de streaming no recuerde el capítulo por el que vas, se cuelgue o fallen los subtítulos? La experiencia de usuario ya es tan importante para estos servicios como el contenido

Te recomendamos

Y además