Pasar al contenido principal

Una estudiante de diseño ha creado un dispositivo que hará que puedas controlar el ordenador con la lengua

  • Todos los dispositivos se controlan con las manos pero, ¿cómo sería hacerlo con la lengua?
  • Dorothee Clasen, una estudiante alemanaa, ha creado un dispositivo que se conecta a otros con Wifi y hace posible su control con la lengua.
  • Clasen llevó a cabo este proyecto para su TFM en la Escuela Internacional de Diseño de Colonia.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Todos los dispositivos se controlan con las manos: los ordenadores, los móviles, los mandos de la televisión... Incluso los hay que se desbloquean con la huella dactilar.

La tecnología está avanzando mucho en este campo. De hecho, se habla desde hace años en la posibilidad de manejar tu smartphone con los ojos, con el objetivo de que personas discapacitadas también puedan hacer uso de estos.

Pero, ¿qué pasaría si pudieses controlar dispositivos con la lengua?

TONG es un dispositivo que permite la interacción con la lengua entre una máquina y un humano. Se coloca dentro de la boca del usuario desafía a la persona que lo lleve a centrar todo el sentido del tacto en su boca mientras se da una orden, explican en la página web Cirquids.

Leer más: Este investigador de Google con sordera puede comunicarse y dar conferencias a la perfección gracias a la Inteligencia Artificial

El prototipo consiste en una especie de aparato bucal con una bola y un imán, así como un dispositivo de Wifi que se coloca detrás de la oreja. Este último permite transferir la orden a otras máquinas conectadas, como ordenadores o videoconsolas. 

Dispositivo para la lengua
Cirquids

Su creadora, Dorothee Clasen, también ha creado un juego para este dispositivo, basado en el popular videojuego arcade de la década de 1970 Pong, según recoge Futurism.

Clasen ideó este dispositivo para su Trabajo de Fin de Máster en la Escuela Internacional de Diseño de Colonia. Decidió investigar sobre esto porque se dio cuenta de que se interactúa muchas veces con las manos o con la huella dactilar, pero no con otras partes de cuerpo. Decidió centrarse en la boca.

Leer más: Google tiene un objetivo ambicioso, según una alta directiva de la compañía: quiere que todos sus productos sean accesibles para personas con discapacidad

"Monto en caballo como hobby y me fascina la comunicación entre el jinete y la boca del caballo", dice la creadora en declaraciones a Dezeen. "El humano influye en la postura del caballo a través de las riendas y, al mismo tiempo, tiene que confiar en su sentido del tacto para comprobarla".

Y además