Pasar al contenido principal

Los dividendos de las compañías se verán recortados un 25% este año y sus beneficios caerán un 33%, según Goldman Sachs

Trader de Wall Street
REUTERS/Lucas Jackson
  • Muchos inversores buscan la protección de las compañías que pagan dividendos en los mercados para protegerse ante el terremoto bursátil que está causando la pandemia del coronavirus.
  • Goldman Sachs es uno de esos bancos que prevé que haya un importante recorte de los dividendos, al pronosticar que se recortarán en torno al 25% en 2020.
  • Tal y como describe la entidad financiera: “El alto nivel de apalancamiento neto récord para la media de las acciones del S&P 500, junto con el actual estrés del mercado crediticio se traduce en que es poco probable que muchas empresas soliciten préstamos para financiar sus dividendos”.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Muchos inversores buscan la protección de las compañías que pagan dividendos en los mercados para protegerse ante el terremoto bursátil que está causando la pandemia del coronavirus. ¿Es interesante esta estrategia? Depende de si se espera que las empresas mantengan sus previsiones, algo que resulta en algunos casos improbables.

Este telón de fondo ha provocado que muchos bancos de inversión hayan comenzado a presagiar un panorama un tanto más oscuro. De hecho, el consenso considera que no queda otra opción que se produzca un recorte sustancial en las retribuciones que las compañías cotizadas hacen a sus accionistas. 

Goldman Sachs es uno de esos bancos que prevé que haya un importante recorte de los dividendos, al pronosticar que se recortarán en torno al 25% en 2020. La entidad bancaria estadounidense cree que hay algunas industrias que suelen pagar altos dividendos que son especialmente vulnerables al impacto económico de la epidemia de la Covid-19. 

Tal y como describe la entidad financiera: “El alto nivel de apalancamiento neto récord para la media de las acciones del S&P 500, junto con el actual estrés del mercado crediticio se traduce en que es poco probable que muchas empresas soliciten préstamos para financiar sus dividendos”.

Por tanto, a los inversores no les quedará otra que conformarse o bien con la reducción de los pagos a sus inversores o con la eliminación total de esta partida. De hecho, ya se conocen más de una docena de grandes empresas, tanto en España como en el resto del mundo, que han virado su política de dividendos con la suspensión de los mismos. Una tónica que, según Goldman Sachs, será bastante habitual durante los próximos meses.

Los dividendos declarados por parte de las compañías del S&P 500 se incrementaron un 9% en el primer trimestre, pero la firma norteamericana espera “una ola de suspensiones, recortes y eliminaciones de dividendos que, disminuirán un 38% en los próximos 9 meses (lo cual supone un 25% menos que el año pasado)”.

Pero los malos augurios no quedan aquí. El banco estadounidense también ha revisado a la baja su pronóstico de crecimiento de beneficios de las cotizadas del S&P 500 para 2020 con un desplome del 33%. Y es que los dividendos siguen a las ganancias. La disminución esperada en la retribución al accionista este año es otro ejemplo de cómo la pandemia del coronavirus está afectando a mercados y empresas.

Leer más: Cómo elegir un bróker si quieres comenzar a invertir en bolsa

Al mercado le queda recorrido a la baja

Los analistas de Goldman Sachs creen que el S&P 500 terminará este año más de un 19% por encima de los niveles actuales, pero advirtió a los inversores en un reciente informe que habrá una importante sangría en el corto plazo en las bolsas “en las próximas semanas”.

Después de un rápido repunte del 18%, la pregunta más común de los inversores fue “¿ha comenzado un nuevo mercado alcista?”, describen los expertos de la entidad liderados por el estratega David Kostin.

En esta línea, estratégicamente, siguen esperando que el S&P 500 remonte “hasta los 3.000 puntos a finales de año”, agregaron. Tácticamente, sin embargo, piensan que es probable que “el mercado baje en las próximas semanas, y advertimos a los inversores que no busquen invertir en el rebote por el momento”.

Además, la historia muestra que los mercados bajistas a menudo presentan movimientos agresivos como las presenciados recientemente, solo para que las acciones reanuden su declive.

Así, para sentirse con confianza de que los mercados han tocado fondo, Kostin y el resto del equipo de análisis de Goldman Sachs dicen que se deben cumplir tres criterios:

  1. La propagación del virus en Estados Unidos debe comenzar a disminuir, para que se pueda entender el impacto económico final de la epidemia y los esfuerzos de contención.
  2. Debe haber una clara evidencia de que las "medidas extraordinarias" tomadas por la Reserva Federal y el Congreso para apoyar la economía estadounidense son suficientes
  3. El sentimiento y el posicionamiento de los inversores deben tocar fondo

Los analistas de Goldman también advierten a los inversores de que la reducción de los niveles de recompra de acciones son otro obstáculo para las bolsas en el futuro: "Las recompras han representado la mayor fuente individual de demanda de títulos cotizados en Wall Street y creemos que una mayor volatilidad y valoraciones más bajas están entre las posibles consecuencias de la reducción de las recompras”.

Y además