La división en la UE frustra la respuesta conjunta al coronavirus y el Eurogrupo volverá a reunirse este jueves

El primer ministro holandés, Mark Rutte
El primer ministro holandés, Mark Rutte
Reuters
  • Los ministros de Finanzas de la zona euro no han conseguido llegar a un acuerdo sobre el plan de medidas para frenar el impacto del coronavirus en la UE, valorado en medio billón de euros, tras más de 16 horas de reunión.
  • El presidente del Eurogrupo, Mário Centeno, suspende la reunión hasta este jueves y asegura que "estamos cerca de un acuerdo, pero todavía no lo hemos conseguido".
  • El Gobierno holandés exige que se impongan reformas y recortes a los países afectados que recurran a fondos del Mecanismo Europeo de Estabilidad, mientras que Italia rechaza tener que recurrir al fondo de rescate e insiste en la necesidad de emitir coronabonos para costear las consecuencias de la pandemia.
  • Descubre más historias en Business Insider España.
Cintillo especial CoronavirusCintillo especial Coronavirus

Tras más de 16 horas de reunión, los ministros de Finanzas de la eurozona han vuelto a fracasar en su intento de acordar el plan comunitario para frenar el impacto del coronavirus. Pese a que hay consenso en aplicar el paquete de medidas valoradas en medio billón de euros para apoyar a las finanzas públicas de los países miembros y a sus empresas y trabajadores, el Eurogrupo tendrá que volver a reunirse este jueves para intentar superar las diferencias sobre cómo aplicar ese plan.

El presidente del Eurogrupo, Mário Centeno, ha anunciado la suspensión de la reunión a primera hora de este miércoles a través de su cuenta de Twitter, en la que ha asegurado que "estamos cerca de un acuerdo, pero todavía no lo hemos conseguido". Los ministros volverán a reunirse en 24 horas, mientras persisten las diferencias entre partidarios de mutualizar la deuda que genere la respuesta al virus y los que rechazan esta idea y defienden que los países afectados pidan un rescate.

La propuesta de emitir deuda conjuntamente para combatir el coronavirus, los llamados coronabonos, es la que defienden Italia, España, Francia y otros 15 países comunitarios ha sido rechazada de manera tajante por el Gobierno holandés, que cuenta con el respaldo de Alemania, Finlandia y Austria. Pese a este rechazo, el Ejecutivo italiano se ha negado a renunciar a esta propuesta, que implica recuperar el proyecto de emitir eurobonos para financiar el coste de las consecuencias de la pandemia.

Mientras, Países Bajos tampoco ha cedido en su rechazo a los coronabonos y ha planteado durante la reunión del Eurogrupo la necesidad de que los países afectados acudan al Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) solicitando un rescate individual y sometiéndose a los planes de recortes y reformas que se definan desde Bruselas para garantizar la devolución de los fondos que reciban, como sucedió con los rescates a Grecia, Irlanda y Portugal durante la crisis.

Leer más: España e Italia se plantan ante la Unión Europea y piden un plan económico más ambicioso

El fracaso de la reunión del Eurogrupo de este martes y las dificultades para acercar posturas entre Países Bajos e Italia añaden aún más presión a la cita del jueves. Además, el viernes termina el plazo de 2 semanas que concedieron el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el primer ministro de Italia, Giuseppe Conte, para que Bruselas apruebe una respuesta conjunta a la crisis sanitaria y económica provocada por el virus.

No obstante, sí se han alcanzado acuerdos en varios puntos del plan europeo contra el coronavirus. Así, se han aprobado las líneas de crédito del MEDE valorada en un 2% del PIB comunitario, la inversión de 200.000 millones de euros del Banco Europeo de Inversiones para pymes y la creación del fondo europeo contra el paro con 100.000 millones disponibles para préstamos, el denominado programa SURE, que podría emplearse en España para financiar el coste de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) y las medidas para los autónomos.

Independientemente de si se llega o no a un acuerdo sobre los coronabonos o la concesión de rescates a los países afectados a través del MEDE, la UE ya ha anunciado que aprobará su plan contra el coronavirus con las medidas que puedan consensuarse. A pesar de la falta de acuerdo, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, no ha dudado en compararlo con el Plan Marshall, el programa de ayuda estadounidense a Europa tras la II Guerra Mundial.

Este plan comunitario se sumará a las medidas fiscales ya aprobadas por los estados miembros, que equivalen al 3% del PIB de los 27, a las garantías que han emitido los socios para proporcionar liquidez a las empresas durante la crisis, valoradas en un 18% del PIB de la UE, y al programa de compras puesto en marcha por el Banco Central Europeo y valorado de 750.000 millones de euros.

LEER TAMBIÉN: Cómo hacer una mascarilla efectiva en casa

LEER TAMBIÉN: 10 nuevos síntomas del coronavirus que podrías tener sin saberlo: desde malestar y mareos hasta problemas digestivos

LEER TAMBIÉN: 7 cosas que debes saber sobre Pibank: el nuevo banco online del grupo Pichincha

VER AHORA: José Miguel Aparicio, CEO de Audi España: “Los vehículos se van a transformar en plataformas de software que nos conectarán con nuestros clientes”