"Crees que te has curado, pero vas a peor": doctores y pacientes explican los síntomas del coronavirus en la segunda semana

'You think you're free, then it comes back': Doctors and patients explain what the coronavirus 'second-week crash' feels like
Aria Bendix/Business Insider

Aria Bendix/Business Insider

  • Algunos pacientes con coronavirus y los médicos que los han tratado advierten de un "agravamiento en la segunda semana", donde los pacientes creen que se están recuperando pero luego se sienten mucho peor.
  • Entre los síntomas se incluyen dificultad para respirar y dolores, según aquellos que los han experimentado de primera mano.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Gente de todo el mundo comparte públicamente sus síntomas por coronavirus.

Esta información anecdótica ilustra cómo los síntomas varían de persona a persona. Una experiencia relativamente común es una "recaída" la segunda semana, en la que los pacientes sienten que están mejorando, y luego, sus dolencias aumentan y empeoran.

Los sanitarios no están seguros de por qué solo una parte de la población sufre esta experiencia a partir del octavo día de la enfermedad, que a menudo resulta en fiebre alta, dificultad respiratoria y fatiga extrema.

Por eso, Business Insider ha preguntado a 4 pacientes con coronavirus y 2 médicos que han detallado cómo es la segunda semana del COVID-19 en términos sintomáticos.

Leer más: El día a día de los síntomas del coronavirus muestra cómo la enfermedad, COVID-19, puede agravarse rápidamente

Aria Bendix, una periodista especializada en ciencia de 27 años, desarrolló un dolor insoportable en la caja torácica cuando entró en su segunda semana de síntomas de coronavirus.

Aria Bendix, una periodista científica de 27 años, desarrolló un dolor insoportable en la caja torácica

En un artículo que escribió para Business Insider, Bendix afirmó que sus síntomas leves de coronavirus pasaron a ser más graves una semana después de empezar a estar enferma.

Inicialmente, solo tenía dolores en el cuerpo, pero 24 horas después también comenzó a sentir escalofríos.

"Sentí como si hubiera corrido una maratón, y luego me hubieran atropellado. Decidí aislarme en mi apartamento", explicó.

Pasaron unos días y comentó que sus dolores comenzaron a disiparse. Asumió que se estaba recuperando. Pero entonces comenzó el dolor en la caja torácica.

"También notaba una presión, como si alguien estuviera apretando mis pulmones como un acordeón. Mi respiración era pesada".

Después de haber ido a urgencias, los médicos le dijeron que no podían hacerle la prueba, pero que sus síntomas indicaban que tenía COVID-19.

De vuelta a casa, Bendix indicó que pasó una semana con insomnio por dificultades respiratorias. Cuando terminó esa semana comenzó a sentirse bien.

Rosemary O'Hara, editora del 'South Florida Sun Sentinel', comentó que sentía que necesitaba una máscara de oxígeno durante su segunda semana de síntomas.

Rosemary O'Hara, editora del South Florida Sun Sentinel, comentó que sentía que necesitaba una máscara de oxígeno

En su artículo del 17 de marzo en el South Florida Sun Sentinel, O'Hara escribió que un día después de comenzar a notarse enferma, desarrolló fiebre, tos y falta de aire.

"En el ambulatorio, el médico me diagnosticó una neumonía". Le dieron antibióticos y después de tomarlos durante 10 días, comenzó a sentirse mejor.

Pero luego empeoró.

"Hasta ahora, la única vez que recuerdo haber prestado tanta atención a mi respiración fue cuando probé la meditación y el yoga". "Pero una noche la semana pasada, me costaba tanto respirar que no escuchaba otra cosa. Sentí que necesitaba una máscara de oxígeno".

O'Hara dijo que pudo hacerse una prueba dos semanas después de empezar los síntomas, y ​​días después resultó ser negativa. No obstante, se mostró escéptica ante el resultado porque podría haber significado que no tenía una cantidad detectable del virus en su sistema.

"El médico me dijo que era imposible saber si tenía el virus porque aún no hay una prueba de anticuerpos disponible, por lo que nunca lo sabremos con certeza", escribió O'Hara, y añadió que cree que fue una de las primeras pacientes con coronavirus de Florida.
 

Susan Kane afirmó que fue sorprendente ver cómo la tos seca de su marido se convertía en una enfermedad grave en cuestión de días.

Susan Kane afirmó que fue sorprendente ver cómo la tos seca de su marido se convertía en una enfermedad grave en cuestión de días.

Kane, residente del condado de Snohomish, Washington, contó a CBS News que su marido Chris, de 55 años, no era fumador y no tenía afecciones previas, por lo que fue sorprendente ver cómo su salud se deterioraba.

"Comenzó como un poco de tos seca. No tenía ningún otro síntoma que no fuera este", pero unos días después, "se intensificó, y luego tosía y se ahogaba".

Una semana después de estos síntomas, a Chris finalmente le diagnosticaron COVID-19 y le dieron oxígeno para ayudarlo a respirar. Ahora, está completamente recuperado.
 

John Craven, un periodista experto en política de 41 años, dijo que, según su experiencia, el coronavirus 'te engaña' para que te sientas mejor y luego reaparecen síntomas como fiebre y mareos.

"Te engaña", dijo Craven. "Crees que eres libre, luego vuelve".
"Te engaña", dijo Craven. "Crees que eres libre, luego vuelve".

Craven, que vive y trabaja en la ciudad de Nueva York, le dijo al Hartford Courant que sus síntomas comenzaron con dolores corporales, mareos y falta de aire durante cinco días.

Al quinto día, Craven comenzó a sentirse mejor e incluso hizo deporte en casa, pero solo unas horas más tarde se empezó a encontrarse mal.

"Es impredecible", contó Craven sobre su experiencia.

Sus síntomas de la segunda semana incluyeron fiebre y mareos.

"Te engaña". "Crees que eres libre, luego vuelve".

Craven dijo que no pudo hacerse la prueba, pero está seguro de que tenía COVID-19.

A partir del 2 de abril, más de dos semanas después de que enfermara por primera vez, comenzó a sentirse mejor.

Michelle Gong, directora de investigación de cuidados críticos en el Centro Médico Montefiore en la ciudad de Nueva York, explicó que la insuficiencia respiratoria tiende a aumentar 7 días después de comenzar los síntomas.

Michelle Gong, directora de investigación de cuidados críticos en el Centro Médico Montefiore en la ciudad de Nueva York

Durante una sesión de preguntas y respuestas on el Journal of the American Medical Association, Gong explicó que los pacientes con COVID-19 a menudo parecen estar "bien", y alrededor de los 5 a 7 días comienzan a empeorar y luego desarrollan insuficiencia respiratoria".

Esta ocurre cuando el coronavirus ataca las células y revestimientos de los pulmones y dificulta o imposibilita el flujo de oxígeno en todo el cuerpo. Como resultado, las personas con esta patología necesitan aparatos para ayudarles a respirar.

Gong añadió que este cambio a síntomas más severos puede ser "abrupto".

El Dr. Christopher Ohl, experto en enfermedades infecciosas en Carolina del Norte, dijo que ha notado un rápido deterioro de la salud de muchos pacientes.

El Dr. Christopher Ohl, experto en enfermedades infecciosas en Carolina del Norte, dijo que ha notado un rápido deterioro de la salud de muchos pacientes.

"Piensan que lo están superando, y en 20 a 24 horas, tienen fiebre, fatiga severa, empeoramiento de la tos y falta de aire. Después son hospitalizados", comentó a CBS News sobre el fenómeno del agravamiento de la segunda semana.

LEER TAMBIÉN: 10 nuevos síntomas del coronavirus que podrías tener sin saberlo: desde malestar y mareos hasta problemas digestivos

LEER TAMBIÉN: Así afecta el COVID-19 a las personas que tienen enfermedades como diabetes, asma, cáncer u otras patologías previas

VER AHORA: Así es como los científicos intentan crear 'telarañas sintéticas' en el laboratorio mientras investigan sus aplicaciones en la medicina moderna