Los dos mayores errores que puede cometer cualquier ahorrador, según un asesor financiero de Banco Mediolanum

Jaime García, responsable de Banco Mediolanum en la Zona Sur
Jaime García, responsable de Banco Mediolanum en la Zona Sur
  • No invertir los ahorros es el error más grave que cometen los ahorradores, pero hay otras dos aberraciones que pueden poner en peligro sus finanzas.
  • Estos son los dos errores que los ahorradores deberían evitar para tener unas finanzas saneadas, según el responsable de Banco Mediolanum en la Zona Sur.

La mayoría de las personas que empiezan de cero a cuidar sus finanzas no entienden el ahorro como un hábito, si no como la resta de sus ingresos menos sus gastos —vamos, lo que queda en la cuenta corriente a final de mes—. Luego, cuando ya han aprendido que hay que ahorrar de forma sistemática, caen en otro de los errores financieros parecen que están en el ADN: no invierte su dinero.

"El mayor error que puede cometer un ahorrador es no estar invertido", advierte Jaime García, responsable de Banco Mediolanum en la Zona Sur, que participó en el evento Money Insider: El momento de empezar a invertir organizado por Business Insider España

"Pero, por otro lado, el mayor error que puede cometer un inversor es no estar bien diversificado y no hacerlo pensando en objetivos concretos, objetivos reales y vitales que tenemos cada uno", insiste.

García defiende que siempre es un buen momento para empezar a invertir, pero la clave está en el qué y el cómo. Para ello, tienen que pensar en un objetivo concreto, encontrar los productos adecuados y respetar su estrategia de inversión.

"El momento de invertir es siempre. La clave está en qué invertir. Hay que invertir con cautela, porque cuesta mucho trabajo ahorrar y ganar dinero, en general, como para hacerlo a lo loco. Hay que dedicarle el tiempo adecuado", apunta. 

"A la hora de invertir, el ahorrador tiene que tomar decisiones yendo más allá de las previsiones, creando una hoja de ruta clara, con un profesional a su lado que le ayude a convertir los objetivos reales —que puede ser la compra de una vivienda en la playa hasta dejar de trabajar el día de mañana— en una planificación que haga que mantenga en esa hoja de ruta", explica. 

Por ejemplo, añade, si eres el clásico inversor español que quiere invertir en vivienda, es importante que también tengas en tu cartera dinero en efectivo. Primero, como fondo de emergencia para las situaciones en las que puedan estar en peligro tus finanzas personales. Pero también como una herramienta que te permita asumir los gastos asociados a la vivienda y el proceso de inversión. 

 

"Hay que hacerle entender a los ahorradores clásicos que no todo es la rentabilidad. También es importantísima la liquidez. Porque no puedo vender el salón de mi casa o mi baño, pero sí que puedo tener una parte de mi dinero como colchón de seguridad para tirar de ella cuando sea necesario", advierte el ejecutivo de Banco Mediolanum. 

Con un objetivo claro es mucho más fácil que el ahorrador sacrifique dinero que dedica a su ocio para sus metas financieras. A la vez, añade, es importante que le acompañe un experto en el camino para alcanzar sus metas para que respete un reparto diversificado de su cartera de inversión, asuma los vaivenes del mercado y no rompa con su hábito de ahorro

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.