Pasar al contenido principal

Dos modelos de Tesla obtienen el peor resultado en una nueva prueba de sistemas de frenado automáticos

The Tesla Model 3 didn't do well in the test.
Al Tesla Model 3 no le fue excesivamente bien en la prueba. Hollis Johnson/Business Insider
  • Cinco coches con sistema de frenado automático fueron sometidos a un test de estrés por el Insurance Institute for Highway Safety un grupo de investigación estadounidense.
  • En una de las pruebas los modelos 3 y S de Tesla fueron los que peor desempeño tuvieron, por detrás de BMW, Volvo y Mercedes.
  • Los cinco coches tenían que conducir en dirección a un objeto inmóvil con el control de crucero adaptativo desactivado y con los frenos automáticos activados. Los dos Teslas fueron los únicos que no pudieron frenar a tiempo y colisionaron con el objeto, según el IIHS.
  • En otras pruebas, los Teslas lo hicieron mejor, a pesar de que el Model 3 fue descrito como demasiado cauteloso al frenar. 

Un nuevo test del sistema de frenado de cinco coches encontró algunos problemas preocupantes con esa tecnología y dos modelos de Tesla fueron los que peor resultado obtuvieron.

Las pruebas realizadas por el grupo de investigación estadounidense Insurance Institute for Highway Safety, averiguaron que algunos sistemas de conducción asistida pueden no detectar vehículos parados  e incluso provocar un accidente en vez de prevenirlo. Los resultados se hicieron públicos el martes.

En una de las pruebas, los cinco coches participantes se condujeron a 50 kilómetros por hora hacia un objeto inmóvil con el control de crucero adaptativo apagado y el sistema de frenado automático activado. Todos estos modelos consiguieron una nota "superior" en la opinión del IIHS:

  • Un BMW Serie 5 del 2017 con conducción asistida.
  • Un Mercedes-Benz clase-E del 2017 con piloto automático.
  • Un Tesla Model 3 del 2018 con piloto automático.
  • Un Tesla Model S del 2016 con piloto automático.
  • Un Volvo S90 del 2018 con piloto asistido.

El IIHS informó de que el Tesla Model 3 y el Model S fueron los únicos que no frenaron a tiempo y golpearon el objeto.

The Tesla Model S.
El Tesla Model S Tesla

En la misma prueba pero con el control de crucero adaptativo activado, los modelos de Tesla frenaron de forma gradual y se detuvieron antes que el resto de coches, averiguó el IIHS.

De hecho, concluyó que el Model 3 tendía a "innecesariamente, frenar de una forma demasiado cautelosa".

Mientras hacía un viaje de 290 kilómetros por hora, el coche redujo velocidad de forma inesperada en 12 ocasiones, 11 de ellas después de detectar obras en la carretera y la otra al percibir un vehículo en otro carril según el instituto.

"No observamos que las situaciones en las que frenó produjeran peligros porque la deceleración fue suave y de una duración lo suficientemente corta para que el vehículo se frenara demasiado", afirma Jessica Jermakian, una ingeniera investigadora en el IIHS. "Aún así, los frenazos innecesarios pueden aumentar los riesgos de colisión especialmente cuando el tráfico es denso".

"Además, los conductores que detecten que su coche frena de forma errática pueden optar por no activar el control de crucero adaptativo y se perderían cualquier beneficio del sistema en lo que a seguridad se refiere".

Sin embargo el IIHS comentó que el Tesla Model 3 era el mejor modelo en lo que a permanecer en el carril en curvas y ondulaciones se refiere.

Results from the Insurance Institute for Highway Safety's tests of electronic driver-assist systems.
Los resultados de la prueba del Insurance Institute for Highway Safety de los sistemas de conducción asistida. Insurance Institute for Highway Safety

Insurance Institute for Highway Safety

El IIHS destacó el fatal accidente de un Tesla Model X en Marzo como una prueba de los defectos del sistema de conducción asistida.

El coche, que tenía el piloto de conducción semiautónoma activado, colisionó contra una mediana en Mountain View, California, y se prendió fuego. El conductor, Walter Huang, falleció tras haber sido trasladado al hospital.

Tesla elaboró un comunicado diciendo que Huang debía de estar distraído "a pesar de las múltiples advertencias del coche para que no lo hiciera".

El IIHS dice que el accidente "demuestra las limitaciones técnicas de un avanzado sistema de conducción asistida y los peligros de confiarle absolutamente el control, incluso cuando no pueden".

Tesla rechazó hacer comentarios al respecto.

Te puede interesar