Pasar al contenido principal

Los dos motivos por los que no volverás a coger el móvil mientras conduces

Conductor hablando por el móvil en el coche
Pexels

500 personas perdieron la vida en el 2017 a causa del uso indebido del móvil. Son datos del informe de la consultora Pons de Seguridad Vial, que asegura que esta infracción es el primer factor de distracción y siniestralidad al volante. 

El informe aborda el uso imprudente del móvil al volante y la consultora ha propuesto que sean los conductores los que se hagan cargo de los daños que hayan provocado en un accidente si ha sido causado por el teléfono móvil. 

La consultora ha compartido en Twitter su propuesta y también por esta vía ha optado la DGT para responder y anunciar que estudiara la medida para quizá implementarla en el futuro ya que, según ha dicho, "apunta en la buena dirección y podría tener recorrido". 

La consultora ha calculado que esta medida podría significar una dismininución de entre un 30 y un 40% los accidentes en carretera provocados por el uso del móvil, lo que significa una reducción de entre 150 y 200  muertes derivadas de este tipo de distracción si se tiene en cuenta la cifra de muertes del año anterior. 

Leer más: Tesla responsabiliza al conductor del accidente mortal del Model X

En la página web de la consultora explican cómo implementar la medida mediante la actualización de la Ley sobre Responsabilidad Civil y Seguro en la Circulación de Vehículos a Motor de 2004. Con esto pretenden introducir la utilización manual del teléfono móvil como una de las causas de derecho de repetición de las aseguradoras contra el conductor. Es decir, la víctima siempre queda cubierta por los daños a través de la aseguradora pero, una vez abonada la indemnización, habilitaría legalmente a las aseguradoras a poder repercutir contra el conductor que ha cometido la infracción el coste de reparación.

La consultora cree que esto conllevaría una disminución en la siniestralidad y que habría una reducción del 80% del uso manual del teléfono móvil por el miedo de los conductores a tener que pagar. 

La Fiscalía pide investigar las llamadas de móvil antes de los accidentes de tráfico

Esta no es la primera iniciativa que intenta combatir las muertes en carretera por el uso del móvil. Recientemente la Fiscalía ha pedido a la policía que investigue las llamadas realizadas que se hayan realizado antes de un accidente.  

Bartolomé Vargas, fiscal coordinador de Seguridad Vial, pedía investigar si antes de un accidente hubo "imprudencia grave" en el uso del móvil mediante la obtención de datos como la duración de una llamada, la frecuencia de uso en el trayecto  o hasta si se han usado aplicaciones.

La desatención al volante que cause un accidente grave puede conllevar un delito de lesiones o incluso uno de homicidio imprudente, ambos penados con años de cárcel y la pérdida del carné de conducir. Aún así, la petición de la Fiscalía requiere de un examen jurídico puesto que podría violar la privacidad del propietario del móvil.

Leer más: Pere Navarro (DGT) quiere equiparar la sanción de chatear conduciendo con ir drogado al volante

En su momento, la Fiscalía admitió que "todavía" no se había propuesto ninguna reforma legal sobre el uso del móvil al volante. Ahora la consultora Pons opta por por atajar el problema por esa vía e incluir el derecho de repetición "contra el conductor por los daños ocasionados como consecuencia de la utilización manual del teléfono móvil".

Actualmente, la ley contempla el derecho de repetición cuando se debe a la conducta dolosa del conductor, el propietario del vehículo causante o el asegurado o a la conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas o de drogas tóxicas estupefacientes o sustancias psicotrópicas. 

Te puede interesar