Moderna prevé que la protección de la vacuna disminuya a los 8 meses: las dosis de refuerzo podrían ser necesarias en otoño de 2021

Sanitario prepara una dosis de la vacuna de Moderna.

REUTERS/Matthias Rietschel

  • Moderna espera que las dosis de refuerzo de su vacuna contra el COVID-19 sean necesarias antes de este invierno.
  • Al pasar 8 meses, la protección de la vacuna podría disminuir, según los ejecutivos de la biotecnológica.
  • "Creemos que es probable que sea necesaria una dosis de refuerzo este otoño", ha dicho el presidente Stephen Hoge.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Moderna ha reconocido este jueves que espera que sea necesaria una tercera dosis de su vacuna contra el COVID-19 antes del invierno, alegando que la protección de la vacuna puede disminuir con el paso del tiempo.

En la presentación de sus resultados del segundo trimestre —el segundo rentable de su historia— con analistas e inversores de Wall Street, los ejecutivos de Moderna han ofrecido una visión más clara de por qué y cuándo la gente puede necesitar vacunas de refuerzo. En general, la perspectiva de la biotecnológica sugiere una larga lucha contra el coronavirus, incluso después de una dosis de refuerzo.

"Este no es el último asalto de la lucha contra el SARS-CoV-2", ha advertido Stephen Hoge, presidente de Moderna, utilizando el nombre formal del virus. "Esperamos que haya al menos un par de asaltos más, y quizá anualmente. Vamos a seguir luchando contra este virus".

Las variantes no son la única amenaza: los expertos españoles subrayan la responsabilidad individual como uno de los principales problemas para acabar con la pandemia

Para justificar el despliegue de una tercera dosis, Hoge ha citado las investigaciones que sugieren una disminución de la inmunidad contra el virus. La variante delta, en particular, puede eludir parcialmente la protección de la vacuna, lo que da lugar a más infecciones entre las personas totalmente vacunadas.

Además, este jueves, Moderna presentó datos que mostraban un notable descenso de los niveles de anticuerpos —un elemento clave de la respuesta inmunitaria— entre 6 y 8 meses después de la segunda dosis. La información no ha sido revisada por pares externos ni publicada en una revista científica.

"Creemos que es probable que sea necesaria una dosis de refuerzo este otoño, sobre todo de cara a la variante delta", señala Hoge.

Stephen Hoge, presidente de Moderna.

La venta de millones de vacunas de refuerzo podría suponer un gran impulso financiero para Moderna, cuyo primer y único producto comercial es la vacuna. La empresa ha cobrado a las naciones más ricas unos 19 euros por dosis, que han ascendido a unos 21,50 euros tras subir el precio de la vacuna. Aunque ofrece vacunas a los países más pobres a un precio inferior.

En lo que va de año, la empresa ha vendido vacunas contra el coronavirus por valor de 5.900 millones de dólares (4.980 millones de euros al cambio actual). Su éxito en la rápida fabricación de la vacuna y el suministro de dosis ha llevado a la biotecnología a una valoración de 168.000 millones de dólares (casi 142 millones de euros).

Aunque Moderna está desarrollando nuevas vacunas adaptadas para luchar contra variantes como delta, Hoge ha apuntado que el refuerzo inicial sería probablemente la formulación original de la vacuna de Moderna, administrada a la mitad de la concentración de las 2 primeras inyecciones.

7 datos que ya se conocen de las vacunas de refuerzo que se suministrarían en 2022

Según Hoge, al revisar las pruebas de laboratorio de una tercera dosis, Moderna ha descubierto que su vacuna inicial administrada como tercera inyección sería "más que suficiente como refuerzo" incluso contra la variante delta.

La vacuna de Moderna se administra en 2 inyecciones con un intervalo de unas 4 semanas. Y, hasta la fecha, dice tener una eficacia de alrededor del 93% hasta 6 meses después de la pauta completa.

Pfizer, que fabrica otra vacuna de ARN mensajero contra el COVID-19, ha defendido enérgicamente la necesidad de aplicar refuerzos tan pronto como 6 meses después de la segunda dosis

Algunos países parecen convencidos. Israel ha empezado a vacunar a algunos ciudadanos de edad avanzada. Alemania y Francia han anunciado planes para empezar a reforzar a las personas mayores y vulnerables en septiembre. Y España planea una vacunación masiva con dosis de refuerzo para 2022, sólo con inyecciones de ARN mensajero

4 claves que ya se conocen de las variantes de interés y preocupación del nuevo coronavirus, según la OMS

Estos países han ignorado hasta ahora la petición de la Organización Mundial de la Salud (OMS) a las naciones ricas para que no administren dosis de refuerzo a sus poblaciones, dadas las bajas tasas de vacunación inicial en muchos países de ingresos bajos y medios.

El Dr. Paul Offit, un desarrollador de vacunas que forma parte del comité asesor sobre vacunas de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés), ha declarado a The New York Times que los datos de Moderna no justifican todavía el despliegue de los refuerzos. Según Offit, los datos tendrían que demostrar que las vacunas ya no previenen la enfermedad grave.

"Queremos que esta vacuna nos proteja contra el tipo de enfermedad que hace que busquemos atención médica o que seamos hospitalizados", dice. "Y hasta que no se vea alguna prueba de que eso no es cierto, entonces no se necesita una dosis de refuerzo".

Moderna prevé más variantes y está desarrollando una vacuna polivalente

De cara a 2022 y más allá, Hoge dice que espera que aparezcan nuevas variantes de interés. Moderna ya ha acordado vender hasta 20.000 millones de dólares (16.890 millones de euros) de su vacuna en 2022.

Él mismo ha señalado 5 mutaciones preocupantes en las variantes beta y delta —3 en la variante beta y 2 en la variante delta— que parecen ayudar al virus a evadir parcialmente la protección de la vacuna.

Conforme a las declaraciones del ejecutivo, es "lógico" que estas 5 mutaciones "encuentren alguna forma de combinarse de forma novedosa y potencialmente aterradora".

Esto es lo que puedes esperar si te contagias con el COVID-19 después de haberte vacunado, según 3 personas que han pasado una infección sintomática

Para prepararse para esta posibilidad, Moderna está desarrollando las llamadas vacunas polivalentes, o inyecciones para proteger contra múltiples cepas del virus.

"El objetivo de la plataforma polivalente es seguir intentando adelantarse a la evolución del virus combinando diferentes antígenos contra las variantes emergentes que preocupan", explica Hoge.

La opinión de Moderna es que el virus acabará siendo endémico.

"Realmente creemos que el virus está aquí para quedarse a largo plazo. Y, por lo tanto, va a ser necesario reforzar periódicamente, sobre todo a las poblaciones mayores de alto riesgo, contra el SARS-CoV-2 en el futuro".

Otros artículos interesantes:

Moderna factura un 6.300% más que en el mismo periodo del año anterior: la biotecnológica ingresa 4.400 millones de dólares, y 4.200 corresponden a la vacuna

Las variantes no son la única amenaza: los expertos españoles subrayan la responsabilidad individual como uno de los principales problemas para acabar con la pandemia

El COVID-19 ha venido para quedarse: expertos sanitarios españoles comparten cómo creen que será la situación en 2023

Te recomendamos