Pasar al contenido principal

Draghi mantiene sus planes aunque admite "moderación" del crecimiento económico

Mario Draghi, gobernador del BCE.
Mario Draghi, gobernador del BCE. Thomas Lohnes / Getty Images
  • El presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, ha apuntado al proteccionismo como una de las causas de la ralentización del crecimiento de la Eurozona.
  • El organismo europeo ha mantenido el tipo de interés al 0%, la tasa de facilidad de depósito al -0,4% y la facilidad de préstamo en el 0,25%.

El presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, ha reconocido que los nuevos datos apuntan a una moderación en el crecimiento económico de la zona euro propiciada, en parte, por el proteccionismo. El organismo europeo no ha introducido ningún cambio en sus medidas de política monetaria: ha mantenido el tipo de interés de referencia para las operaciones de refinanciación al 0%, la tasa de facilidad de depósito al -0,4% y la facilidad de préstamo en el 0,25%. 

El BCE ha prolongado las compras de deuda por 30.000 millones de euros hasta septiembre o, incluso, más tarde: "hasta que el Consejo de Gobierno observe un ajuste sostenido de la senda de inflación que sea compatible con su objetivo de inflación", informó la entidad en un comunicado

Draghi ha apuntado que el BCE estudia el escenario económico de la Eurozona que podría verse afectada por la amenaza de proteccionismo estadounidense y, aunque se desconoce su alcance por el momento, ha señalado que "no es sustancial". No obstante, podría tener un impacto sobre la confianza y el riesgo en el crecimiento: "no somos indiferentes". 

Todo esto sucede en un momento en el que la economía de la zona euro apuntala su crecimiento desde hace diez años. "Tras varios trimestres de un crecimiento superior al esperado, los nuevos datos recibidos desde la última reunión de marzo dejan entrever cierta moderación, mientras que el escenario sigue siendo consistente con una expansión sólida de la economía", según ha señalado Mario Draghi durante la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno del BCE, que mantuvo sin cambios su política monetaria y el alcance de su programa de estímulos.

Algunos indicadores económicos apuntan a un crecimiento más bajo que el de finales de año. Con todo, el presidente del BCE ha señalado que se debe a factores puntuales, como el frío, las huelgas o la Semana Santa y que se produce después de un fuerte crecimiento en la Eurozona. "Casi todos los países de la zona euro han experimentado una moderación del crecimiento o una pérdida del momentum", aseguró Draghi. 

El BCE ha ratificado el objetivo de inflación en la zona euro. La inflación interanual se situó en marzo en el 1,3%, dos décimas más que el nivel de febrero aunque ligeramente por debajo del 1,4%  anticipado a principios de abril, según la estimación de Eurostat. Así, la inflación subyacente, que excluye la evolución de la energía, los alimentos, el alcohol y el tabaco, se mantuvo estable en el 1%. Draghi ha apuntado que "aún debe mostrar una señal convincente al alza".

Draghi ha negado cualquier cambio en la hoja de ruta de la política monetaria del Banco Central Europeo. El próximo encuentro del Consejo de Gobierno del organismo se celebrará el 14 de junio.
 

Te puede interesar

Lo más popular