El drama de cotizar en dos modalidades de la Seguridad Social en la era del coronavirus: adiós a las ayudas

Cotizar por dos modalidades en la Seguridad Social
Izusek / Getty Images

Izusek / Getty Images

  • Pluriempleados se quedan sin las prestaciones extraordinarias por la COVID-19 tras cotizar 'doble' (retención en la nómina y cuota de actividad por cuenta propia).
  • No hubo ni paro ni ayuda por cese de actividad por incompatibilidad respectiva para los trabajadores en los dos regímenes de la Seguridad Social entre julio y septiembre.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Los empleados cuya empresa se encuentra hoy acogida a un expediente de regulación temporal de empleo tienen derecho a recibir la correspondiente ayuda.

Los autónomos, igualmente, pero bajo la fórmula de cese de actividad y cumpliendo ciertas condiciones. En particular, que sus ingresos hayan caído al menos el 75%.

La pluriactividad, penalizada por el Gobierno

¿Qué ocurre con los pluriempleados que antes del coronavirus trabajaban en ambos regímenes de la Seguridad Social? La lógica indica que, a doble cotización, doble ayuda. Pero no es así.

Podría pensarse que la primera excluye a la otra o viceversa, así que sólo es concedida una de las dos. Tampoco. Al menos, no según consta en el segundo decreto que permitió extender los ERTE y la protección del trabajo autónomo entre julio y septiembre.

El planteamiento del Ejecutivo en ese texto legal fue de cero ayudas para aquellos que habían cotizado doble.

Una laguna con consecuencias personales

Para aquellos que habían pagado puntualmente las cuotas a la Seguridad Social como autónomos y también les habían retenido la parte correspondiente de sus nóminas, las prestaciones previstas no eran ni dos ni una, sino ninguna. ¿Por qué? Pues porque el hecho de ser empleados por cuenta propia les impidió percibir el paro, al tiempo que, como asalariados, fueron específicamente excluidos del apoyo económico por cese de actividad. El uno por el otro y el otro por el uno.

Una incompatibilidad doble y respectiva que dejó a un número de pluriempleados difícil de cuantificar prácticamente sin ingresos durante tres meses.

¿Qué ocurre si termina tu contrato temporal estando en ERTE?

Un callejón sin salida

Cómo pedir las nuevas ayudas a autónomos

En estos casos, la prestación por cese de actividad de los autónomos fue rechazada al “encontrarse trabajando por cuenta ajena”, según lo regulado en el artículo 342.1 de la Ley General de la Seguridad Social, ya que se trata de una ayuda incompatible con esa modalidad laboral. 

Del mismo modo, la prestación por desempleo fue denegada por “ser incompatible con el trabajo por cuenta propia”, tal y como figura en las alegaciones enviadas por las mutuas.

Cambios de criterio en los distintos decretos

En esta delicada tesitura se encuentra Iratxe, que lleva años compaginando el trabajo en un centro educativo con sesiones particulares.

Al acogerse el colegio a un ERTE y quedarse apenas sin niños en su actividad privada, solicitó ambas ayudas al aprobarse, el pasado 9 de junio, el primer decreto de medidas económicas excepcionales por la COVID-19. La petición como asalariada fue rechazada, pero la ayuda como autónoma le fue concedida y la percibió por el montante que corresponde del 15 de marzo al 30 de junio.

Pluriempleados sin posibilidad de trabajar y sin ayudas

Sin embargo, al tratar de renovar el pago asistencial para el trimestre posterior, se encontró con la negativa tanto de la mutua como de la Dirección Provincial de la Seguridad Social, que adujeron las ya explicadas incompatibilidades. La letra pequeña de uno y otro decreto diferían, dejando sin cobertura a los pluriempleados como ella. 

“Si dejase uno de los trabajos, tendría derecho a prestación”

“Desde que empecé a compatibilizar ambos trabajos quise hacer las cosas bien, pagando lo que me tocaba por cada actividad. Así ha sido durante años. Ahora, llegados a esta situación excepcional, resulta que no tengo derecho a nada. Entonces, ¿para qué me han estado reteniendo en la nómina, para qué pago la cuota como autónoma? La paradoja es que, si dejase uno de los trabajos, tendría derecho a prestación. La verdad es que parece que desean fomentar el trabajo en B o 'cortarnos las alas' a los que queremos trabajar. ¡Si yo lo que quiero es currar, no ayudas! Pero si no se puede por el coronavirus, por las restricciones de movimiento... O trabajo o ayudas, de algo tengo que vivir”, explica Iratxe con un obvio tono de hartazgo.

Recurso con el apoyo de ATA

A pesar de las negativas, esta terapeuta no se arredró e interpuso un recurso contra la decisión. Para ello, contó el apoyo de la Federación Nacional de Trabajadores Autónomos (ATA), que, en esta compleja coyuntura, está proporcionando asesoramiento gratuito incluso a aquellos profesionales que no son socios de la organización. El resultado fue otra negativa más de la mutua, que simplemente insistió en su fallo agarrándose a la incompatibilidad ya citada. 

Estoy en ERTE, ¿puedo trabajar en otra empresa?

Desde ATA puntualizan, no obstante, que en un par de casos los recursos salieron adelante. ¿Excepciones fruto de la arbitrariedad, de la aplicación irregular de los parámetros fijados? Es casi imposible saberlo. Lo que sí resulta innegable es que la inmensa mayoría de los pluriempleados dados de alta en dos regímenes de la Seguridad Social no vio un céntimo del dinero público aprobado para paliar los efectos laborales de la COVID-19 entre julio y septiembre. 

“No puedo exponerme a tener que pagar las costas de un juicio”

En cuanto al segundo decreto, a Iratxe le resta únicamente, si así lo desea, acudir a los tribunales. Los abogados de ATA están dispuestos a recorrer el camino judicial con ella... de manera gratuita. “¿Y si pierdo? Pues tendré que pagar las costas. No es lo mismo presentar un recurso administrativo que judicial. En la Administración juegan con ello, saben que casi nadie recurre y que tienen las de ganar. Si me cuesta llegar a final de mes, no puedo exponerme a tener que pagar las costas de un juicio. Además, la cantidad de la ayuda -en su caso, 671,40 euros- no merece tanto la pena”, subraya Iratxe.

¿Afectado por un ERTE? Deberías solicitar un incremento de la retención de IRPF, según Gestha

Cabe recordar que la cuantía de la prestación para los autónomos es del 50% de la base mínima de cotización, situada en 944,4 euros. La mitad de la misma son 472,2 euros.  Eso sí, para familias numerosas cuyos únicos ingresos procedan del profesional en cuestión, la cantidad crecerá un 20% para un total de 566,64 euros.

Nuevo cambio de rumbo

A Iratxe, como a otros en su situación, se les ha abierto una puerta con la aprobación del tercer decreto de medidas excepcionales para el mercado laboral frente al coronavirus. Otro bandazo más en la redacción del mismo respecto a sus predecesores puede favorecerles. La clave se encuentra en el artículo 13.2 del real-decreto ley: “El percibo de la prestación será incompatible con la percepción de una retribución por el desarrollo de un trabajo por cuenta ajena, salvo que los ingresos del trabajo por cuenta ajena sean inferiores a 1,25 veces el importe del salario mínimo interprofesional”. Es decir, que no superen los 1.187,5 euros.

Ayudas para la pluriactividad en el tercer decreto

Así que, con la ley en la mano, en teoría, recibir ayuda como parado siendo pluriempleado en calidad de asalariado y autónomo es ahora posible. Iratxe, que ha solicitado de nuevo la prestación por cese de actividad y está a la espera de recibir respuesta, desconfía: “No tengo ninguna seguridad de que vaya a recibir la ayuda”.

En último lugar, Business Insider contactó con la Seguridad Social para obtener una valoración sobre este caso y otros similares. De entrada, la respuesta fue simplemente que la persona en cuestión no cumplía los requisitos. Finalmente, sí hubo una concesión al admitir que “quizá” el segundo decreto no tuvo en cuenta a los pluriempleados cuyos ingresos primordiales proceden de la actividad por cuenta propia y no al revés. Un 'quizá' que sigue marcando el día a día de Iratxe, cuya primera acción cada mañana es acceder a su cuenta bancaria buscando el rastro de una legalidad lejana para ella; un 'quizá' que “suena a promesa política”, remata.

Otros artículos interesantes:

¿Eres 'rider' como (falso) autónomo? La sentencia del Supremo sobre los repartidores de Glovo te otorga éstos derechos

Las ayudas del coronavirus tienen una cara oculta: tributan en la renta y tendrás que pagar impuestos por ellas

Trabajo aprueba un subsidio para 200.000 parados que perdieron sus ayudas durante el estado de alarma: recibirán 430 euros al mes durante el próximo trimestre

Te recomendamos