Dubai ha logrado crear lluvia para hacer frente al calor utilizando descargas eléctricas contra las nubes

Un edificio en Dubai

Unsplash / paul silvan 

  • Dubai ha puesto en marcha un proyecto para luchar contra las elevadas temperaturas creando su propia lluvia. 
  • Para ello, utilizan drones y para hacer que se produzca el fenómeno meteorológico, descargan cargas eléctricas. 
  • Descubre más historias en Business Insider España

Combatir el calor no siempre es sencillo y es una tarea todavía más complicada cuando alcanza temperaturas extremas que alcanzan los 50º Celsius.

Pues en los Emiratos Árabes, concretamente en Dubai, se han puesto manos a la obra para luchar contra estas elevadas temperaturas creando su propia lluvia.

Aunque suene a ciencia ficción, tal y como apunta Vanguard están utilizando drones que vuelan hacia las nubes y para hacer que se produzca el fenómeno meteorológico, descargan cargas eléctricas

La carga hace que las nubes se junten y así produzcan lluvia. Se trata de una técnica, denominada como "siembra de nubes" que trata de ayudar a incrementar sus escasas precipitaciones anuales y parece que está funcionando

Estas operaciones son parte de una misión en curso de los Emiratos Árabes de 15 millones de dólares que busca generar lluvia en el país. 

Así ha gestionado la crisis una directiva que lleva 28 años en el sector aéreo y ha visto crecer a Emirates desde que aterrizó en España

La tecnología ha sido creada por varios expertos de la Universidad de Reading del Reino Unido. El profesor Maarten Ambaum, que trabajó en el proyecto, dijo que los Emiratos Árabes tenían suficientes nubes para crear condiciones que permitan la lluvia. 

"Cuando las gotas se fusionen y sean lo suficientemente grandes, caerán como lluvia", explica el profesor Ambaum a la BBC.

Los Emiratos Árabes también están buscando métodos para preservar la lluvia que golpea al suelo, en lugar de que se evapore rápidamente. Para ello, el país tiene alrededor de 130 presas y diques con una capacidad de almacenamiento de 120 millones de metros cúbicos, según el ministerio. 

El director ejecutivo del NCMS, Abdulla al-Mandoos, dijo que se estaban preparando estudios para planificar más represas y proteger el agua, con el objetivo de dirigir la lluvia "desde la nube hacia el acuífero". 

No queremos desperdiciar una gota de agua”, agrega.

Otros artículos interesantes:

Las 8 piscinas más extrañas del mundo donde pegarte un chapuzón

Los 4 mayores obstáculos que están dificultando la llegada de los coches voladores y las startups con más posibilidades de superarlos

La startup alemana de taxis voladores Volocopter patenta un diseño con alas que podría estar orientado a la movilidad regional