E484K, la mutación en la variante británica del coronavirus que preocupa a los científicos: por qué puede poner en riesgo la eficacia de las vacunas

cepa británica, Boris Jhonson

Reuters/ POOL

  • Un informe del sistema médico de Reino Unido ha descubierto una nueva mutación en la cepa británica que parece ayudar al virus a ser menos detectable por las defensas humanas.
  • Conocida como E484K, está modificación también se encuentra en las variantes de Sudáfrica y Brasil, lo que podría comprometer la eficacia de las vacunas.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El sistema de salud pública de Reino Unido ha detectado una mutación en la variante británica del coronavirus que podría hacer más difícil la lucha contra la pandemia.

La mutación E484K, que se ha producido espontáneamente en la nueva cepa de Kent, parece permitir al virus evadir las defensas inmunológicas con mayor facilidad, según recoge un informe publicado este lunes.

El estudio, realizado durante el mes de enero, analizó un total de 214.159 secuencias de la variante británica del SARS-CoV-2 —la cual ya preocupaba por su mayor capacidad de contagio—, descubriendo la mutación de la proteína E484K en 11 secuencias. 

Aunque parezca un número bajo, este hallazgo podría comprometer la efectividad de las vacunas al ayudar al virus a pasar desapercibido ante el sistema inmunitario, impidiendo que se produzca una respuesta rápida ante una infección.

Así lo apunta el microbiólogo Ravi Gupta, de la Universidad de Cambridge (Reino Unido), quien ha recreado pseudovirus de la variante británica (B.1.1.7) más la mutación E484K. Los experimentos apuntan a que esta sí parece tener un impacto en el resultado de las vacunas.

"Generamos 'pseudo' virus que llevan la proteína S del SARS-CoV-2 que tenían las 8 mutaciones B.1.1.7 + E484K. Luego mezclamos esos virus con sueros de individuos vacunados (Pfizer). En general, E484K aumenta sustancialmente la cantidad de anticuerpos necesarios para prevenir la infección de las células", ha alertado el propio investigador en su cuenta de Twitter.

La variante del coronavirus originada en Sudáfrica podría "debilitar el impacto" de las vacunas, pero no inutilizarlas

La variante británica se ha convertido rápidamente en la dominante en el Reino Unido, desde que fue detectada por primera vez a finales del año pasado. Desde entonces ha sido identificada en más de 70 países, incluyendo España y las autoridades británicas han alertado de que a su mayor capacidad de contagio podría sumarse un mayor riesgo de muerte. 

Según en El País del biólogo Iñaki Comas, codirector del consorcio que vigila los genomas del coronavirus en nuestro país, la cepa británica ya supone alrededor del 10% de los casos en territorio español.

Asimismo, la modificación E484K ha sido detectada también en las variantes brasileña y sudafricana. Esta última también ha sido identificada ya en nuestro país, tras un caso de contagio en Vigo.

El gran temor de la comunidad científica es que estas modificaciones resten efectividad en las vacunas. Recientemente se descubrió que mientras que la vacuna de Novavax mostró un 89% de efectividad en la prevención de casos de COVID-19 en Reino Unido, su efectividad descendió hasta el 49% en Sudáfrica.

Tanto Moderna como Pfizer han dicho que esperan que sus dosis funcionen contra la nueva variante, pero ambas también han comenzado a desarrollar vacunas específicas frente a las variantes por precaución. Novavax, asimismo, ha comenzado a investigar nuevas variantes de su inyección.

Aunque las mutaciones puedan limitar la efectividad de las vacunas, siguen siendo un arma efectiva para la protección frente al virus. Así lo resume Gupta, el investigador que ha recreado esta mutación de la variante británica: "Necesitamos seguir vacunando y reducir la transmisión."

LEER TAMBIÉN: BioNTech está interesada en la investigación de una vacuna española del CSIC contra el coronavirus

LEER TAMBIÉN: Los anticuerpos frente al coronavirus permanecen al menos 6 meses tras la infección, según un nuevo estudio

LEER TAMBIÉN: Una sola dosis de la vacuna de AstraZeneca podría reducir la transmisión del coronavirus en un 67%

VER AHORA: Javier Rodríguez Zapatero, presidente de ISDI: “Quien se transforme digitalmente hará un gran servicio tanto a la sociedad como a sí mismo”