Pasar al contenido principal

EasyJet pone a la venta billetes para invierno a 40 euros para intentar remontar las ventas ante caídas por el coronavirus

Avión de Easyjet
Un avión de Easyjet en el aeropuerto de Luton, en Reino Unido. REUTERS/Peter Cziborra
  • EasyJet ha puesto a la venta este miércoles billetes para invierno a 40 euros.
  • La compañía intenta así remontar la crisis del coronavirus, que ha provocado una enorme caída en los ingresos de las aerolíneas.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

EasyJet ha puesto a la venta billetes para invierno a 40 euros para intentar remontar la crisis del coronavirus, según ha anunciado este miércoles. 

La aerolínea británica ha lanzado 9 millones de billetes para 147.000 vuelos entre el 25 de octubre de 2020 y el 28 de febrero de 2021 por 39,60 euros incluyendo tasas. Estos precios estarán disponibles hasta el 25 de marzo y ya pueden comprarse, ha podido comprobar este medio.

Los viajeros que tuvieran previstos vuelos para estos días podrán cambiar sus billetes a otoño o invierno sin pagar la tasa de cambio, incluyendo Navidad y festivos hasta febrero.

La compañía asegura que "todos los clientes ahora pueden cambiar las fechas de sus próximos vuelos en cualquier momento antes de febrero de 2021", así como que "la exención de la tarifa de cambio se
aplica tanto a las reservas existentes como a las nuevas hasta nuevo aviso".

Leer más: Las aerolíneas piden 180.000 millones para salvarse de la crisis del coronavirus: aseguran que el 75% no sobrevivirá tres meses sin ayuda

"Hemos decidido avanzar la temporada de invierno para apoyar en todo lo que podamos a los pasajeros en este periodo. Por primera vez los vuelos saldrán a la venta con un precio fijo de 39,60 euros, incluyendo tasas y recargos", ha apuntado el director comercial de easyJet, Robert Carey, en un comunicado.

Las aerolíneas llevan días advirtiendo de las graves consecuencias que la crisis del coronavirus podría tener en su industria, incluyendo posibles quiebras que afectarían al turismo internacional, con posibles quiebras (lo que le ocurrió a Flybe hace unas semanas) debido a la delicada situación de tesorería de muchas ellas.

El sector se está enfrentando a una enorme caída de la demanda por el coronavirus y una avalancha de cancelaciones en medio de cierres de fronteras, advertencias de los gobiernos para que no se realicen desplazamientos y un miedo generalizado a viajar que podría extenderse durante meses —y el verano es clave para la actividad de estas empresas—.

Y además