Pasar al contenido principal

Edesa supera el concurso de acreedores, pendiente del auto judicial

Fagor
EuropaPress
  • El plan de viabilidad contempla la fabricación anual de 61.000 encimeras, un 62% de vitrocerámica y un 38% de inducción

  • En el año 2014 Edesa Industrial adquirió el negocio de electrodomésticos de las marcas Fagor y Edesa.

 

Edesa Industrial S.L. ha abandonado oficialmente la situación de concurso de acreedores tras la aprobación del convenio en la Junta de Acreedores celebrada este viernes, "únicamente pendiente del auto judicial", según ha indicado Cata en un comunicado.

En la reunión celebrada se ha ratificado la propuesta de convenio presentada en el Juzgado Mercantil número 1 de San Sebastián. Cata ha indicado que este acuerdo "se basa en un plan de reestructuración que se llevará a cabo mediante un nuevo plan comercial para el impulso de la marca Edesa".

Además, ha señalado que con la aprobación del convenio "se ha alcanzado la quita del 90% de la deuda de Acreedores y el pago en 10 años del 10% restante de la deuda".

Además, Cata ha apuntado que el acuerdo pasa por "un plan de refinanciación Bancaria de la compañía de 54,5 millones de euros" y en el que se incluyen "las amortizaciones de los diferentes tramos de entre 2018 y 2022".

Plan de viabilidad


Según ha puntualizado, esta refinanciación se llevará a cabo con el plan aprobado en el convenio de viabilidad de la compañía, que consiste en "la fabricación anual de 61.000 encimeras, un 62% de vitrocerámica y un 38% de inducción, para vender en el mercado español y en la exportación, con el desarrollo comercial nacional e internacional de línea blanca con la marca Edesa".

Este plan de viabilidad se incluye dentro del nuevo modelo de negocio aprobado en la junta de acreedores, reiniciando la fabricación de sus nuevos modelos y los modelos habituales de siempre.

Cata ha recordado que esta "compleja" operación se remonta al año 2014 en el que Edesa Industrial adquirió el negocio de electrodomésticos de las marcas Fagor y Edesa.

A ello ha añadido que en el 2015 y 2016 después de iniciar la producción de varias familias de productos, se verificó que las unidades Productivas de la antigua Fagor Electrodomésticos S. Coop. que presentó pre-concurso en octubre 2013 con una deuda superior a los 1.000 millones de euros, seguía produciendo electrodomésticos "de forma ineficiente e insostenible".

Dificultades


Además, ha citado "las dificultades de alcanzar un acuerdo con las empresas acreedoras y las compañías de la Corporación Mondragón, propietarios de la marca, actualmente todavía en litigio, de los inmuebles en arrendamiento, y proveedores de una gran parte de los componentes y servicios".

Edesa Industrial presentó pre-concurso de acreedores el 30 de junio de 2017 y concursó unos meses después. En el mes de diciembre se presentó la propuesta anticipada de convenio, liderada por un Industrial Bursátil europeo con una aportación financiera de 32 millones y que permitiría mantener de 175 a 200 puestos de trabajo, que no fue aceptada por los propietarios de la marca.

A continuación, Edesa Industrial presentó el convenio aprobado este viernes sin contar con la marca Fagor mientras esta se mantenga en la disputa judicial elevada a la Audiencia.

El socio director de la oficina de Cata en Barcelona, Santiago Torent López de Lamadrid, ha coordinado el proyecto. Cata ha indicado que el pasado año las ventas en CNA Group "se incrementaron un 11,3% con respecto al año anterior, con un moderado crecimiento en el mercado español y un importante avance en las exportaciones".

Te puede interesar