Estados Unidos recupera el primer puesto en el ranking de la supercomputación gracias a un superordenador que ha roto la barrera del exaflop

Frontier, el nuevo superordenador más potente del mundo, en el Laboratorio Nacional Oak Ridge (Estados Unidos).
Frontier, el nuevo superordenador más potente del mundo, en el Laboratorio Nacional Oak Ridge (Estados Unidos).

Laboratorio Nacional Oak Ridge

En la particular carrera por lograr el superordenador más potente del mundo, Estados Unidos se ha puesto de nuevo a la cabeza y ha superado una barrera nunca alcanzada antes por estos equipos.

Este lunes se ha publicado la 59ª versión de la lista que recoge a los 500 superordenadores más potentes del mundo disponibles comercialmente, que elaboran los principales laboratorios de supercomputación del mundo.

En este ranking, el superordenador Frontier, creado por el Laboratorio Nacional Oak Ridge de Estados Unidos, ha conseguido la primera posición, como recogen los creadores del Top 500 en un comunicado.

Con una capacidad de cálculo de 1,102 exaflops (unidad que representa un trillón de operaciones de coma flotante por segundo), Frontier ha sido certificado como la primera máquina del mundo que supera la barrera del exaflop en la práctica.

Este superordenador emplea la arquitectura Cray EX235a desarrollada por la compañía HPE y está equipado con procesadores diseñados por AMD del modelo EPYC 64C y 2GHz de potencia. También tiene un total de más de 8,7 millones de núcleos y una eficiencia energética de 52,23 gigaflops por vatio.

Con Frontier, Estados Unidos adelanta a Japón en la carrera por la supercomputación. Con el superordenador Fugaku, creado por el centro RIKEN de ciencias informáticas de Kobe, el país asiático había liderado el ranking internacional durante los últimos 2 años. Ahora, es segundo.

Así es LUMI, uno de los superordenadores más potentes del mundo que pretende evitar pandemias y promover la transición ecológica

La lista de los 10 superordenadores más potentes del mundo ha tenido otros cambios entre los que se encuentra el ascenso a la tercera posición del superordenador LUMI, ubicado en Finlandia

Aunque LUMI supera los 1,1 millones de núcleos en total y alcanza los 152 petaflops (la unidad 1.000 veces menor que el exaflop), este superordenador está a una distancia considerable de Fugaku, que es 3 veces más potente.

Europa consigue otra posición entre los 10 superordenadores más potentes del mundo con el francés Adastra, desarrollado por GENCI-CINES, que se encuentra precisamente en la décima posición con un resultado de 46,1 petaflops de cálculos.

China y Estados Unidos mantienen la rivalidad, pero el país asiático se distancia

En la lista global de 500 superordenadores, se aprecia claramente la rivalidad entre Estados Unidos y China, que son los países con más equipos, con el país asiático por delante. Sumados, ambos países son responsables de casi 2 tercios del total del Top 500.

China ha fabricado 173 de los 500 superordenadores más potentes del mundo. No solo se coloca primera en el ranking por países, sino que además se mantiene con respecto a la lista del año pasado.

Por contra, Estados Unidos sigue siendo segundo pero experimenta una caída en el ranking global, y pasa de los 150 superordenadores del año pasado a 126 de los integrantes del Top 500.

Otros artículos interesantes:

Este superordenador japonés es ya el más rápido del mundo

El Gobierno destina 22 millones para crear un superordenador cuántico y comenzar a abordar problemas "reales" con esta nueva tecnología

Tesla demanda a un exingeniero por mantener secretos de la empresa en sus dispositivos personales sobre un proyecto confidencial de un superordenador

Te recomendamos