El plan de la UE para financiar la recuperación del coronavirus con impuestos a la contaminación del transporte marítimo choca con el rechazo de EEUU

Un barco carguero saudí se aproxima al puerto francés de Le Havre
Reuters
  • La Comisión Europea ha propuesto ampliar su Sistema de Comercio de Emisiones contaminantes al transporte marítimo, como parte de las medidas para costear el fondo de recuperación del coronavirus de la economía europea y promover una reconstrucción económica sostenible.
  • El Pacto Verde de la CE implica invertir el 30% de ese fondo, valorado en 750.000 millones de euros, y del presupuesto comunitario para los próximos 7 años en proyectos relacionados con medio ambiente para convertirse en el primer continente con una huella de carbono cero en 2050.
  • Sin embargo, el plan para cobrar impuestos ambientales al transporte marítimo ha chocado con la oposición del sector y la Cámara de Transporte Maritímo de EEUU ha pedido a todos los gobiernos extracomunitarios que se opongan a la medida, lo que podría generar nuevas guerras comerciales, según CNN.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La Unión Europea se ha propuesto salir de la crisis económica provocada por el coronavirus a través de medidas ambientales que refuercen los objetivos climáticos de los 27. Sin embargo, los primeros pasos de su plan de recuperación sostenible han generado críticas desde fuera de la UE que podrían derivar en nuevos conflictos comerciales, como el que Washington mantiene con Bruselas desde 2018.

En este caso, la polémica ha surgido por la propuesta de la Comisión Europea para ampliar su Sistema de Comercio de Emisiones contaminantes al transporte marítimo, como parte de las medidas para costear el fondo de recuperación del coronavirus de la economía europea y promover una reconstrucción económica sostenible, que se ha topado con la oposición de este sector y de uno de sus principales rivales comerciales. 

Leer más: Europa ha reducido un 60% sus emisiones diarias tras el confinamiento por el coronavirus, pero los expertos alertan del posible efecto rebote cuando acabe

Así, la Cámara de Transporte Maritímo de EEUU ha pedido a los gobiernos extracomunitarios que se opongan a la medida, con la que la CE prevé financiar parte del plan europeo de recuperación del coronavirus, según recoge CNN. El organismo sectorial estadounidense ha defendido que la Organización Marítima Internacional, dependiente de la ONU, es la única autoridad competente sobre las emisiones contaminantes de los cargueros.

La CE estima que extender su Sistema de Comercio de Emisiones al sector del transporte marítimo, que mueve el 80% del volumen mundial de mercancías, y ampliar las tasas que pagan las aerolíneas por la contaminación que generan supondrá un aporte de 10.000 millones de euros al año a las arcas comunitarias y permitirá reducir las emisiones de CO2 que genera el transporte en un 90% para alcanzar sus objetivos climáticos.

Esta medida forma parte del proyecto de la Comisión Europea para convertir Europa en el primer continente con una huella de carbono cero en 2050, el llamado Pacto Verde, que fue presentado por la nueva presidenta de la CE, Ursula von der Leyen, durante su toma de posesión en el cargo en 2019. Un año después, esta medida se convierte en un nuevo punto de fricción comercial con EEUU

Sin embargo, los detractores de este plan critican que Bruselas esté buscando que otros países paguen su plan de recuperación del coronavirus. De hecho, el Pacto Verde implica invertir el 30% de ese fondo, valorado en 750.000 millones de euros, y del presupuesto comunitario para los próximos 7 años en proyectos relacionados con medio ambiente para alcanzar las metas climáticas marcadas para 2050.

El vicesecretario general del Consejo Marítimo Internacional y del Báltico, Robert Pedersen, ha asegurado a CNN que la propuesta comunitaria supone pedir a EEUU y China que ayuden a financiar la reconstrucción europea tras la pandemia. "Esta es una admisión de que no se trata de clima en absoluto, se trata de recaudar fondos", ha criticado, señalando que el aumento de costes se trasladará a los precios que pagan los consumidores.

No obstante, la propuesta de la CE todavía no ha entrado en vigor y todavía faltan varios trámites para que sea oficialmente aprobada. Por el momento, ha recibido el respaldo de la comisión sobre Medio Ambiente del Parlamento Europeo, pero necesita recibir el apoyo mayoritario de la Eurocámara y el de los líderes de los estados miembros de la UE, una decisión que no se espera hasta 2021, según CNN.

Otros artículos interesantes:

9 cursos de informática online gratuitos hasta final de año con los que puedes obtener certificados para añadir a LinkedIn

Una buena noticia sobre el coronavirus: los científicos detectan signos de inmunidad al COVID-19 a largo plazo incluso después de padecer infecciones leves

6 sorprendentes desventajas de ser extremadamente inteligente