Los 5 efectos secundarios más comunes de las vacunas de refuerzo, según más de 11.000 personas que las han recibido

Los 5 efectos secundarios más comunes de las vacunas de refuerzo, según 11.290 personas que las han recibido

Amir Cohen/Reuters

  • Las vacunas de refuerzo se ofrecen ahora a todos los adultos en Estados Unidos.
  • Los efectos secundarios de las terceras inyecciones de COVID-19 tienden a ser más leves que las segundas, según los primeros datos de los CDC (Centros para el Control y Prevención de Enfermedades).
  • El cansancio, la fiebre y los dolores de cabeza siguen siendo habituales durante uno o 2 días después de un refuerzo.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Las vacunas de refuerzo están ahora disponibles para todos los adultos vacunados contra el COVID-19 en Estados Unidos, al menos 6 meses después de recibir las vacunas de Pfizer o Moderna o al menos 2 meses después de la vacuna de una sola dosis de Johnson & Johnson.

[En España, por ahora no se ha aprobado la vacuna de refuerzo para la población general, pero sí se han ido autorizando terceras dosis para personas inmunodeprimidas graves, mayores de residencias y personas con la inmunidad baja, mayores de 70 años y aquellas que han recibido la vacuna monodosis de Janssen.]

Para las personas que vayan a vacunarse, se recomienda tomarse las cosas con calma durante un día. Los efectos secundarios leves de la vacuna de refuerzo suelen comenzar horas después de la vacunación y duran uno o 2 días, por lo que es bueno estar preparado para descansar. 

Ya se han vacunado más de 36 millones de personas en Estados Unidos. La base de datos VAERS del gobierno federal, un sistema pasivo de autoinformación sobre los efectos secundarios posteriores a la vacunación, ha mostrado que los problemas más comunes de los que se han quejado las personas después de recibir las vacunas de refuerzo han sido dolores de cabeza, fatiga y fiebre. 

Estos son los 5 síntomas más importantes después de la vacuna de refuerzo, según más de 11.000 personas que han registrado voluntariamente sus datos en el VAERS.

 síntomas más importantes después de la vacuna de refuerzo, EE. UU.

Hasta ahora, las personas que han informado de los síntomas de la vacuna de refuerzo en VAERS suelen ser mayores (el 46% tiene 65 años o más), y la mayoría son mujeres (67%). 

No obstante, sus síntomas reflejan lo que otros estudios han mostrado de forma más amplia entre los vacunados de todas las edades y sexos, y complementan la base de datos de mensajes de texto v-safe, mucho más amplia, que ya tiene información sobre los efectos secundarios de las vacunas en más de 725.900 dosis de refuerzo en los Estados Unidos. 

En general, las personas que han recibido vacunas de ARNm (Pfizer, Moderna) han dicho que sus efectos secundarios después de una tercera dosis eran más leves que después de una segunda

La queja más común, independientemente de la vacuna que se recibiera, ha sido el dolor en el lugar de la inyección. (Esa queja ha sido tan frecuente, de hecho, que las personas que han registrado su información en el sistema abierto "describe tus síntomas aquí" del VAERS han sido mucho menos propensas a mencionarla que otras reacciones adversas). 

Menos del 10% de los participantes en v-safe han señalado que no podían trabajar después de recibir un refuerzo

Las faltas de asistencia a la escuela o al trabajo tienden a ser más frecuentes entre las personas que cambian al refuerzo de Moderna después de la vacuna de Pfizer, ya que la primera es una vacuna de dosis más alta que suele tener efectos secundarios más fuertes, lo que puede estar relacionado con una protección inmunitaria ligeramente mejor, según algunos estudios iniciales. 

Esperanza en que las vacunas de refuerzo proporcionarán una protección más fuerte y prolongada

Aunque es más importante que los adultos mayores reciban las vacunas de refuerzo, los expertos en salud subrayan que, ahora que se acercan las fiestas y aumentan los casos de COVID-19 y las hospitalizaciones, las vacunas de refuerzo ayudarán a todos los adultos a mantenerse más sanos. 

La protección inmunitaria adicional que proporcionan las dosis de refuerzo contra las infecciones puede no ser permanente, ni perfecta, si no se amplía la cobertura de vacunación. Pero la capa adicional de confianza inmunológica durante los meses de invierno, cuando la gente se reúne en el interior, es algo que muchos expertos dicen que es prudente a nivel de toda la comunidad. 

En un plano individual, recibir un refuerzo meses después de una serie de vacunas primarias también puede proporcionar una forma más fuerte y duradera de protección contra las infecciones por coronavirus. 

Al menos, eso es lo que espera el Dr. Anthony Fauci, director de la rama de enfermedades infecciosas de los Institutos Nacionales de Salud estadounidenses. 

"Se denomina inmunológicamente maduración por afinidad, lo que significa que los linfocitos B que van a fabricar los anticuerpos tienen la oportunidad de ganar mayor fuerza y —esperemos— mayor durabilidad", ha declarado Fauci el lunes 22 durante la sesión informativa COVID-19 de la Casa Blanca, explicando el beneficio del intervalo de 6 meses entre la segunda y la tercera dosis de las vacunas de ARNm.

"Espero, y creo que hay una posibilidad razonable, que la durabilidad de la protección tras la tercera dosis sea mayor", ha añadido.

Otros artículos interesantes:

Estos son los efectos secundarios más comunes de la tercera dosis de la vacuna de Pfizer contra el coronavirus

Salud Pública aprueba la vacuna de refuerzo contra el coronavirus para personas inmunodeprimidas graves

Los 5 beneficios de las dosis de refuerzo que van más allá de la eficacia de la vacuna

Te recomendamos

Y además