La eficacia real de la vacuna de Moderna contra el coronavirus podría conocerse en menos de 6 meses si todo sale bien

Vacuna contra el COVID-19.
Imperial College London/Thomas Angus/vía REUTERS
Cintillo especial Coronavirus

Los datos sobre la eficacia de la prometedora vacuna de Moderna podrían estar listos para el 26 de noviembre de 2020, el Día de Acción de Gracias, según ha señalado "cautelosamente" el director ejecutivo de la compañía, Stephane Bancel a Bloomberg.

"Esta es la mejor línea de tiempo", ha sostenido el CEO de la biotecnológica durante la entrevista, reconociendo que, para ello, están trabajando las 24 horas de los 7 días de la semana para "llegar a la meta". 

Según Bancel, el virus no es demasiado complicado —atendiendo a que no han sido numerosas sus mutaciones aunque sí más contagiosas que las originales— y asegura que una de varias vacunas en desarrollo conseguirá resultados gracias a la colaboración del equipo. 

"Creo que una de varias vacunas va a llegar a la línea de meta. El virus no es demasiado complicado. Las empresas están muy comprometidas. Todos trabajan 24/7 y, literalmente, recibimos emails del Gobierno a las 2:00 de la mañana. La colaboración es maravillosa", dice a Bloomberg.

Leer más: Las primeras vacunas contra el coronavirus podrían proteger contra la enfermedad, pero no evitar la infección

Ya a mediados de mayo, la Moderna daba sus primeros resultados prometedores con respuesta de anticuerpos en humanos en un pequeño grupo de voluntarios sanos, pero todavía no evidenciaban si esquivaba la infección. 

De hecho, ha aclarado al medio que el principal objetivo es evitar la enfermedad, no si pueden infectarse o no con el nuevo coronavirus.

"La prioridad número uno es asegurarse de que no se enferma, porque, evidentemente, las personas mueren por la enfermedad [COVID-19], no por infección", apunta.

Algo que otros expertos habían apuntado con anterioridad. "Con que proteja contra la enfermedad o disminuya el contagio ya tendría sentido", dice Adolfo García-Sastre, director del Instituto de Salud Global y Patógenos Emergentes vinculado al Hospital Monte Sinaí de Nueva York.

Pero, para que sea una realidad, queda esperar la final del ensayo que empezará en julio con 30.000 voluntarios, ha revelado a Bloomberg. Mientras, su precio y su acceso sigue siendo evaluados para que pueda llegar a todo el mundo —aunque puede que ni siquiera haya suficientes viales de vidrio para ello

Otros artículos interesantes:

10 farmacéuticas están trabajando juntas para desarrollar un tratamiento con la sangre de los pacientes recuperados de COVID-19 y planean comenzar las pruebas en humanos el próximo mes

Pekín reconoce que su brote de coronavirus es "extremadamente grave", restringe los viajes y realiza más de 90.000 pruebas diarias para frenar el rebrote

Varios estudios revelan que el efecto de las mascarillas para frenar el coronavirus sería mayor si el 100% de la población las usase